Comparte esta noticia

“Lo ‘progre’ en el ámbito de vacunas es la ciencia, no ir contra la evidencia”

Amos García, presidente de la Asociación Española de Vacunología, durante su intervención en la presentación del I Congreso Virtual de Vacunas de MSD.

FRAN ROSA  |    15.01.2018 - 19:07

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, ha moderado una mesa celebrada en el marco de la presentación del I Congreso Virtual de Vacunas de MSD, en la que han participado la responsable de Relaciones Institucionales del laboratorio, Regina Revilla, y el del Departamento Médico, Joaquín Mateos, y ha aprovechado algunas de sus intervenciones para remarcar su posición personal y la de la Asociación que preside con respecto a los colectivos antivacunas, a los que ha acusado poco menos de falsos progres.

Y es que según García Rojas, si bien a los padres que son muestran dudas sobre la efectividad y la seguridad se les puede "educar" utilizando para ello la evidencia y el conocimiento científico generado en torno a las vacunas, no ocurre lo mismo con estos colectivos más beligerantes. En una crítica velada a éstos ha señalado que "lo realmente progre es la ciencia, no la negación de la evidencia científica".

No obstante, durante su intervención también ha resaltado el papel que pueden jugar las sociedades científicas como actor unificador entre los distintos actores implicados en las decisiones sobre la vacunación, es decir, pagadores, profesionales sanitarios e industria farmacéutica, de modo "que seamos capaces de articular un discurso único, coherente y sólido" con respecto a los beneficios de las vacunas. Una idea con la que se mostró de acuerdo  Revilla, quien opinó que el alineamiento de acciones supone "el único camino para avanzar en este ámbito", definiendo a las sociedades científicas como actores clave para "formar e informar".

Por su parte, Mateos señaló que la industria, en general, y MSD, en particular, tienen también por delante el reto de "abanderar la reivindicación del valor que aportan las vacunas desde una perspectiva médica y social". Junto a este reto principal, señaló algunos más, como el desarrollo de vacunas en áreas que no existen, como el VIH, la malaria o la leishmaniasis, así como frente a procesos no infecciosos como el cáncer; la optimización del proceso de fabricación, siendo más rápidos y más eficientes, y resolviendo el complejo mantenimiento de la cadena de frío; el avance en la investigación, aprovechando el uso de nuevas tecnologías, o la capacidad de respuesta a brotes epidémicos, como el ocurrido con el ébola o el zika.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz