Comparte esta noticia

Los estados de la UE abogan por cooperar más para mejorar el acceso

Vytenis Andriukaitis, comisario europeo de Salud.

FRAN ROSA  |    12.12.2017 - 12:06

El Consejo Europeo celebró la semana pasada una sesión, en la que intervinieron un buen número de representantes de estados miembro, para abordar algunas de las cuestiones más candentes de cuantas afectan a la salud de los europeos. Entre ellas, la resistencias antimicrobianas, las lagunas terapéuticas en el ámbito pediátrico y, cómo no, los problemas de acceso a determinados medicamentos.

En lo que respecta al acceso, fueron varios los intervinientes que se refirieron a la necesidad de reforzar la cooperación entre estados, apelando en todo momento a la voluntariedad para dejar espacio a la intervención estatal. El primero en referirse a esta cuestión fue el comisario de Salud, Vytenis Andriukaitis, quien llamó "a la cooperación voluntaria" en materia de "precios y financiación".

Seguidamente, la ministra de Salud belga, Maggie de Block, hizo referencia al modelo cooperativo de Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), "una muestra", dijo, "de cómo el intercambio de experiencias y conocimientos en fijación de precios es clave para poder adoptar políticas de precios y financiación estratégicas, más a largo plazo". En este sentido, reconoció que han abierto su sistema a la entrada de otros países y que muchos de ellos, también de fuera de la Unión Europea, ya habrían mostrado su interés en participar.

Por su parte, la ministra de Salud de Dinamarca, Ellen Trane, mostró su esperanza en que se pueda alcanzar "un acuerdo de mínimos para poder garantizar el acceso a los medicamentos, dando continuidad al proceso de innovación farmacéutica", y sugirió la elaboración de "un documento político, con objetivos comunes y con guías que sirvan para abordar la financiación de los medicamentos".

De cara a fijar una posición común en materia de financiación, y dada la proliferación de esquemas de acceso temprano en el seno de la UE, existen algunas reservas, como la que expresó el representante español, el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza. Éste opinó que "los ensayos clínicos siguen siendo la mejor manera de manejar la incertidumbre" y, de cara a las autorizaciones condicionales, defendió la "adopción de mecanismos de revocación si los resultados no son los previstos, así como la aplicación de precios revisables en función del valor real".

Problemas de abastecimiento

Junto a la cuestión del precio y la financiación, el representante español se solidarizó con las quejas mostradas por los representantes de países como Rumanía o Grecia, en relación con la falta de abastecimiento de estos mercados, problema está siendo estudiado por parte de la Comisión. Concretamente, el responsable del Departamento de Salud rumano se refirió al reto que suponen "las exportaciones paralelas que están condicionando el acceso de nuestros pacientes a determinados medicamentos" y denunció que no puede caber la "discriminación" en el seno de la UE. En este sentido, defendió la aplicación de restricciones a dichas exportaciones "para garantizar el acceso".

Aunque en su opinión, la solución estructural al problema sólo puede pasar "por un trabajo coordinado que dé lugar a soluciones acordadas". De lo contrario, seguirá ocurriendo como hasta ahora: "Hay nuevos productos que sólo llegan a algunos marcados, en función de si son más o menos atractivos. Por eso consideramos que hay que adaptar la regulación para que, una vez que los productos estén aprobados, las compañías estén obligadas a proveer a todo el mercado europeo". Un extremo con el que, por cierto, se mostró de acuerdo el comisario de Salud.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz