Comparte esta noticia

QuintilesIMS propone que la farmacia dispense, pero no compre, los DH sin cupón precinto

Concha Almarza, directora general de QuintilesIMS

FRAN ROSA  |    07.09.2017 - 15:17

La directora general de QuintilesIMS, Concha Almarza, ha participado en una jornada organizada por Cofares en la Universidad Menéndez Pelayo, en Santander, y ha mostrado los resultados del 'Informe de acceso a medicamentos biotecnológicos. Puntos débiles de la situación actual', elaborado por esta consultora para esta empresa de distribución farmacéutica con el objetivo analizar la situación de los DH sin cupón precinto y articular una propuesta que los devuelva a la oficina de farmacia. La principal conclusión de Almarza es que cualquier modelo que quiera convencer a la Administración tendrá que igualar los 54 millones de euros en ahorros que habría generado esta medida, para lo cual, Almarza, aludió a la posibilidad de que sea la Administración quien negocie con la industria y compre, y mayoristas y farmacias distribuyan y dispensen, respectivamente, obteniendo una remuneración por sus servicios.

Almarza comenzó su intervención señalando que los DH sin cupón precinto representan el 1% en unidades y casi el 19% en valores con respecto al mercado total de medicamentos biológicos que se dispensan en España, lo que supone unos 900 millones de euros valorados a Precio Venta Laboratorio (PVL) y unos dos millones de envases. Dentro de este grupo, hay fármacos para enfermedades autoinmunes, oncológicos, vacunas (puso como ejemplo la del VPH) y opciones terapéuticas para la hipercolesterolemia y el asma grave. Según el análisis realizado por la consultora, valorando las causas de dispensación en el hospital, sólo los últimos quedarían excluidos de una posible vuelta a la farmacia comunitaria por la necesidad de mantener un control clínico estrecho.

La directora general de QuintilesIMS consideró, sobre la base del análisis realizado, que el hecho de que el resto hayan sido desplazados al hospital tiene que ver con los ahorros que consigue la Administración al negociar directamente con la industria, unos ahorros que cifró en unos 54 millones de euros para toda la lista de DH sin cupón precinto que elaboró el Ministerio de Sanidad en su día. No obstante, la consultora ha estimado otras ventajas y perjuicios de este modelo. Entre ellos, los 35 kilómetros de media que tienen que recorrer los pacientes para obtener su medicación, cuyo coste han cuantificado en unos 12 millones de euros; los más de 7 y 46 millones de euros que dejan de ingresar mayoristas y farmacias, respectivamente (la suma del ahorro que se genera), o los 10 millones en gastos de personal para una dispensación adecuada en los servicios de Farmacia, que han pasado a gestionar dos millones de unidades que antes estaban en la botica. Sin contar que, según el análisis realizado con 14 de estos fármacos, "el número de dispensaciones habría aumentado al pasar al hospital, lo que indica que no hay base para decir que este canal es más eficiente", señaló Almarza.

Para la directora general de Quintiles, "es difícil pensar que si la Administración ahorra 54 millones de euros con este modelo vaya a asumir los 54 millones que costaría devolverlos a la farmacia", por lo que abrió la puerta a estudiar otras fórmulas. Y en ese sentido hizo referencia a los existentes en otros países del entorno, como Alemania, Francia, Italia o Irlanda, de los cuales se podrían sacar algunas ideas de cara a la propuesta que quieren presentar Fedifar y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos al Ministerio de Sanidad con el fin de restablecer la situación previa a 2010, cuando las comunidades autónomas comenzarón a dispensar estos medicamentos en el hospital por una cuestión de costes.

Los modelos de los países del entorno

Del modelo francés y el alemán destacó que todos estos productos se dispensan en la farmacia comunitarias, aunque recordó que en ambos países es la Administración la que negocia directamente con los laboratorios las condiciones de adquisición. También se refirió al modelo adoptado en Italia para fármacos caros, "en los cuales los gobiernos regionales acuerdan condiciones con los fabricantes, el mayorista compra con esas condiciones y la farmacia dispensa, pero no es propietaria del producto y cobra por dispensación", y al irlandés, donde ni farmacia ni distribución llegan a ser propietarios del fármaco, que es recogido por el paciente en la farmacia que él mismo elija y ésta cobra 62 euros cuando constata la dispensación del producto.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Con estas opciones sobre la mesa, desde QuintilesIMS opinan que la mejor solución para el caso español sería "que los productos se distribuyan y dispensen por mayoristas y farmacias y que sea la Administración quien negocia el precio/descuento con el fabricante, remunerando después el servicio de los primeros". "Lo que proponemos es que ni farmacéutico ni mayorista lleguen a ser dueños, un modelo parecido al de Italia o Irlanda puede permitir mantener el ahorro de la Administración, sin que farmacias y mayoristas pierdan esos productos". Y es que, prosiguió Almarza, "está perfectamente avalada la experiencia de la farmacia para la dispensación de estos productos, tanto por su experiencia en la gestión de biológicos (el 82% se dispensa actualmente en boticas), como porque en Europa ya se hace. De esta forma, además, se consigue mejorar la calidad de vida del paciente, ya que se le evitan desplazamientos y el farmacéutico tiene un mayor control del resto de enfermedades y tratamientos que toma el paciente".

La visión de la distribución

El trabajo que ha presentado QuintilesIMS al encargo que hizo Cofares está en línea con un trabajo que había solicitado la patronal de empresas de distribución farmacéutica, Fedifar, para plantear, de la mano del CGCOF, una fórmula que sirva para convencer al Ministerio de Sanidad de que la dispensación de los DH sin cupón precinto en la farmacia comunitaria puede ser eficiente. De hecho, según ha podido saber Diariofarma, ambas entidades trabajan en una propuesta que no suponga una ruptura del modelo actual, aunque, como afirmó el presidente de Fedifar en una entrevista reciente con Diariofarma, tienen claro que no puede generar un mayor coste para la Administración.

En lo que respecta a Cofares, su presidente, Juan Ignacio Güenechea, intervino en la misma mesa en la que lo hizo Almarza para matizar que la propuesta de QuintilesIMS no representa la posición de la cooperativa y explicó que habían pedido este trabajo "haciendo un ejercicio de honestidad intelectual y para ponerlo a disposición de quien lo necesite". Dicho esto, opinó que "pensar que a estas alturas se puede recuperar lo perdido es una equivocación, ya que hay que tener en cuenta los ahorros que consigue la Administración con este modelo" de dispensación en el hospital. Por eso, llamó a "introducir heterodoxia en el debate" y defendió la necesidad de "hacer esfuerzos con la vista puesta en el futuro".

En lo que tiene que ver con Cofares, aseguró que se podrían "adaptar a un modelo de no propiedad" de los medicamentos, aunque llamó a enfocar el tema de la remuneración "desde un punto de vista más global, ya que se podrían estar poniendo en peligro otras situaciones", aunque no las concretó.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz