Comparte esta noticia

La digitalización entra en el sector salud a un ritmo desigual

MARÍA GRANJO  |    27.02.2018 - 19:38

El sector sanitario tiene interés en incorporar las herramientas tecnológicas para la mejora de la salud de la población y la eficiencia en la prestación de servicios. Compañías, centros sanitarios y de investigación, instituciones y pacientes son conscientes de la importancia de la digitalización de la salud y, sin embargo, el sector va por detrás de otros en este terreno. Para debatir sobre la situación, trabas y oportunidades que se plantean en este ámbito, la Asociación Salud Digital (ASD) celebró en la Fundación Areces la Jornada ’10 clips sobre Salud Digital’.

“La transformación digital en salud no está al nivel que debería estar”, aseveró el presidente de esta organización, Jaime del Barrio, que ve imprescindible un cambio de mentalidad para integrar lo digital de manera automática. Opina que este cambio además debe ser liderado por sanitarios, sobre todo cuando gigantes como Amazon han puesto su mirada en el sector salud. “Nos preocupa que estemos debatiendo sobre protección de datos mientras hay quien está entrando en el sector de manera muy agresiva”, señaló.

Un “pequeño” big data español

La Administración pública también es conocedora de la importancia de avanzar en este camino, según afirmó el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, que destacó entre los proyectos digitales del Ministerio de Sanidad la historia clínica y la receta electrónica interoperable. Como muestran estos proyectos, la tecnología además aporta equidad en el acceso a los servicios sanitarios, según apuntó. Otra de las iniciativas que la Administración pondrá en marcha en breve es el portal ‘Sanidad en Datos’, que según Castrodeza será una especie de “pequeño big data” con información sanitaria que se pondrá a disposición de los clínicos y que facilitará la toma de decisiones y el desarrollo de acciones.

El manejo de la información a nivel macro es un tema que preocupa a Europa. No en vano, la Comisión Europea está desarrollando trabajos para potenciar y al mismo tiempo controlar los datos sanitarios que circulan por la red. La fragilidad de los mismos fue puesta de manifiesto por el conocido ataque informático WannaCry, que comprometió la seguridad de los hospitales británicos en mayo del año 2017.

Prioridades de la CE

El investigador Octavi Quintana, presidente de la Fundación Prima (Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area), puso de relieve la dispar penetración del sector sanitario en la digitalización, y esto a pesar de que los ciudadanos están dispuestos a compartir sus datos sanitarios siempre que se haga en un entorno seguro, según puso de manifiesto el Eurobarómetro del año pasado. No obstante, hay barreras para un avance en este sentido, según reveló la consulta pública que se dio a conocer el pasado mes de octubre, en la que participaron instituciones sanitarias de 35 países.

Las trabajas que identificaron para el desarrollo de la digitalización en salud son la privacidad de los datos, la calidad de los mismos, la ciberseguridad y la falta de interoperabilidad de los sistemas electrónicos.

Para avanzar en ello, la Comisión Europea prepara una comunicación en la que enfatizará la necesidad de compartir datos a través de herramientas como la historia clínica digital; la creación de infraestructuras de datos, con el fin de usarlos en áreas clave como enfermedades raras, infecciosas y complejas; y que se ponga el foco en la mejora de la calidad de vida, no solo en tratar la enfermedad, con una Medicina centrada en el paciente, que debe hacerse corresponsable de su salud. En este punto, también destacó como uno de los intereses de la CE que se potencie la evaluación de resultados.

Proyectos europeos de intercambio de datos

Como ejemplos de proyectos europeos de intercambio de datos en investigación entre países, destacó la European Reference Networks, en el campo de las enfermedades raras, donde participan proveedores de atención médica y laboratorios. Otro es el European Medical Information Framework (EMIF), mediante el que los científicos pueden acceder a varias bases de datos reales de pacientes, permitiéndoles el acceso a nuevas vías de investigación médica.

Por otro lado, mediante el ETOX se comparten los datos de seguridad de medicamentos, de manera que facilita la predicción de los perfiles toxicológicos de moléculas en las primeras etapas de desarrollo. Para Quintana, supone un avance importante que los laboratorios compartan sus ensayos, lo que supone ahorros y mayor eficiencia en la investigación.

Apps

Las aplicaciones móviles es otro de los ámbitos de desarrollo, sin embargo, según quedó manifiesto durante la jornada, es necesario poner orden a la multitud de apps existentes y distinguir cuáles son de calidad. Según Inma Grau, de la fundación iSYS (internet, Salud y Sociedad), existen unas 325.000 aplicaciones, muchas de las cuales no cuenta con el certificado de la CE. Esta institución ha elaborado una revisión de 300 de ellas, con el fin de calibrar su interés, confianza y utilidad.

Barreras para el big data

El big data fue uno de los temas centrales de la jornada. Su utilización práctica aún es escasa, entre otros motivos porque hay dificultades para acceder a los datos y para almacenarlos, y aunque las empresas están dispuestas a trabajar con ellos, hay aún poca explotación de los mismos, salvo iniciativas puntuales, según expresó Manuel González, director del Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CITIC). José Luis Rojo-Alvarez, chief scientific officer de la empresa de salud digital Persei Vivarium, también comparte la idea de que el ámbito sanitario va a una velocidad distinta en cuanto a digitalización, entre otros motivos por la falta de interoperabilidad.

Protección de datos

La protección de los datos sanitarios es otra de las limitaciones del sector salud, sin embargo, las expertas participantes en la mesa redonda dedicada a este tema fueron optimistas en cuanto a la nueva normativa en relación a la privacidad de los datos: el Reglamento Europeo que entrará en vigor el próximo 25 de mayo. Gabriela Cerero, abogado de Sanofi, instó a las compañías a participar en el cumplimiento de la norma de manera global, que la protección de datos forme parte de la cultura de la empresa y que todos los departamentos estén al corriente de ello. Para Paula Fernández, de la asesoría legal Bird&Bird, el nuevo Reglamento no debe suponer una preocupación excesiva, sin embargo, las nuevas sanciones que este prevé hace necesario ponerse al día para cumplir con las nuevas reglas.

Ejemplos de salud digital de éxito

Durante la jornada  ’10 clips sobre Salud Digital’, emprendedores y expertos expusieron sus proyectos de éxito en este terreno, como es el caso del fundador de Doctoralia, Frederic Llordachs. Este portal que permite buscar médico, consultar opiniones y reservar la cita online, pretende acercar la atención sanitaria al paciente. Otro caso de éxito es ATRYS Health, compañía especializada en diagnósticos online y radioterapia.

También fueron expuestas experiencias en el ámbito del envejecimiento saludable, como Salud Conectada, de Sanitas; Inithealth, que diseña aplicaciones y soluciones informáticas y tecnológicas orientadas al campo de la salud, el bienestar y el deporte; y Saluus, red social intergeneracional.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz