Comparte esta noticia

La Rioja: se expande el programa de AF a residencias desde el hospital

José Ignacio Torroba, a la derecha de la imagen, en un acto reciente en el que hizo balance del programa de atención farmacéutica a residencias de La Rioja.

FRAN ROSA  |    14.09.2017 - 11:56

Hasta la aprobación del RDL 16/2012, las oficinas de farmacia eran las responsables de la prestación farmacéutica a residencias en La Rioja, como en la mayoría de las comunidades autónomas. Tras la entrada en vigor de esta normativa, los centros sociosanitarios con más de 100 camas estaban obligadas a crear un servicio de Farmacia propio o adherirse al de un hospital. La Consejería de Salud optó por la segunda opción y encargó un proyecto para ponerla en práctica, el cual fue liderado por José Ignacio Torroba, responsable del Servicio de Farmacia del Hospital de San Pedro de La Rioja, responsable del programa de atención farmacéutica que, cuatro años después, continúa su proceso de expansión a nuevas residencias.

Actualmente, el Servicio de Farmacia del Hospital de San Pedro da atención farmacéutica a 11 residencias. A éstas se suman las tres adheridas al de la Fundación Hospital de Calahorra. En total, entre los dos centros atienden a más de dos tercios de los residentes que hay en la región: unos 2.200 de más de 3.000 que hay contabilizados, una cifra que ha ido creciendo, ya que las residencias se han ido incorporando al Programa paulatinamente, en función de distintos criterios. El más importante, que superen el número de camas que marca la ley. Después, que sean de titularidad pública o privada y que tengan concierto con la Consejería de Sanidad.

Con estos criterios, la idea es seguir incorporando nuevas residencias al programa. Las primeras son algunas de más de 100 camas que aún no están incluidas. "También hay algunos centros que no superan el número establecido en el RDL 16/2012 pero que nos han solicitado su inclusión", explica Torroba. En total, unos 400 residentes más que recibirán atención farmacéutica desde el Servicio de Farmacia del Hospital de San Pedro.

De cara a esa ampliación, se prevé la adquisición de nuevas tecnologías que faciliten la labor de preparación de la medicación, por un lado, y que ayuden a la clasificación de las distintas tomas diarias para cada paciente. "La operación ya está aprobada. Estamos pendientes de que se adjudique y de recibirla", puntualiza el jefe del Servicio de Farmacia. Y añade: "Hasta ese momento no podremos incorporar nuevas residencias". Y es que, actualmente atienden a 600 pacientes ingresados y otros 1.700 derivados del Programa que incluye a los centros sociosanitarios.

La labor de los farmacéuticos

Para la asistencia a las residencias cuentan con dos farmacéuticos especialistas, "que se dedican a ello casi exclusivamente". Estos realizan unas 200 actuaciones diarias, entre validaciones y propuestas de cambio de tratamiento. "Verifican, contrastan con la variedad disponible y consensúan el mejor tratamiento con el médico de la residencia. El farmacéutico especialista pasa el día colgado al teléfono y permanece en la residencia todo el tiempo que necesita para que se produzca ese diálogo, tratando de incorporar también criterios de eficiencia", prosigue Torroba. 

Otra fortaleza del Programa, explica el jefe del Servicio de Farmacia del Hospital de San Pedro, es que posibilita a los médicos de las residencias acceder a la historia clínica electrónica de La Rioja, "donde no sólo ven el módulo de prescripción de los médicos del hospital, sino que tienen acceso a las pruebas diagnósticas, los resultados de análisis clínicos, sin tener que esperar a que el centro en cuestión se los envíe". El programa también garantiza una correcta conciliación de la medicación cuando el paciente vuelve a la residencia tras una consulta o un ingreso.

En lo que respecta al envío de la medicación a las residencias, éste se realiza a través un sistema de transporte concertado. En principio, se hace un reparto semanal, aunque hay un servicio diario para los casos en los que se incorpora un nuevo medicamento al plan farmacoterapéuitco de los pacientes. En ese envío semanal van las bolsas personalizadas que después el personal de Enfermería de la residencia se encarga de fraccionar y administrar. En lo que respecta al fraccionamiento, se espera facilitar mucho esa labor con la nueva tecnología, que va a permitir hacer llegar el tratamiento para cada franja del día.

 

Ahorros conseguidos

Además de todo lo dicho, Torroba considera que el programa ayuda a proporcionar atención farmacéutica a las residencias de una forma "más eficiente" que como se hacía antes. "Los principales ahorros proceden de la diferencia entre los precios a los que se adquieren los medicamentos, ya que hacemos compra centralizada en el hospital y eso permite reducir mucho los costos".

No obstante, reconoce que la implementación de este programa también ha generado gastos y en este sentido, alude a los sueldos de los dos farmacéuticos especialistas incorporados para este fin, cuya labor es acompañada por un total de cuatro auxiliares que se encargan de preparar la medicación, y a los gastos de transporte, principalmente. Pese a ello, concluye que este modelo sale "más barato" para los propios residentes y para la Administración: "Los primeros lo notan, porque la aportación que tienen que hacer se ve disminuida. En total, hablamos de un 60% menos aportaciones que si adquirieran los fármacos a través de receta. Y para la Administración, deducidos los gastos, podemos estar hablando de un ahorro del 40%".

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz