Comparte esta noticia

“Un buen seguimiento fiscal da una justa tributación y seguridad jurídica”

MARÍA GRANJO  |    27.11.2017 - 16:54

Juan Antonio Sánchez, socio director de Taxfarma

El farmacéutico titular debe conocer sus derechos y obligaciones sobre los aspectos fiscales de la oficina de farmacia, que como cualquier otra actividad empresarial está sometida a actuaciones de inspección en este terreno. Juan Antonio Sánchez, socio director de Taxfarma, explica a través de esta entrevista la importancia de controlar los aspectos tributarios, porque un buen seguimiento fiscal, además, aporta seguridad jurídica a las decisiones empresariales.

Este experto analizará este tipo de situaciones en diversos cursos y una jornada organizados por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid, en colaboración de Almirall, donde también repasará los mecanismos con los que cuenta la oficina de farmacia para aligerar su factura fiscal correspondiente al año 2017.

Pregunta. ¿Qué es lo que el titular de la farmacia tiene que tener más en cuenta para reducir al máximo su carga contributiva?

Respuesta. La oficina de farmacia tiene que ser muy pulcra con su contabilidad, y para ello deberá chequear y reflejar todas las operaciones que le han supuesto una inversión o gasto deducible en 2017. Tiene que preocuparse de este aspecto a través del análisis periódico de su cuenta de explotación.

P. ¿Qué otras cuestiones debe controlar para no tener sorpresas en la declaración de la renta?

R. De forma particular, la inversión en la farmacia (como reformas, nuevas tecnologías, contratación de personal, etc.) también puede ayudar a reducir la factura fiscal.

P. ¿De qué modo?

R. Mediante dos vías. La primera, con el incremento de la partida de gastos mediante amortización y, la segunda, a través de una deducción en cuota por la realización de dichas inversiones. Y todo ello, siempre como una labor preventiva, es decir, que la planificación fiscal debe hacerse durante el ejercicio en curso, y no a posteriori, puesto que pocas ventajas fiscales conllevan preocuparse en el año 2018 del ejercicio fiscal del año 2017.

P. ¿Se puede calcular el impacto de ahorro que puede tener una buena gestión de los aspectos fiscales de la farmacia?

R. La actual escala del IRPF en España tiene tipos marginales en determinadas autonomías que pueden ir desde el 43,5% hasta el 48%, por lo que un gasto deducible fiscalmente bien imputado puede llegar a disminuir la base imponible del farmacéutico, que, a la postre, es la que se somete a gravamen. Por otro lado, el correcto conocimiento de las posibles deducciones fiscales en la farmacia puede rebajarnos el coste de adquisición de las mismas hasta en un 5%. Es decir, que un buen y actualizado seguimiento fiscal de la farmacia aporta, por un lado, una justa tributación y, por otro, seguridad jurídica a las decisiones empresariales.

P. Según vuestra experiencia, ¿están aumentando las inspecciones en el sector de farmacia?

R. La estructura de inspección en las oficinas de farmacia sigue estando presente en los planes de inspección a nivel nacional. Las dos líneas ya conocidas son, por un lado, las comprobaciones de operaciones de transmisión y, por otro, la inspección de rendimientos de la actividad económica.

P. ¿Y estas inspecciones están siendo más ‘duras’?

R. No es que sean estrictamente más duras, sino que las herramientas de control por parte de la inspección también mejoran y su modus operandi tiene un mayor alcance que en otros años. Sí que es cierto que las denominadas inspecciones ‘por personación’ (las que se producen in situ en la propia farmacia) se han incrementado, aunque este hecho también ha ocurrido en otros sectores empresariales. Por este motivo es importante que el farmacéutico conozca tanto sus derechos, como sus obligaciones ante la inspección tributaria.

P. ¿Por qué la fiscalidad debe preocupar tanto?

R. Al encontrarse la oficina de farmacia en un mercado bastante intervenido de precios, el manejo correcto de las herramientas que proporciona la fiscalidad cumple dos funciones. Una de ellas es la cuantificación del coste fiscal de la farmacia y la otra proporcionar un abanico de oportunidades de ahorro fiscal para el titular. El IRPF y su progresividad intrínseca es un campo de cultivo para la optimización fiscal de la farmacia. Además, los actuales políticos de todo el mundo defienden como una gran baza electoral las reformas impositivas, y el farmacéutico ni puede ni debe dejar a un lado esta materia.

P. Además, ¿dónde recae la responsabilidad ante una inspección de Hacienda?

R. Este es un aspecto muy importante: que la responsabilidad ante una inspección fiscal siempre irá en primera persona al titular o titulares de la farmacia, que responderá/n con todo su patrimonio ante una eventual infracción tributaria.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz