Comparte esta noticia

Farmaindustria replica a ‘No es Sano’: “El coste en fármacos oncológicos es solo el 10% del gasto total y es estable”

Humberto Arnés, director general de Farmaindustria

Humberto Arnés, director general de Farmaindustria

DIARIOFARMA  |    17.04.2018 - 20:39

Farmaindustria ha hecho público un completo argumentario en el que replican y contradicen la mayor parte de las afirmaciones realizadas por la campaña ‘No es sano’  en la que han criticado los precios de los medicamentos oncológicos. La patronal farmacéutica asegura que las afirmaciones de esta campaña, en la que participan Salud por Derecho, Médicos del Mundo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la Organización Médica Colegial (OMC), presentan un “limitado enfoque” así como “inexactitudes”, por lo que ve necesario aclarar algunos aspectos.

La patronal de la industria farmacéutica innovadora asegura que “el coste de los medicamentos contra el cáncer sólo supone el 10% del gasto farmacéutico público y se mantiene estable” en el tiempo. En este sentido, destaca que es un coste “sostenible” que se ha mantenido estable desde 2009 en términos relativos a pesar del aumento de la incidencia registrada, lo que implica un mayor número de pacientes tratados, y la introducción de más de 40 nuevos medicamentos. Con datos de 2014, el gasto en medicamentos oncológicos supuso el 2,67% del gasto sanitario público total: 1.656 millones de euros de los 61.947 de gasto sanitario total.

Además, Farmaindustria explica que, según estudios recientes, “los medicamentos contra el cáncer representan aproximadamente el 35% del gasto sanitario en oncología. El restante 65% corresponde a los costes hospitalarios de la atención al paciente, que incluyen otras intervenciones (cirugía, hospitalización, diagnóstico, radioterapia, etc.) y de atención primaria”.

Posicionamientos ideológicos

En relación a los procedimientos de precio y financiación de los medicamentos, Farmaindustria recuerda que se trata de un sistema “selectivo” en el que comunidades autónomas y Ministerio de Sanidad toman la decisión de forma “motivada” y “conforme a criterios objetivos” incluidos en la Ley de Garantías. Además, explica que la “decisión de financiación no está garantizada, puesto que la propuesta que realizan las compañías puede rechazarse en caso de que los precios no se consideren adecuados, pese a que el medicamento esté debidamente autorizado”. A este respecto, Farmaindustria considera que la utilización de medicamentos es “una inversión que genera un retorno mucho mayor” en el medio y largo plazo, tanto para el paciente como para la sociedad tanto en términos sanitarios, humanísticos y sociales como económicos. La patronal explica que en la medida en que se incorporan tratamientos más eficaces, precisos y con menores efectos secundarios “se mejora el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes y se reduce el gasto sanitario derivado de su hospitalización y de las complicaciones de su proceso”.

Por todo ello, y teniendo en cuenta que algunos de los nuevos medicamentos están destinados a muy pocos pacientes pese a que sus costes de desarrollo son iguales al resto de fármacos, Farmaindustria considera que no tener en cuenta todos estos factores supone abordar la cuestión del precio de los medicamentos “desde posicionamientos meramente ideológicos y simplistas”, de modo que se genera “un debate que no se ajusta a la realidad del sector ni a los estándares internacionales de I+D de la industria farmacéutica innovadora ni, más importante aún, a la realidad de la aportación de los medicamentos innovadores”.

Investigación y desarrollo

Una de las cuestiones criticadas por ‘No es Sano’ es el precio de medicamentos cuya investigación y desarrollo se ha financiado con fondos públicos. A este respecto, desde Farmaindustria recuerdan que “ocho de cada 10 de los aprobados en España están promovidos directamente por compañías farmacéuticas”. Esto supone que las compañías “se hacen cargo de toda su financiación, incluido el suministro gratuito al hospital de los medicamentos necesarios para los ensayos, las pruebas diagnósticas relacionadas y el seguimiento de los pacientes participantes”. Además, Farmaindustria recuerda que el 2% de la facturación de la industria farmacéutica al Sistema Nacional de Salud (SNS) revierte en “financiar la actividad de los distintos Centros de Investigación Biomédica en Red (CIBER) y Redes Temáticas de Investigación Cooperativa en Salud (RETICS) en el marco de la actividad del Instituto de Salud Carlos III”.

En relación al sistema de patentes que protegen las invenciones, la patronal explica que en los últimos años ha logrado garantizar “la inversión en I+D en un ámbito de tan alto riesgo como el de los medicamentos”. Además, recuerda que una vez finalizado el periodo de protección, se produce la reducción de precios que permiten liberar recursos para atender recursos para otras necesidades y financiar la innovación “creando un círculo virtuoso para Estados, sistemas sanitarios y, sobre todo, pacientes”.

Farmaindustria también recuerda el compromiso al que ha llegado con la Administración a través del Convenio firmado con los ministerios de Sanidad y de Hacienda, con el que garantiza que el gasto público en medicamentos originales no genéricos no crecerá por encima de lo que lo haga el PIB.

Por último, y más allá de los resultados en salud que se obtienen y que permiten que el 70% de los pacientes con cáncer sobreviva más de cinco años tras el diagnóstico, la patronal presume del valor estratégico que tiene el sector para la economía, generando más de 200.000 empleos, de los que 40.000 son directos, de alta cualificación y calidad, y exportando por valor de más de 10.600 millones de euros, que supone el 27% de las exportaciones de alta tecnología. Además, el sector farmacéutico es responsable del 21% del total de la I+D industrial en España.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz