Comparte esta noticia

¿Qué tal estás? Bien, o te cuento

¿Quieres saber lo último de...

DIARIOFARMA  |    05.04.2018 - 10:56

Artículo de opinión de Diana Kvaternik, general manager en Havas Health & YOU (www.havaslife.es/), agencia perteneciente a AEAPS (www.aeapsalud.es)

Diana Kvaternik, general manager en Havas Health & YOU

Hace muchos años, yo tenía un compañero en el trabajo con el que mi diálogo invariable al llegar a la agencia por las mañanas transcurría así:

- “¿Qué tal estás?” - preguntaba yo.

- “Bien, o te cuento” - contestaba él.

Porque “¿qué tal estás?” puede parecer una pregunta muy simple, pero la respuesta no tiene por qué ser sencilla. La comunicación, en general, no lo es. Pero si además esa pregunta la trasladamos al entorno de la salud, alcanzamos otra dimensión, donde hasta un 72% de los españoles utiliza la red para resolver dudas relativas a su salud, obteniendo a cambio información parcial e incompleta que poco puede ayudarles.

Del mismo modo, hoy en día hay multitud de herramientas y aplicaciones destinadas a gestionar nuestra salud de la mejor manera posible. Permiten hacer seguimiento de distintos parámetros y signos vitales, facilitan la recuperación en diversas patologías, nos impulsan a cuidarnos más y contribuyen a prevenir enfermedades.

En resumen, la tecnología se pone a los pies de la salud y de la industria farmacéutica, y viceversa (win-win).

En este punto cabe preguntarse dónde queda el impacto emocional que la enfermedad supone al paciente, y qué papel se le otorga frente a la tecnología en la gestión de la enfermedad, o, yendo más allá, si cabe pensar en una tecnología emocional, aunque el término parezca incongruente.

En definitiva, ¿cómo/dónde encaja una aplicación, emocional o no, en una estrategia de comunicación? ¿es suficiente por sí misma? O bien la comunicación de salud es más compleja, y por tanto requiere respuestas más amplias…

Es evidente que los beneficios funcionales son prioritarios, pero también parece obvio que el paciente es un individuo particular, con sus peculiaridades y circunstancias, que, excepto en que no ha elegido estar enfermo, no se parece a todos los demás.

Es por eso que al plantearnos una estrategia de comunicación en el ámbito de la salud debemos centrarnos, no sólo en la teoría, sino en cómo mejorar los resultados reales en salud. Y esta manera de afrontar la comunicación será la que marque la diferencia, ya que nos permitirá desarrollar y comunicar contenidos significativos y experiencias eficientes a través de proyectos centrados en un objetivo concreto: resolver las necesidades del paciente.

“Olvidémonos” de la teoría para zambullirnos en el mundo del médico que está junto al paciente, aprendamos a mirar la salud desde su punto de vista, y desde la perspectiva del paciente.

Contar con sus percepciones a la hora de plantear una estrategia de comunicación aumentará las posibilidades de influir en el mundo real, lo que todos, profesionales sanitarios, compañías farmacéuticas y agencias de comunicación de salud, buscamos.

Y ahora, cuéntame.


Diana Kvaternik, es general manager en Havas Health & YOU (www.havaslife.es/), agencia perteneciente a AEAPS (www.aeapsalud.es)

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz