Comparte esta noticia

Sefac y médicos de Primaria proponen un modelo de atención a crónicos

Imagen de la presentación de la propuesta de atención a crónicos de Sefac, Semergen, Semfyc y SEMG.

FRAN ROSA  |    06.11.2017 - 18:15

Las sociedades españolas de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac), Médicos de Atención Primaria (Semergen), Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) y de Médicos Generales y de Familia (SEMG) han presentado hoy, 6 de noviembre, en Madrid un 'Modelo de coordinación médico-farmacéutico para la atención al paciente con enfermedad crónica en Atención Primaria', mediante el que se propone un abordaje integral de la cronicidad, coordinado entre la farmacia comunitaria y los profesionales de Atención Primaria, incluido el personal de Enfermería, además de los propios pacientes, y que sirva para garantizar la sostenibilidad del SNS y los resultados en salud.

El documento, que se ha concebido como una herramienta flexible y abierta a la incorporación de nuevas ideas de actores no participantes en esta primera fase (se citó durante el acto a pacientes y personal de Enfermería, principalmente), está articulado en torno a dos niveles de actuación. El primero corresponde al pilotaje de los protocolos de inertevención consensuados, que puede restringirse al ámbito local, e incluso a la colaboración directa entre un único centro de salud y una oficina de farmacia, y que según Salvador Tranche, presidente de Semfyc, va a ser "capital", ya que cualquier iniciativa en este sentido debe ir "de abajo a arriba" para tener éxito. "Por eso es clave empezar con proyectos concretos, en zonas concretas y en problemas que ya tenemos, para poder mostrar el valor que puede aportar este modelo de atención", explicó.

A partir de esa generación de evidencia se podrá pasar al segundo nivel, correspondiente a la implantación apoyada por las Administraciones sanitarias, incluidos aquí el Ministerio de Sanidad y los servicios de salud de las comunidades autónomas. Antonio Fernández-Pro, presidente de la SEMG, incidió, a este respecto, en que hay muchos protocolos como éste que se terminan quedando en los cajones de las Administraciones, de ahí la importancia de "pilotar y medir, para después poder proponer la generalización de situaciones".

En cuanto al modelo de intervención que plantean estas cuatro sociedades científicas, éste se divide en actuaciones de prevención y promoción de la salud, por un lado, y el seguimiento farmacoterapéutico en todas sus vertientes, por otro. En este segundo grupo se incluirían acciones para controlar la efectividad del tratamiento, la prevención de interacciones y efectos adversos, la detección de duplicidades y errores de medicación, la mejora de la adherencia, la deprescripción y la conciliación de los tratamientos, entre otros.

El potencial del farmacéutico comunitario

Y es que, según Gómez, se calcula que hay en España unos 20 millones de pacientes con patologías crónicas, muchos de ellos polimedicados, en los que, por ejemplo, se están detectando tasas de adherencia que oscilan entre el 40 y el 60%. Para el presidente de Sefac, estos datos muestran que estamos "ante una auténtica epidemia" en la que el farmacéutico comunitario puede actuar como responsable de la salud y del medicamento. "La dispensación ya no basta, hace falta hacer seguimiento farmacoterapéutico, donde el farmacéutico puede jugar un papel clave, además de ayudar a mantener al paciente bien informado", reivindicó.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Aquí también fue categórico el presidente de Semfyc, quien opinó que la capacidad de resolución de problemas por parte del farmacéutico comunitario, una vez se hayan definido los protocolos de cooperación con Atención Primaria, "puede ser vital". Así, recordó que, desde la implantación de la receta electrónica, hay pacientes crónicos que no pasan por la consulta en seis meses y que pueden estar tomando decisiones inadecuadas. "Por eso, el hecho de que haya un protocolo de atención va a aportar mucha seguridad, ya que el farmacéutico va a poder detectar errores de prescripción, errores en la toma del medicamento o en la lectura del prospecto", prosiguió.

No obstante, para aprovechar todas las potencialidades de esta interconexión profesional van a ser necesarios algunos ajustes operativos, de modo que se amplíe el acceso a los datos del paciente por parte del farmacéutico comunitario, lo cual plantea la necesidad de que las personas afectadas den su consentimiento. Sobre esta cuestión se pronunció Llisterri, quien se mostró de acuerdo con facilitar dicho acceso "a determinados aspectos de la historia clínica, de forma consensuada con la Administración", para terminar de aprovechar las potencialidades de la farmacia.

Estimular la confianza entre profesionales

Junto a este desglose de actuaciones, el documento recoge algunas recomendaciones en lo que respecta, por ejemplo, al reforzamiento de la confianza entre los diferentes profesionales, un entendimiento implícito en la redacción conjunta de este documento, que fue calificado el presidente de Sefac como un "hito histórico que debería servir de ejemplo" en estos tiempos en los que el diálogo entre diferentes está brillando, pero por su ausencia.

Precisamente, éste fue un aspecto destacado también por Tranche, quien consideró que este documento, que comenzará a circular ahora en el seno de las sociedades promotoras para su difusión entre sus asociados, "es fundamental porque mejora el conocimiento de los médicos de Atención Primaria sobre el trabajo que realizan los farmacéuticos comunitarios, y el conocimiento y el respeto mutuo es clave para dar una correcta atención a nuestros pacientes, en especial a los crónicos polimedicados".

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz