Comparte esta noticia

“La ley de Farmacia no tiene por qué demorarse, estará aprobada en junio”

Momento de la entrevista a Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid, entre Luis Sangil, director de Desarrollo y José María López, director de Diariofarma

JOSÉ MARÍA LÓPEZ ALEMANY  |    14.01.2018 - 18:30

La farmacia ha sido uno de los grandes pilares de actuación de la Consejería de Sanidad de Madrid desde el inicio de la legislatura. Tanto es así que, además de firmar un convenio sobre integración de la farmacia en el sistema, la región está en pleno trámite de su nueva Ley de Ordenación Farmacéutica que ha contado con el consenso del Colegio Oficial de Farmacéuticos para el desarrollo de su anteproyecto. El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, explica en una entrevista con Diariofarma las claves de ese proyecto legal, así como realiza un balance de sus primeros cien días en el cargo y explica las claves del resto de legislatura.

“Valoraremos una acción estratégica para abordar la factura farmacéutica”

 

Pregunta. Se acaban de cumplir 100 días desde que llegó a la Consejería. ¿Nos puede hacer un balance?

Respuesta. La toma de contacto ha sido buena, una labor de diagnóstico, de saber cuál es la situación en la que nos encontrábamos y, sobre todo por todo lo que ha acontecido en los tres últimos meses, la actividad ha estado muy orientada a los recursos humanos de la Consejería. Hemos conseguido que se desconvoque una huelga de sanidad privada y otra de la sanidad pública. Esto es un tema importante y agradezco la colaboración de los sindicatos y de la patronal en el caso de la sanidad privada. Una de las cosas que tenía claras es la estabilidad de los profesionales. Van a salir 19.000 plazas en OPEs de estabilización de personal y otra parte fundamental es el reconocimiento económico. Además, una demanda de los profesionales, que era que se les reconociera algo que ya tenían reconocido administrativamente, se va a hacer en varias fases. Este primer año, a raíz de la enmienda presentada por el grupo parlamentario popular en Asamblea, con esos 25 millones y fruto de lo que salga en la mesa sectorial de sanidad ya se comenzará a pagar el reconocimiento de esos niveles que se han reconocido administrativamente.

P. ¿Recuperar lo que se perdió con la crisis?

R. Desde 2010, hemos tenido 8 años sin reconocimientos y es importante que empiece a verse en la nómina. La carrera profesional como planteamiento es fundamental para los profesionales sanitarios. Las estructuras dentro de la sanidad pública tienen poca capacidad de crecimiento y esto lo que premia es el trabajo personal. Profundiza en la formación, en la investigación, con una serie de objetivos, que permite que el que quiera seguir trabajando desde donde esté, lo haga y con una serie de parámetros y que no sea únicamente la antigüedad, que es lo que se hacía con anterioridad. Hay otros criterios que van a permitir que los profesionales puedan crecer desde el punto de vista profesional y económico.

P. También ha podido tomar pulso en estos tres meses a nivel parlamentario, en la Asamblea. ¿Cómo ve la relación con los otros grupos en el ámbito sanitario? ¿Es posible el diálogo?

R. La relación con los portavoces de los grupos parlamentarios es buena, a pesar de las distancias ideológicas. Hay que reconocer que ha habido un hecho importante, que es la aprobación de la Ley de Profesionalización, que es un salto cualitativo importante porque es la primera vez que se mira no solo pensando únicamente en el hecho asistencial, en el paciente, sino que hemos mirado de puertas hacia dentro sobre los equipos directivos. Lo aprobamos por unanimidad, con Ciudadanos, Partido Socialista y PP, salvo el grupo de Podemos que se abstuvo, aunque dijo que era una abstención constructiva, lo cual es de agradecer. Es fundamental que la relación con los grupos parlamentarios sea buena. Y con Ciudadanos, aunque tengamos una relación compleja de entender, vamos haciendo un seguimiento de los acuerdos que se alcanzaron. Y además nos permite sacar la Ley de presupuestos generales. Y hay enmiendas que pactamos con ellos. Con Ciudadanos la interlocución es más fácil que con el resto de grupos, pero a nosotros nos es difícil entender que estemos llegando a un acuerdo con determinados puntos de manera concreta y luego pasen a una oposición feroz.

El consejero de Madrid destaca que están en "perfecta sintonia" con el Colegio de Farmacéuticos de Madrid

P. Queda año y medio de legislatura. ¿Dónde va a poner el foco hasta mayo de 2019?

R. Las líneas estratégicas van dirigidas a tres niveles. Uno son los recursos humanos que es uno de los puntos importantes que ya hemos empezado a encauzar. Otra son las infraestructuras, que este año presupuestariamente ya subimos en 140 millones de euros, pensando en Atención Primaria, que representa una parte importante del presupuesto, y las infraestructuras hospitalarias. Aquí vamos a varias velocidades porque tenemos hospitales de reciente construcción y otros centenarios o con más de 40 y 50 años que nos obligan a estar en fase de renovación permanente y pensar que no podemos frenar la faceta asistencial. También está toda la actividad sanitaria: se hacen millones de actos clínicos con todo lo que conlleva, y tenemos que medir y parametrizar todo lo que se hace.

P. ¿Y cómo lo van a hacer?

R. El big data y la inteligencia artificial son una realidad y tenemos que estar tecnológicamente preparados para funcionar de esta manera. Cada vez hay más alianzas estratégicas entre hospitales, la telemedicina tiene cada vez un peso mayor, estamos poniendo en marcha las unidades de hospitalización domiciliaria, tenemos la receta electrónica... Tenemos que aprovecharlo para seguir mejorando y fortaleciendo nuestra actividad asistencial. Y dentro de un horizonte de sostenibilidad. Nosotros siempre reclamaremos una financiación adecuada pero no siempre se puede funcionar a base de subir el presupuesto. Hay muchas cosas que hacer, mejorar procesos, optimizar la factura farmacéutica. Siendo el 42% del presupuesto de la Comunidad, hay muchas vías de mejora y de ver cómo orientar la estrategia de la Consejería en los próximos años.

P. Una de las cuestiones que tendrá que hacerse efectiva en este periodo es la Ley de Farmacia. ¿Qué objetivos se plantean?

R. Va muy orientada a la práctica de las oficinas de farmacias. Una parte de horarios, con módulos no solo de 12 y 24 horas sino un poco adaptados a la población que atiende cada farmacia. También se busca fortalecer mucho el papel sanitario de la oficina de farmacia ya que pueden hacer labores de prevención con determinadas campañas. Es una red que se distribuye por toda la Comunidad de Madrid y es un elemento más para la prevención, para la adherencia al tratamiento y además con las nuevas vías de trabajo, empezamos a pensar que sean complementarios en temas como la hospitalización domiciliaria o la adherencia en pacientes polimedicados, es decir, que tienen muchas vías para poder trabajar. También queremos que la ley agilice la puesta en marcha de las nuevas oficinas de farmacia y que revise el papel de las farmacias rurales, que tienen que tener una sostenibilidad y son fundamentales para la población a la que atienden.

P. ¿Cómo ha sido la coordinación con el Colegio de Farmacéuticos en la elaboración del texto?

R. Estamos en perfecta sintonía con el COFM. El trabajo que ha realizado ha sido fantástico y lo hemos consensuado todo salvo algún pequeño matiz.

Ruiz Escudero recuerda que Madrid dedica a Sanidad el 42% de su presupuesto total

P. ¿Prevén trabas con los grupos de oposición durante su tramitación parlamentaria?

R. Por conversaciones de pasillo creo que no tiene que haber ningún problema. Esperamos sacarla cuanto antes, en este primer trimestre. Tenemos que aprobar el anteproyecto en el Consejo de Gobierno, de aquí va a la Asamblea y si hay consenso no tiene por qué demorarse y antes de junio debería estar aprobada la ley.

P. El anterior consejero firmó un convenio con el COFM para la integración de las farmacias en el sistema. ¿Tiene ud. la misma visión?

R. Tengo la misma idea. El papel de la oficina de farmacia dentro de la asistencia en Madrid es un papel a reforzar. Son profesionales sanitarios que dan recomendaciones, que dan fármacos, que pueden intervenir en campañas de prevención y que, sobre todo, es una red que territorialmente nos viene muy bien: 2.800 farmacias perfectamente distribuidas por toda la CAM. Ven muchos pacientes a diario y los conocen por su nombre y apellido. En la parte de la humanización van a tener un papel importantísimo. Nosotros, con la perfecta sintonía con el COFM y los profesionales, tenemos que ver qué elementos de mejora hay y sobre todo reforzando su papel sanitario que a veces se ha confundido un poco.

P. ¿Han descartado la remuneración de actividades más allá de las que realizan en la actualidad?

R. Estaríamos dispuestos a estudiarlo, para determinadas cuestiones. Estamos abiertos. Nadie podía imaginar que tuviéramos atención y hospitalización domiciliaria y ya tenemos cerca de 3.000 camas. Se hace una labor muy importante de hospital y AP pero con la adherencia al tratamiento también podría estar el farmacéutico.

P. La ley actual ponía trabas a acciones como internet, las farmacias online. ¿Se tiene esto en cuenta en la nueva ley?

R. Al estar consensuada con el COFM, ellos saben las líneas de trabajo y que tengan ese abrigo legal que es la que lo va a permitir. Las profesiones sanitarias son las que más han evolucionado y las farmacias por supuesto tienen que estar en máxima actualización.

P. Madrid no ha sufrido impagos en las farmacias también por el compromiso político. ¿Se mantiene ese compromiso para el futuro?

R. Sí. Es una de las claves de la buena relación. Es un servicio público y nosotros tenemos que conseguir que los profesionales estén contentos y que las cuentas de la Administración no sean un problema para ellos. En este sentido vamos a seguir.

P. En cuanto a la interoperabilidad de la receta electrónica, Madrid es una de las CCAA que quedan. ¿Para cuándo se prevé?

R. El objetivo es tenerlo funcionando cuanto antes, porque tecnológicamente además tenemos que estar, y además evitará consultas. Sé que técnicamente está a punto de ponerse en marcha.

P. ¿Algo a añadir?

R. La Sanidad madrileña es de calidad, aunque tenga puntos de mejora. Es muy importante la interlocución con los profesionales sanitarios y cada vez habrá que pensar más en los sanos, que habrá que prepararlos, porque no hemos hablado de muchas cosas como la frecuentación a los servicios sanitarios, la medicalización de la consulta que parece que si no te recetan un fármaco no te curan, es decir, la concienciación ciudadana, tenemos que educar más a los madrileños, porque además va en beneficio de todos.

 

Acceda a la segunda parte de la entrevista:

“Valoraremos una acción estratégica para abordar la factura farmacéutica”

 

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz