Comparte esta noticia

La industria pide ampliar el debate sobre la sostenibilidad del SNS

Imagen de los participantes en la mesa sobre industria farmacéutica en el Forbes Summit Healthcare.

FRAN ROSA  |    01.03.2018 - 12:12

Varios representantes de la industria farmacéutica innovadora han participado en el Forbes Summit Healthcare, organizado en Madrid, y han trasladado, casi al unísono, la necesidad de superar el debate sobre la sostenibliidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), incorporando en él nuevos elementos que no lo limiten al coste de la innovación y de las nuevas tecnologías sanitarias.

En esta visión coincidieron el director de Relaciones Institucionales de Celgene, Juan José Polledo, la directora de Asuntos Corporativos de Lilly, Teresa Millán, y el director de Relaciones Institucionales de Celgene, Luis Cordero, quienes intervinieron en la mesa titulada 'Los retos de la industria farmacéutica', coincidiendo en que uno de los principales desafíos que afronta el sector se basa en convencer a las administraciones del valor global que aportan estas innovaciones al sistema sanitario, pero también al sistema productivo.

"Hablar sólo de la sostenibilidad se queda corto. Tendríamos que sentarnos a debatir de los retos que tenemos como sociedad, con nuestra demografía compleja, con el incremento de la supervivencia y la cronificación de las enfermedades", subrayó Millán, quien afirmó que "las soluciones tecnológicas, incluidos los medicamentos, lo que hacen es mejorar la situación de la población, incluida la productividad". Concretamente, se refirió a los nuevos medicamentos para la hepatitis C, que, dijo, "curan una enfermedad que antes generaba alto consumo de recursos, además de generar bajas laborales". Por eso, concluyó, "centrar el debate del impacto del gasto farmacéutico en la sostenibilidad del sistema sanitario es equivocado, habría que replantear el modelo de sociedad que tenemos y decidir qué queremos".

Polledo incidió en el ejemplo de los nuevos tratamientos para la hepatitis C, y reclamó "que no se hable en ningún sitio de los ahorros que se están generando con ellos". También se refirió a los nuevos anticoagualantes orales, que reducen la necesidad de seguimiento de los pacientes, evitando costes que requerían las alternativas previamente comercializadas. "Hay que tener en cuenta todos esos costes que nos ahorramos", insistió. Por su parte, Cordero llamó a situar el debate más allá de la sostenibilidad del sistema sanitario, y opinó que la discusión debe girar en torno "a nuestro Estado del Bienestar., en torno a qué sociedad queremos ser y qué recursos vamos a poner para atender a los desafíos"

Y es que, señaló Cordero, "estamos anticipando una revolución en muchas patologías". Una revolución que se basa, según Millán, "en soluciones a necesidades médicas no cubiertas, gracias al mayor conocimiento de las patologías, que cada vez son más específicas y que requieren una inversión mayor". "¿Se imaginan que existe una innovación que cambia el curso de la enfermedad y la sociedad no puede pagarla?", lanzó Polledo al auditorio. Aunque trasladó un mensaje de optimismo y recordó que "no hay información que aporte para la que no se haya encontrado la fórmula de pagarla". La clave está, culminó, en "la búsqueda de puntos de encuentro entre proveedores y pagadores".

Colaboración con la Administración

En sus intervenciones, los tres ponentes mostraron su total disposición a colaborar con las administraciones para encontrar esos puntos, algo que había hecho también previamante el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, quien puso como ejemplo el acuerdo firmado con los ministerios de Sanidad y Hacienda para vincular la evolución del gasto farmacéutico a la de la economía y, en caso contrario, pagar a la Administración el excedente, con el que habrían conseguido el compromiso del Gobierno de no aprobar nuevas medidas que impacten sobre el gasto farmacéutico.

En ese sentido, y aunque aún no hay datos concluyentes, Arnés predijo que la factura farmacéutica en medicamentos de marca habrá crecido ligeramente por debajo del 3% en 2017, en línea con el PIB, y que se espera que no supere el 2,5% para 2018, por lo que estaría dentro del rango que eximiría a la industria del pago a la Administración. 

No obstante, el director general de Farmaindustria afirmó que los laboratorios no pueden "comprometerse a devolver eternamente el exceso sobre el PIB, porque somos un sector innovador que quiere crecer". Lo que si harán en todo caso, según Arnés, será mantener "el diálogo y la disposición al entendimiento con los distintos stakeholders, especialmente con las Administraciones, para garantizar acceso y sostenibilidad".

 

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz