Comparte esta noticia

PSOE y PP discrepan sobre si EFG y biosimilares se deben impulsar juntos

Imagen de la Comisión de Sanidad del Senado. (Foto: Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea)

FRAN ROSA  |    15.03.2018 - 13:00

La Comisión de Sanidad del Senado ha votado en contra (15 votos frente a 10 a favor) de una moción del Grupo Socialista por la que se instaba al Gobierno "a elaborar un plan estratégico de impulso de los medicamentos genéricos en el marco de una estrategia general de política farmacéutica", y esto se ha debido a la oposición del Grupo Popular, que había pedido, a través de una enmienda de modificación, una alusión a los medicamentos biosimilares, ya que, en opinión del senador Ricardo Canals, son, como las EFG, "herramientas para mejorar la competencia y la eficiencia". José Martínez Olmos explicó la negativa del Grupo Socialista con "que puede haber quien, desde el punto de vista técnico, ponga reparos al impulso de dicha estrategia si incluye dos tipos de medicamentos que son diferentes".

Durante la exposición de la moción, el senador socialista defendió que la intención de su grupo con esta propuesta era la de "definir los objetivos e impulsar los genéricos como arma de eficiencia en la prestación farmacéutica, dada la situación de estancamiento en número de unidades consumidas y la diferencia negativa con respecto a otros países de la UE". Por ello, y apelando a la capacidad del Estado "para intervenir, en el marco de la política farmacéutica, para que se genere competencia", llamó a impulsar una estrategia que suponga "un escenario favorable para la inversión previa a la puesta de estos productos en el mercado". 

En cuanto a las medidas concretas, admitió que su Grupo había optado por dar un paso un lado y que favorecer que sean "el Gobierno y las CCAA los que trabajen en las medidas concretas". "Deben ser las administraciones sanitarias, con el arbitraje del CISNS", señaló Martínez Olmos, quien si llamó a tener en cuenta, dentro ese debate, "la aportación que hacen las empresas de genéricos, así como la opinión de profesionales y pacientes".

Escuchada la propuesta, tanto el Grupo Mixto, como el Grupo Vasco y Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea dieron su apoyo a la misma, al entender que los genéricos son, a día de hoy, una excelente "herramienta de ahorro", como expuso Yaiza Castilla (de la primera de estas formaciones), y con una repercusión muy positiva, además, "en la protección del derecho de los pacientes a acceder a los medicamentos", como subrayó Concepción Palencia.

La oposición del PP por no incluir los biosimilares

No ocurrió lo mismo con el Grupo Popular, que, representado por Canals, defendió hasta las últimas consecuencias su enmienda de modificación, que implicaba extender esa estrategia de impulso, además de a los genéricos, a los medicamentos biosimilares. Lo argumentó con el hecho de que "las EFG han demostrado contribución al sostenimiento del SNS, como lo hacen también los biosimilares", aislando el debate de las consideraciones farmacológicas y clínicas, y centrándolo en lo que ambas opciones suponen como herramienta para generar competencia en el mercado farmacéutico y eficiencia para el SNS. Por eso, anunció que si el Grupo Socialista no aceptaba su enmienda la registrarían como una moción propia en los próximos días. 

Martínez Olmos se negó finalmente a incorporar la citada modificación de la propuesta inicial, reiterando su idea de que "los genéricos no tienen nada que ver con los biosimilares y de que la mezcla de ambos podría resultar una estrategia inadecuada, ya que habría quien podría poner reparos desde un punto de vista técnico".

Más allá del debate y del éxito o fracaso de la propuesta socialista, el senador popular afirmó que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está trabajando ya en una estrategia para el impulso de los genéricos y los biosimilares, la cual incluye, dijo: "Medidas legislativas que impulsen a ambos; la firma de protocolos de colaboración con las patronales de ambos sectores; el fomento del uso en las CCAA; el aumento de la transparencia sobre los datos de consumo a través de la web de Sanidad; la agilización del procedimiento para fijación de precios, y la realización de campañas divulgativas dirigidas a profesionales y población general, medidas para las que se contará", concluyó, "con la opinión de los pacientes y los profesionales sanitarios". 

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz