Comparte esta noticia

Vacunas en el calendario: cuestión de evidencia y no presupuestaria

Participantes en la el debate sobre desafíos en materia de vacunación que ha tenido lugar el 20 de octubre en el marco del XXIV Congreso Nacional de Derecho Sanitario celebrado en Madrid.

Participantes en la el debate sobre desafíos en materia de vacunación que ha tenido lugar el 20 de octubre en el marco del XXIV Congreso Nacional de Derecho Sanitario celebrado en Madrid.

MARÍA GRANJO  |    22.10.2017 - 12:50

“Las razones por las que una vacuna está incluida en el calendario común no son de financiación o presupuestarias, sino que son razones de evidencias científicas”. Así se ha expresado la directora General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Elena Andradas, en el debate sobre desafíos en materia de vacunación patrocinado por MSD que ha tenido lugar el 20 de octubre en el marco del XXIV Congreso Nacional de Derecho Sanitario celebrado en Madrid.

En su opinión, cada vez se hace más necesario planificar los programas de vacunación, con la vista puesta en el largo plazo y con la colaboración de todos los agentes, gerentes y clínicos, basándose en criterios de evidencia científica. Con ella coincide José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del Grupo Socialista del Senado: “Ninguna vacuna está en el calendario por motivos económicos”, ha aseverado.

Nuevas vacunas a incorporar al calendario

El esfuerzo por optimizar el calendario de vacunación común deberá ser cada vez mayor, sobre todo si se tienen en cuenta los avances científicos que se están produciendo, que prevén la incorporación de nuevas vacunas. Al parecer de Jesús Aguirre, miembro del Grupo Popular en la Comisión de Sanidad del Senado, los numerosos estudios que se están desarrollando en la actualidad en el campo de la inmunización darán lugar a innovaciones que solucionarán múltiples enfermedades infecciosas, por lo que habrá que analizar su incorporación en el calendario, siempre que demuestren un claro beneficio para la población.

Martínez Olmos ha admitido la existencia de ciertas presiones a la hora de incorporar vacunas que requieren de un mayor consenso sobre su evidencia científica, también en lo que respecta a la franja de edad a los grupos de pacientes a los que administrarlas, por lo que insiste en que la incorporación de una nueva vacuna no es un problema de financiación. Explica que, en el caso por ejemplo de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), antes de demostrar su eficacia, hubo dudas sobre la misma. De hecho, actualmente, los estudios muestran el coste-beneficio de la administración de esta vacuna también en varones, según Federico Marinón-Torres, jefe de Pediatría del Hospital Clínica Universitario de Santiago.

Entre los beneficios de vacunar a los hombres frente al VPH, se encuentra que protege a mujeres no vacunadas, ayudando a controlar la transmisión de la infección y que se previenen determinados cánceres como el de pene, ano y el de cabeza y cuello. Además, este especialista subraya que la vacunación también en varones aporta equidad a la vacunación. De hecho, hay países como Australia donde han empezado a vacunarse con éxito los hombres, y otros como Estados Unidos y Suiza están comenzando a hacerlo. En cualquier caso, este experto apuesta por empezar a vacunar a los hombres que pertenezcan a grupos de alto riesgo, como pacientes con VIH, con Enfermedad Inflamatoria Intestinal u hombres que mantienen sexo con otros hombres.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Buen resultado de las compras centralizadas de vacunas

Según la directora General de Salud Pública, con la aprobación de un calendario de vacunación único, en 2012, España cuenta con unos de los más completos de la Unión Europea. Los acuerdos marco para la compra centralizada de las vacunas incluidas en el calendario común, iniciativa impulsada por el Ministerio de Sanidad, aparte de aportar cohesión y armonización a la gestión de los programas de vacunación, han supuesto importantes ahorros para las comunidades autónomas, que se adhieren de forma voluntaria. Según Andradas, muestra del éxito de esta fórmula es que casi la totalidad de administraciones autonómicas se han sumado a estos acuerdos, que han conseguido ajustar el precio de las vacunas y simplificar el proceso de compra.

De momento, se han gestionado 12 acuerdos marco para la selección de suministro de vacunas, que han comportado desde el año 2010 ahorros del 51,9% en la vacuna del VPH,  43% en las de la gripe y del 36,7% en las de la Meningitis C. En cambio, hay otras como la triple vírica donde el precio continúa subiendo. La generación de ahorro con este tipo de compras centralizas ha beneficiado también a las cuentas de las comunidades como Andalucía, País Vasco y Cataluña, a pesar que no haberse sumado a este sistema. Martínez Olmos también se ha mostrado satisfecho con la fórmula de la compra centralizada, un concepto consolidado que ha demostrado funcionar.

Vacunas, más una inversión que un gasto

Una visión más crítica sobre la gestión de vacunas en España la ha aportado David Cantanero, vicepresidente de la Asociación Economía de la Salud, que opina que hay que gestionar la vacunación concibiéndola como una inversión y no exclusivamente como un gasto. A la hora de tomar una decisión sobre su inclusión en el calendario común, deben tenerse más presentes factores como los costes indirectos o el cálculo del gasto que supone no vacunar. Considera que se tratan de una inversión eficiente, pero que el financiador acostumbra a ver únicamente cómo afecta a sus propios costes, sin tener verdaderamente en cuenta una evaluación económica completa.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz