Comparte esta noticia

“Siempre pedimos un Interterritorial vinculante, ahora está la herramienta”

José María Vergeles, consejero de Sanidad de Extremadura

JOSÉ MARÍA LÓPEZ ALEMANY  |    25.11.2017 - 12:54

Una de las polémicas actuales de la relación entre comunidades autónomas y Ministerio de Sanidad se debe a la modificación del reglamento del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), con el que Sanidad quiere hacer vinculantes sus decisiones al considerarlo una Conferencia Sectorial de la Ley 40/2015, mientras que muchas comunidades alegan invasión de competencias. El consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles, llama a utilizar las capacidades que da la Ley 40/2015 "sabiamente" y tratando de que siempre prime el consenso. Así lo cuenta en una entrevista con Diariofarma.

“Las CCAA en la Comisión de Precios, tres mirones sin capacidad de decidir”

 

P. En las últimas reuniones del Consejo Interterritorial ha habido polémica con el reglamento ¿cómo ve este asunto?

R. En repetidas ocasiones hemos dicho que el Consejo Interterritorial tiene que ser un órgano donde se tomen decisiones y que sean vinculantes. Ahora tenemos una herramienta, la Ley 40/2015 que, si bien no debe prevalecer sobre la Ley Cohesión y Calidad, que es la que regula el Consejo Interterritorial del SNS, sí nos puede permitir llegar a determinados acuerdos que puedan ser vinculantes para las comunidades autónomas. Esto hay que aprovecharlo sabiamente. En primer lugar, que se prime el consenso frente a la votación, si no existe más remedio, votación con mayorías cualificadas para determinados acuerdos y, segundo, que la Comisión Delegada tenga un papel en la calificación de los puntos.

P. ¿Cree que con esas premisas o modulaciones, será factible conseguir llegar acuerdos que sean obligatorios, a pesar de que algunas comunidades autónomas no estén de acuerdo?

R. Es posible que algunas comunidades autónomas no quieran. Y aquí tenemos el hándicap ya que en el anterior reglamento se dice que su modificación sería por consenso. Creo que deberíamos hacer un esfuerzo todos por conseguirlo.

banner-newsletter-bajo-noticia2

P. Estamos en plena negociación del cambio de modelo de financiación autonómica. ¿Cómo lo valora?

R. Yo he estado viendo el modelo de financiación que proponen los expertos y, evidentemente, no puedo estar de acuerdo porque la financiación sanitaria va unida al resto de la financiación autonómica y eso supone para Extremadura dejar de ingresar 400 millones de euros. Eso supone un hachazo tan importante a la financiación sanitaria, que no nos lo podemos permitir.

P. ¿Cuáles son las demandas que tiene Extremadura para la configuración de este modelo?

R. Creo, que debe estar basado en los principios de solidaridad, que debe seguir basado en criterios ponderados con el envejecimiento de la población y dispersión geográfica. Además, como dice mi presidente, Guillermo González Vara, creo que el Consejo Interterritorial debe hacer un esfuerzo por darle luz a los presidentes sobre qué modelo de Sistema queremos para saber cómo financiarlo. Es difícil saber cuánto vamos a financiar sin saber qué vamos a querer. Por eso, la propuesta que le hice a la ministra de Sanidad era que más que hablar de financiación, deberíamos hablar de modelo de Sistema Nacional de Salud. No es lo mismo que en Extremadura tenga servicios de referencia y los soporten los fondos de cohesión o que tengamos que tener de todo.

P. Otro tema de actualidad en su región, es el cambio del concierto de farmacia, ¿cuáles son las claves del mismo, que es lo que se quiere conseguir?

R. Quiero potenciar la atención farmacéutica. Me parece que el modelo europeo y en concreto el español de farmacia es ventajoso en la atención farmacéutica y hay que conseguir un equilibrio entre lo que pagamos a la farmacia actualmente, según el precio del medicamento, y un pago por servicios profesionales que se realicen en la farmacia. Me refiero a servicios que tengan que ver con la atención farmacéutica, no a hacer cribados de diabetes, sino que solucionemos los problemas relacionados con los medicamentos, que hagamos prevención de interacciones medicamentosas, que ofrezcamos asesoramiento cuando se consuman determinados medicamentos etc…

P. Es decir, ¿que la farmacia reciba menos ingresos por la dispensación de medicamentos y complemente por la realización de servicios profesionales?

R. Sí, asegurando una financiación, e incluso un crecimiento a la oficina de farmacia, deberíamos ser capaces de hacer una ponderación en cuanto a qué parte debería ir a incentivar las actividades de atención farmacéutica y cuánto a precio exclusivo del medicamento. Eso significa también que estaríamos rescatando indirectamente a las farmacias VEC, ya que no todo lo vincularíamos al precio y a la venta de medicamentos.

P. ¿Ha dicho que puede asegurar un crecimiento?

R. Efectivamente, un crecimiento que fuese una media de los últimos cuatro o cinco años.

P. ¿Cómo se haría el pago a las farmacias?

R. A través del colegio. Las farmacias tendrían que acreditar con el colegio que están realizando el servicio.

P. Pero estas medidas modifican el margen del medicamento y el modelo... ¿lo aceptan y están de acuerdo los Colegios de farmacéuticos?

R. Ahora mismo lo estamos negociando, tenemos que ver qué resulta de estas negociaciones, la respuesta solución a la incógnita la tendremos en pocas semanas.

P. Una de las demandas de las farmacias comunitarias es que puedan acceder a la dispensación de innovaciones terapéuticas. ¿Qué opinión tiene sobre esto?

R. Para nosotros es fundamental. Hay fármacos que se están dando en los hospitales y el paciente acude, exclusivamente, a recoger la medicación al hospital, se lo administra o lo utiliza en casa. Si no conseguimos revertirlo, estaríamos descapitalizando la atención primaria de salud y las oficinas de farmacia, y eso llevará a una regresión del modelo de primaria y del modelo de oficina de farmacia. Creo que hay medicamentos para los que podríamos pactar que se entregarán directamente en las oficinas de farmacia. Lógicamente no podría ser algunas de las últimas innovaciones que se han incorporado

P. Eso le asegura a la farmacia ingresos por un lado y, por otro, un conocimiento y desarrollo profesional que hace que se vea más valorada… en este asunto los farmacéuticos estarán muy de acuerdo...

R. Efectivamente, los farmacéuticos están de acuerdo.

P. También tienen en marcha una modificación de los servicios de urgencia de las farmacias. ¿Qué pretenden?

R. Aquí existe un problema fundamental y es que el modelo de urgencias de atención primaria de salud no se ha adaptado al modelo de guardias de las oficinas de farmacia. Hemos sustanciado en la Asamblea de Extremadura, una propuesta de impulso, a iniciativa de Podemos, donde teníamos de cambiar el modelo de guardias de oficina de farmacia. Ahora mismo hay mucha diferencia, entre la cobertura de guardias en la provincia de Badajoz y en Cáceres, ya que la de Cáceres tiene más pueblos pequeños y esto es muy gravoso si queremos asegurar una atención farmacéutica que esté equitativamente distribuida por toda la comunidad autónoma. Ahora mismo estamos en una negociación con los colegios oficiales de farmacéuticos para ver qué ratios son los más adecuados y dar cobertura a las oficinas de farmacia, que sea un incentivo también para ellas y que no sea la causa de su cierre.

P. Es decir, buscar unas guardias que den cobertura y mejor servicio a los pacientes pero conciliando con la vida el farmacéutico. En algunos ámbitos se ha pedido que se pudiera financiar este servicio de guardia, ¿podría estar dentro de ese pago por servicios del nuevo concierto?

R. De momento no lo hemos contemplado, la población tiene derecho a la atención farmacéutica.

P. Respecto a las medidas que van dirigidas a la farmacia rural y en concreto las VEC, que en Extremadura hay 42, un 6,3% del total, ¿hay alguna medida adicional además de las existentes?

R. A mí no se me ocurre. Siempre que el pago sea por el precio cada vez habrá más farmacias en esa situación solamente por el movimiento migratorio que tiene la población y las tasas de natalidad. Si seguimos yendo a precio, no aseguro que las farmacias VEC no tengan que seguir recibiendo subvenciones por parte de la administración.

P. ¿La única viabilidad que le ve es ir a un modelo de pago por servicios profesionales?

R. Por supuesto. Hay pueblos en Extremadura, por ejemplo Pescueza, que prácticamente son residencias de ancianos. Allí los servicios de atención farmacéutica son clave para el funcionamiento. No sé la oficina de Pescueza es VEC o no, pero en el supuesto de que lo sea, estoy seguro de que se podría beneficiar de este modelo de concertación que proponemos.

P. Pasamos a otro asunto. En el tema de residencias socio-sanitarias en muchas comunidades autónomas se está cambiando el modelo. ¿Tienen algo previsto?

R. Nosotros ya lo hicimos hace algunos años. En las que tienen más de 100 camas el servicio depende del servicio de farmacia hospitalaria y, en las demás, no tenemos en mente realizar ningún cambio respecto al modelo que tenemos y no es un tema prioritario.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz