Comparte esta noticia

Lanzan una nueva guía para orientar el uso de tecnologías en el SNS

DIARIOFARMA  |    02.02.2018 - 15:20

El Ministerio de Sanidad, la Red de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud (RedETS) y la Consejería de Salud de Andalucía han editado la 'Guía metodológica para la elaboración de recomendaciones y criterios de uso adecuado de tecnologías sanitarias', una iniciativa que se enmarca, explican, "dentro de la línea de desarrollo de proyectos metodológicos de la citada Red, y responde a la necesidad de actualizar, normalizar y armonizar procedimientos y métodos y de hacerlos explícitos". En el proyecto han participado activamente todas las agencias y unidades de evaluación que conforman la RedETS, coordinadas por la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía (Aetsa) y la Unidad de Asesoramiento Científico-técnico (avalia-t) de la Agencia Gallega para la Gestión del Conocimiento en Salud (ACIS).

Concretamente, el objetivo ha sido el de recoger en este documento los aspectos más relevantes relacionados con el procedimiento y la metodología para la elaboración de recomendaciones y criterios de uso adecuado de tecnologías sanitarias en el Sistema Nacional de Salud y servir de este modo de ayuda a la toma de decisiones.

En lo que respecta a las recomendaciones, se integra la propuesta metodológica del grupo Grading of Recommendations Assessment, Development, and Evaluation (GRADE), introduciendo los marcos estructurados para la toma de decisiones Evidence to Decision (EtD), que servirá de apoyo al proceso de trasladar la evidencia a las recomendaciones, tanto de tipo clínico como de financiación o a nivel del sistema sanitario y de salud pública.

"Se elaborarán recomendaciones de cobertura vinculadas a un informe de evaluación (ETS) cuando el órgano responsable de la toma de decisiones así lo requiera, aunque se trata de un proceso complejo que requiere el empleo de procedimientos estructurados", explican. De ahí que se haya apostado, por el EtD, el cual, dicen, es "uno de los métodos más consolidados en la actualidad para la elaboración de recomendaciones, que puede favorecer el uso de la información científica de una manera estructurada y transparente, para así formular recomendaciones de
cobertura sanitaria".

Además, prosiguen, en ciertas situaciones específicas, como pueden ser la ausencia de evidencia científica de calidad, la incertidumbre o incluso la existencia de evidencia contradictoria, la repercusión elevada en la práctica clínica y/o el interés de los profesionales sanitarios, pacientes o a nivel de política sanitaria, se puede requerir, tras la la elaboración de un informe de ETS, el establecimiento de criterios de uso con el objetivo, apuntan, "de mejorar la eficiencia de la prestación de los servicios sanitarios en el SNS". Para ello, se plantea la metodología RAM (Método de adecuación de RAND/UCLA) y se adopta la propuesta elaborada en el marco colaborativo de la European Network for Health Technology Assessment (EUnetHTA) para desarrollar las recomendaciones sobre la investigación futura.

Finalmente, se puede dar el caso de que, tras la síntesis de la evidencia, se detecten las lagunas de conocimiento, para lo que se podrán redactar también recomendaciones de investigación futura. "Estas recomendaciones podrán orientarse a la puesta en marcha de investigación biomédica o estar dirigidas a resolver incertidumbres sobre la adopción e implementación de la tecnología en el SNS", reza el documento, que propone, en ese sentido, la aplicación de la metodología y procedimientos propuestos por EUnetHTA.

Implantación progresiva y pilotaje

Vistos los procedimientos sugeridos, lo que plantea la Guía es "una implantación progresiva y pilotaje" de los mismos, "con el objetivo de continuar perfilando y adaptando el proceso de elaboración de recomendaciones de cobertura, de investigación y establecimiento de criterios de uso adecuado a los requerimientos y necesidades de la RedETS y de los principales agentes implicados en la toma de decisiones en el sistema sanitario".

Desde la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad han agradecido "el trabajo realizado", con la esperanza "de que los objetivos planteados y el producto elaborado contribuyan a homogeneizar la metodología, y por ello, a la mejora en la calidad de los proyectos desarrollados en el marco colaborativo de la Red". "Asimismo", concluyen, "esperamos que esta Guía sea útil y sirva
de referencia a todos aquellos profesionales involucrados en la planificación, desarrollo y elaboración de recomendaciones dentro de los proyectos de evaluación de tecnologías sanitarias (ETS), como técnicos, clínicos, gestores/decisores, pacientes u otros grupos de interés.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz