Comparte esta noticia

Si quieren pacientes, expliquen mejor los ensayos clínicos

BELÉN DIEGO  |    12.09.2017 - 23:59

A pesar de que muchos pacientes consideran importante tener acceso a ensayos clínicos, un nuevo estudio presentado en el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) en Madrid muestra que la mayor parte de ellos no acaba de entender sus claves metodológicas.

La autora del trabajo, Catherine Kelly, del Hospital Universitario Mater Misericordiae de Dublín (Irlanda), ha reconocido en el encuentro que como oncóloga médica, ha experimentado situaciones en las cuales los pacientes se han negado a participar en ensayos clínicos debido a que ideas equivocadas sobre éstos. A su entender, para aumentar la participación será necesario comprender en primer lugar qué factores influyen en las decisiones de los pacientes a este respecto.

A partir de un sondeo anónimo en el que se incluyeron 1.090 pacientes adultos con cáncer tratados en 14 centros de Irlanda, los autores pudieron confirmar hallazgos previos: conceptos como “azar” y “aleatorización” resultaron difíciles de comprender para una proporción significativa de pacientes.

Más de la mitad de quienes habían participado en ensayos clínicos en el pasado, y 73% de quienes nunca lo habían hecho, no comprendían que en un estudio aleatorio, el tratamiento administrado se decidía al azar. “Además, observamos que la mayoría de los pacientes no comprendía que en un ensayo nadie sabe qué tratamiento es el mejor. Sorprendentemente, esa falta de comprensión fue más acusada en pacientes que habían participado previamente en algún ensayo. El 60% de ellos creían que su médico sabía cuál de las ramas del estudio era mejor”, ha añadido.

Consentimiento (no tan) informado

Kelly ha recordado en ESMO que el consentimiento informado exige que los pacientes comprendan estos conceptos, y que los médicos se los expliquen debidamente es crucial para aliviar posibles temores que les harían decidir no enrolarse.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Bettina Ryll, responsable del grupo de trabajo para pacientes de ESMO (PAWG), se ha declarado “sorprendida” por la media de edad del grupo de pacientes incluidos en el trabajo, 60 años. “Sería interesante comparar estos datos con los de una población de pacientes más jóvenes, que acceden a la información por vías muy diferentes”.

Ryll ha recordado que pacientes y médicos tienen una forma muy diferente de concebir los ensayos clínicos, y que el diseño de los estudios es un asunto complejo al que muchas personas con cáncer tienen que enfrentarse en el curso del tratamiento. Considera que el PAWG desempeña un trabajo crucial en la formación de los médicos para garantizar que los pacientes están bien informados y tienen la oportunidad de participar en las investigaciones que pueden ser beneficiosas para ellos.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz