Comparte esta noticia

Las farmacias vascas quieren ser entorno 'friendly' para el mayor

Presentación de la colaboración entre el Consejo de Farmacéuticos del País Vasco y el Departamento de Empleo y Políticas Sociales para orientar a las farmacias hacia el paciente mayor.

DIARIOFARMA  |    26.03.2018 - 11:27

El Consejo de Farmacéuticos del País Vasco ha informado de una colaboración con la Red Euskadi Lagunkoia, iniciativa promovida por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco e integrada por 54 municipios, para impulsar la amigabilidad de las farmacias vascas con las personas mayores. Concretamente, el objetivo de esta iniciativa es hacer que estos establecimientos sean más amigables para sus clientes, adecuándose especialmente a las necesidades de las personas mayores y/o con dependencia, para que puedan seguir desarrollando su vida en el entorno habitual de la forma más autónoma posible.

Dentro de los consejos y pautas que se proponen, destaca, en primer lugar, la autoevaluación, para que sean conscientes de las barreras o dificultades que encuentran las personas mayores y/o con discapacidad en sus locales. Gracias a este proceso de sensibilización, podrán mejorar el servicio de atención al cliente.

También se recomiendan acciones como dejar las puertas y lugares de paso con espacio amplio; disponer de una buena iluminación artificial; reducir el volumen de la música; retirar las alfombras, o ponerlas encastradas al suelo; activar un servicio de entrega a domicilio; poner una silla o banco para el descanso durante la espera; si la entrada no es a nivel de suelo, considerar la instalación de una rampa; contar con gafas para vista cansada o una lupa para que personas con dificultades de visión puedan leer las especificaciones de los productos; hablar de forma clara y repetir siempre que sea necesario; y una serie de consejos para mejorar el material impreso, entre otros.

En la presentación de la colaboración que van a llevar a cabo ambas instituciones, Lide Amilibia, Viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno vasco, ha destacado que "las personas mayores suelen ser clientes fieles en comercios de barrio, lo que incluye a las farmacias, que son, a su vez, buenas conocedoras de los productos que adquieren. Con estas nuevas pautas, las farmacias van a convertirse en espacios más amables para ellos y eso va a repercutir en su vida, contribuyendo a la prolongación de la autonomía de alguna de ellas".

Por su parte, el presidente del Consejo de Farmacéuticos del País Vasco, Ángel Garay, ha subrayado que "las farmacias conforman la red sanitaria más cercana y accesible a la sociedad y con este programa de amigabilidad de Euskadi se hacen, si cabe, todavía más accesibles, sensibles y comprometidas con las necesidades e intereses que tengan los pacientes mayores a los que atienden". Además, ha añadido, "hará posible una mejor comunicación de todo el engranaje asistencial sanitario, teniendo en cuenta la colaboración de las farmacias con los servicios sociosanitarios, y permitirá el abordaje en la farmacia de manera confidencial de todas aquellas cuestiones relacionadas con el uso del medicamento que preocupen a los pacientes”.

Otras patas de la colaboración

Fruto de la colaboración, el Consejo de Farmacéuticos del País Vasco y Euskadi Lagunkoia también han relanzado una guía en forma de folleto para favorecer un trato amigable hacia las personas que padecen demencia y así fomentar su autonomía para que continúen participando en la sociedad. Esta guía se distribuirá ahora en las 833 farmacias de los tres Territorios y se han editado 41.650 copias para ello.

En la guía se explica qué es la demencia y qué síntomas pueden mostrar las personas que la sufren. Además, se dan consejos sobre cómo tratar a estas personas en situaciones cotidianas. Entre las recomendaciones para atender a estas personas en el entorno de la farmacia, se citan: sonreír y establecer contacto visual; mostrar calma y amabilidad; utilizar un tono de voz suave; manifestar sentido del humor: no reírse de la persona, pero quitar hierro al despiste; simplificar lo que se dice, pero nunca infantilizar; realizar las preguntas de una en una o hacer preguntas sencillas; dar instrucciones paso a paso; ser paciente; repetir la frase o pregunta y si tras unos segundos no se entiende, reformularla, y tratar siempre a la persona con dignidad y respeto.

 

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz