Comparte esta noticia

Expertos instan a colaborar y medir resultados para integrar la innovación

Imagen de la presentación de conclusiones del III Foro Innovación y Sostenibilidad: construyendo la sanidad del siglo XXI.

FRAN ROSA  |    30.10.2017 - 14:51

La presidenta de la Fundación Cotec y ex ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, el director general saliente de Celgene y presidente de Asebio, Jordi Martí, y la ex conselleira de Sanidad de Galicia, Rocío Mosquera, han presentado hoy, 30 de octubre, las conclusiones del 'III Foro Innovación y Sostenibilidad: construyendo la sanidad del siglo XXI', organizado por Silo y la Fundación UNED con el patrocinio de Celgene, que se basan en la necesidad de una mayor colaboración entre todos los actores, especialmente industria y Administración, y el aprovechamiento de la información que se genera en el SNS para pagar por resultados, para garantizar la incorporación de la innovación y la sostenibilidad.

En lo que respecta a la colaboración, Garmendia señaló que "todos los grandes retos se tienen que abordar con políticas de alianza", y concretamente, en lo que respecta a la salud, esa necesidad, dijo, "es clara". Por eso llamó a aprovechar el Consejo Interterritorial para lograr una mayor cooperación entre comunidades autónomas. Por su parte, Mosquera concretó el gran potencial de la colaboración entre autonomías en campos como la Compra Pública Innovadora, "donde algunas ya cuentan con un expertise", que sería interesante que compartieran con otras CCAA y con los diferentes ministerios de cara a avanzar en esa línea.

Garmendia también hizo alusión, dentro de su llamamiento a la colaboración, al "compromiso empresarial para explorar nuevas vías de colaboración entre el que paga y el que vende, es decir, entre el Ministerio, las comunidades y la industria, basando su relación en los resultados en salud". Preguntado por la disponibilidad de la industria a adoptar este enfoque, Martí opinó que las empresas ya han asumido que en un futuro cercano "va a cambiar la situación" con los medicamentos que no aportan valor.

Siguiendo con la apuesta por la colaboración Administración-industria, Garmendia señaló que esta visión es contraria al "cortoplacismo" que guía la toma de decisiones actualmente, "teniendo en cuenta sólo el gasto directo que genera la incorporación de la innovación, pero no los ahorros o las perspectivas de salud", y recomendó la adopción de planes estratégicos para garantizar que la innovación no se queda por el camino. No obstante, Martí reconoció que las empresas también trabajan con una óptica similar por la necesidad de rendir cuentas a sus accionistas y que esto juega en detrimento de la conciliación de intereses con el pagador. "Es cierto que las compañías innovadoras nos debemos a los accionistas y al mercado de valores, que nos piden resultados a corto plazo. Nosotros también tenemos que ser capaces de gestionar este corto-medio plazo, como la Administración", afirmó.

En el apartado de súplicas a la industria también destacó el que hizo Mosquera, quien opinó que es preciso que la Administración cuente con un radar para conocer los proyectos de investigación que hay en marcha y poder prever futuros dispendios. Para ello, pidió a las compañías "que nos ayuden a conocer lo que viene y evitar lo que nos pasó con algún fármaco", en referencia a la hepatitis C. "Necesitamos que la industria nos dé la información y desarrollar la forma de incorporar esa información al SNS", culminó. 

banner-newsletter-bajo-noticia2

'Big data' y resultados en salud

Dentro de la propuesta de una mayor colaboración entre Administración e industria, y como señaló previamente Garmendia, se hizo referencia a la necesidad de que la relación entre pagadores y vendedores esté basada en la aportación de valor de las nuevas tecnologías, productos sanitarios y medicamentos, garantizando además la máxima eficiencia. Y, en este sentido, volvió a emerger el mensaje de que es necesario medir la eficacia y la seguridad de las intervenciones en práctica clínica. Garmendia apremió, a este respecto, a mantener un cierto nivel de "coraje político" para transitar hacia un modelo de financiación más "selectivo".

En lo que respecta a la necesidad de medir, Mosquera aseguró que "todas las CCAA tenemos muchos datos", y puso el ejemplo de Galicia, que dispone de historia clínica electrónica en la que cada día se vierten "millones de datos". Pero, ¿cómo convertir los datos en información relevante? Para ello, señaló, "es clave desarrollar sistemas de Big Data, que nos van a ayudar a aprovechar la información y planificar la incorporación de la innovación". En este punto, subrayó también la relevancia de la interoperabilidad entre sistemas.

En opinión de Mosquera, lo que está claro es que "no se puede incorporar todo, sólo lo que es realmente innovador y aporta valor y buenos resultados". Por eso, continuó, "es tan importante disponer de esa información, desarrollar criterios consensuados con la industria, evaluar, teniendo en cuenta que los beneficios a largo plazo a veces compensan el gasto a corto, y determinar si una innovación es eficiente o si tenemos que desinvertir. Hay que sacar cosas del sistema si hay algo más eficaz y más eficiente".

Por su parte, Martí se mostró de acuerdo con la nueva tendencia hacia la medición de resultados, incluidas aquí las propias compañías, ya que, de lo contrario, "no habrá forma de introducir la innovación". "Los laboratorios innovadores no tenemos duda de que cuando un medicamento no aporte valor mi situación va a cambiar", añadió, y pidió, en ese sentido, una diferenciación de precios por indicaciones, para que éstos reflejen el valor que aporta el medicamento en cada una de ellas.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz