Comparte esta noticia

Sanidad adelanta los aspectos clave de la futura ‘Estrategia de biosimilares’

Encarna Cruz, directora general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia y Regina Múzquiz, directora general de Biosim en la clausura de la II Jornada Nacional de Biosimilares

CARLOS ARGANDA  |    21.02.2018 - 20:35

La firma de un protocolo de colaboración, fomentar la utilización de biosimilares en las comunidades autónomas e informar más y mejor a los pacientes son los tres pilares de la ‘Estrategia de biosimilares’ que el Ministerio de Sanidad quiere terminar de concretar con las comunidades autónomas. Así lo explicó la directora general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia, Encarnación Cruz, durante la clausura de la II Jornada Nacional de Biosimilares organizada por la Asociación Española de Biosimilares (Biosim).

Según Cruz, esta estrategia que “el Ministerio de Sanidad está comprometido a poner en marcha” se debatirá en la próxima Comisión Permanente de Farmacia con el objetivo de “alinear las posturas de la Administración Central y las comunidades autónomas”. La estrategia se centrará principalmente en tres aspectos.

José Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad y Consumo del MSSSI

La primera de ellas, la firma de un protocolo de colaboración “que evidencie el compromiso de las empresas de biosimilares con el sistema”. Se trata de un protocolo similar al firmado con Farmaindustria y como el que se está ultimando con Aeseg, ha explicado Cruz. A este respecto, el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, ofreció en la inauguración del encuentro a las empresas de biosimilares “sentarnos cuanto antes para alcanzar un acuerdo como el de Farmaindustria”. La oferta la hacía, tal y como explicó “en nombre de Sanidad y de Hacienda” para avanzar en crecimiento y sostenibilidad y conseguir “que la prescripción y uso de los biosimilares sea cada vez más atractiva”. En este sentido, el secretario general aseguró que el Ministerio “estará abierto a cualquier propuesta y enfoque para que los pacientes tengan mejor acceso”.

Observatorio de buenas prácticas

El segundo de los aspectos que centrará la Estrategia de Biosimilares tiene que ver con el fomento de los biosimilares en las distintas comunidades autónomas y hospitales. Tal y como adelantó Cruz, en el seno de la Comisión Permanente de Farmacia, van a “compartir datos de utilización” de biosimilares por principios activos en las distintas comunidades autónomas. El objetivo es “identificar las mejores prácticas que puedan darse en una comunidad y que se puedan compartir”. Además, Cruz explicó que también estudia la posibilidad de incentivar a las regiones “a partir de ahorros que se puedan obtener por convenios de colaboración”.

Cruz explicó que la penetración de biosimilares es muy distinta en función de principio activo, pero también en función de cada comunidad autónoma. A este respecto explicó que, por ejemplo, en infliximab la penetración es próxima al 40% de los envases consumidos, aunque en algunas regiones llegan al 80% y en otras al 16%. Por ese motivo, “cualquier estrategia que se ponga en marcha pasa por conseguir que todas las comunidades vayan al mismo ritmo de incorporación”, aseguró.

Además, la responsable de Farmacia explicó que, en la actualidad, los biosimilares en hospital alcanzan un 47% de los envases utilizados en las moléculas en las que existe biosimilar. No obstante, existe dispersión tanto entre comunidades autónomas como en moléculas. Por ejemplo, en filgrastim el 86% de los envases consumidos en hospitales son biosimilares, mientras que en el caso de infliximab es un 40%. Esta cifra está muy alejada de la que se consigue en oficina de farmacia, donde los tres principios activos que tienen biosimilar no llegan más que al 4-5% de penetración.

Formación e información a pacientes

La última de las cuestiones a incluir en la Estrategia es la formación e información a pacientes. Según explicó la máxima responsable de Cartera, en colaboración con las asociaciones de pacientes con las que tienen convenios, identificarán “los aspectos que generan más incertidumbre en los pacientes para trabajar con ellos en estrategias de comunicación”, explicó la directora general.

Cruz explicó que todas estas cuestiones son importantes para seguir impulsando el crecimiento de los biosimilares en nuestro país dado que el incremento anual de pacientes en tratamiento con un medicamento biológico es del 10% anual. Ante este reto, los biosimilares “son una oportunidad de ahorro directo e indirecto al permitir aplicar medidas de eficiencia para el sistema como precios de referencia, compras competitivas, etc.”.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz