Comparte esta noticia

Precauciones con la medicación ante una ola de calor

¿Quieres saber lo último de...

DIARIOFARMA  |    27.07.2017 - 15:42

Qué precauciones debemos de tener con  nuestra medicación en caso de una ola  de calor.

Las altas temperaturas que se  alcanzan durante el verano pueden tener  consecuencias negativas para nuestra  salud, por ejemplo, puede producirse el  llamado síndrome de agotamiento, que se  produce normalmente por una  deshidratación o el más temible golpe  de calor en el cual se produce una  elevadísima temperatura corporal,  que puede llegar a causar la muerte del  paciente si no se toman medidas rápidas.

Entre los principales factores de riesgo  de estas situaciones  encontramos las edades extremas, tanto  niñas pequeñas como pacientes  de edades avanzadas,  tener determinadas patologías o estar  en tratamiento con algunos medicamentos  Existen diferentes mecanismos por los  cuales los medicamentos pueden agravar  los efectos del calor sobre nuestra salud,  de tal manera, por ejemplo, los  medicamentos diuréticos puede favorecer  la deshidratación.

Otros medicamentos puedan afectar  a la función de nuestros riñones  por ejemplo, los antiinflamatorios ciertos  antihipertensivos o los antidiabéticos.

En tercer lugar, existen algunos  medicamentos que pueden interferir con  los mecanismos que tiene nuestro  organismo para perder calor,  por ejemplo, hay algunos medicamentos  como los antihistamínicos,  los antidepresivos o medicamentos para el  párkinson, que pueden impedir la sudoración.

Además, existen algunos medicamentos que  pueden reducir la dilatación de los  vasos sanguíneos de nuestra piel,  otro mecanismo para perder calor, entre  ellos, encontramos medicamentos de amplio  uso como pueden ser los  descongestionantes nasales y también  medicamentos para el tratamiento de la  migraña.

Por último, hay algunos medicamentos que  van a aumentar directamente la  temperatura corporal, por ejemplo  medicamentos para el tratamiento de la  esquizofrenia, algunos antidepresivos,  antitusivos o incluso algunos  analgésicos como el tramadol.

Por tanto, si usas algunos de estos medicamentos en  caso de ola de calor  asegúrate de estar bien hidratado.

Se recomienda, generalmente, y salvo que el médico  indique lo contrario,  consumir alrededor de unos dos litros de  líquidos durante el día y aumentar el  consumo de frutas y verduras-  Evita exponerte al sol durante las horas  centrales del día  y utiliza ropa fresca de tejidos naturales,  que favorezcan la sudoración.

Por último, y no menos importante, no  tomes medicamentos sin recomendación de  tu médico o de tu farmacéutico.

Recuerda, consulta siempre con tu farmacéutico de  confianza él te podrá informar sobre  qué medicamentos pueden afectar  negativamente en caso de calor extremo,  y de cualquier otra duda que tengas.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz