Comparte esta noticia

El mercado en farmacia, estancado por las bajas tasas de gripe y alergia

Concha Almarza, directora general de QuintilesIMS

Concha Almarza, directora general de QuintilesIMS

CARLOS ARGANDA  |    26.07.2017 - 11:08

Hace unos días publicábamos que el mercado en farmacia había caído en unidades y se había estancado en valores en los primeros seis meses de año. La respuesta al motivo de tal comportamiento y ha venido de la mano de la consultora QuintilesIMS que ha analizado los datos, profundizando en los distintos grupos terapéuticos y ha ofrecido una respuesta plausible a dicho comportamiento.

El adelantamiento del pico de la gripe al mes de diciembre de 2016 y la baja incidencia de alergias durante la primavera han provocado una importante reducción de las dispensaciones de medicamentos indicados para el aparato respiratorio en este tipo de procesos, y es la principal razón del estancamiento observado en el mercado de oficina de farmacia durante el primer semestre del año.

De este modo, tal y como señala a Diariofarma la directora general de la consultora, Concha Almarza, “sin descartar que pueda haber cierta ralentización en el mercado de prescripción frente a 2016, lo que si podemos afirmar es que una parte importante de la dinámica total viene marcada por motivos más relacionados con la climatología y su impacto en la incidencia de determinado tipo de indicaciones (alergia y gripe/catarro) que con otro tipo de causas”.

En lo que se refiere al pico de incidencia de la gripe, si se compara la temporada 2016-17 con la anterior, se puede observar claramente cómo el pico este año se alcanzó en la segunda o tercera semana de año y solo duró dos semanas, por lo que todo el crecimiento previo cayó en 2016. Por el contrario, en la temporada anterior el pico fue sostenido al menos durante ocho semanas y el inicio de su crecimiento ocurrió ya en enero de 2016. De este modo, los primeros meses de 2016 tuvieron muchos más días de altas tasas de gripe que los primeros meses de 2017, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Con la alergia ocurre algo similar. Parece ser que este año los cambios de temperatura existentes y las precipitaciones han permitido que la incidencia de casos de alergia sean mucho menores y su duración más corta.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Estas dos situaciones se observan muy claramente al analizar las ventas de los medicamentos implicados en cada uno de los procesos.

Si nos fijamos en gripe, tras un enero en el que los antigripales y los sedantes de la tos crecieron de forma importante (hasta un 47,4% respecto al mismo mes del año anterior); en los siguientes meses la reducción ha sido muy importante y sostenida, acumulando cinco meses con caídas del mercado de entre el 16 y el 30% cada mes. De este modo, en los primeros seis meses de año, los medicamentos del aparato respiratorio registran una caída del 18,7% en unidades con respecto al mismo periodo del año anterior, circunstancia que en el cuarto mercado de mayor tamaño en unidades tiene un importante impacto en el total.

Además, según Almarza, el hecho de que el impacto sobre los productos de gripe, resfriado y alergias sea similar en productos de prescripción que en los de autocuidado es un signo más de que hay una agente externo al sistema que ha influido en el comportamiento. “El mismo análisis en el mercado de CH nos lleva a encontrar la misma tendencia, incluso más acusada, en el grupo de aparato respiratorio”, asegura la directora general de QuintilesIMS.

No obstante, el comportamiento de otros grupos terapéuticos, como los medicamentos del aparato digestivo, que han bajado un 2,5% en el primer semestre de año, también han contribuido de forma importante al estancamiento del gasto. De hecho, aunque en menor medida, los diez principales grupos terapéuticos en unidades han perdido mercado en los primeros seis meses de año.

Como conclusión del comportamiento que está teniendo el mercado en este inicio de año, Almarza considera que se han dado diversos factores que, junto al comportamiento de grupos terapéuticos concretos, como el de respiratorio, explican la situación. Esta experta destaca que “desde febrero venimos observando que el mercado de prescripción muestra decrecimientos en valores que están originados por un decrecimiento, aún más acusado en unidades”. Según explica, febrero, marzo y abril fueron meses en los que el crecimiento es difícil de interpretar ya que hubo variación en los días hábiles de facturación: febrero de 2016 fue bisiesto, por lo que este año ha tenido un día menos de facturación, y la Semana Santa cambió de mes entre marzo y abril en 2016 y 2017, lo que también afecta al mercado en esos meses. A partir de ahí, en mayo el mercado “recuperó crecimiento positivo en unidades, aunque bastante por debajo del mes de enero”, y, en junio, al “constatar que el mercado volvía a decrecer estaba claro que estábamos antes una tendencia que afectaría al año completo”.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz