Comparte esta noticia

Asprofa presenta su primer servicio profesional: Atención Domiciliaria

OLGA VILANOVA  |    17.05.2018 - 17:43

La Asociación de Profesionales de la Farmacia (Asprofa) ha presentado su propuesta del proyecto de servicio profesional de ‘Atención Farmacéutica Domiciliaria’. De este modo, la asociación impulsa su vertiente más asistencial tras haber incluido en sus dos congresos algunos talleres y ponencias de este ámbito.

Asprofa ha recuperado un proyecto puesto en marcha en 2012 por el grupo Mamundi, en el que participaba el presidente de la asociación, Baltasar Pons, y que fue premiado por TEVA en 2015. Con el mismo, ahora quieren ejemplificar algunas “pequeñas acciones de la farmacia comunitaria” que mejoran “notablemente” a la comunidad que está en torno a ella y, por tanto, “se demuestra la gran influencia que ejerce en su entorno”.

Los objetivos principales de este servicio son garantizar un correcto seguimiento del paciente detectando posibles reacciones adversas o problemas relacionados con la salud. Además, trata de educar al paciente en hábitos saludables, reducir las visitas al médico y el número de ingresos, así como mejorar la relación y comunicación entre paciente-farmacéutico-médico y cuidador, además de mejorar la calidad de vida del paciente.

Una vez conseguidos los objetivos anteriores y con la colaboración activa de otros profesionales sanitarios y del mismo paciente, se obtienen dos objetivos más de este proyecto, como son la participación del paciente en las decisiones farmacoterapéuticas junto con los otros profesionales sanitarios para optimizar su medicación, e informar y educar a cada paciente sobre las medidas higiénicas y dietéticas a adoptar para llegar a un estado óptimo de salud y bienestar. Es decir, diseñar y ejecutar un plan de educación para la salud personalizado, subrayan en el propio programa.

Una farmacia preocupada por las personas

Por otro lado, Asprofa destaca como ventajas para el farmacéutico la fidelización de clientes y lograr una mejor valoración de la farmacia, pues este tipo de iniciativas muestra que los servicios ofrecidos en la oficina de farmacia, van más allá del negocio de venta y se preocupa realmente por las personas.

El programa ofrece una solución a los problemas de salud de un determinado grupo de pacientes, y se realiza en el propio domicilio del paciente. Para ello, el usuario deberá reunir la siguientes características: paciente con dificultad para desplazarse, con factores de riesgo cardiovascular alterados, polimedicado, con alguna patología que precise seguimiento, que tenga problemas relacionados con la medicación  o cuando haya unos niveles de adherencia terapéutica bajos.

Además, el propio programa hace referencia a que se debe cobrar por el servicio, no obstante, indica que no pueden establecerlo ni de manera orientativa, ya que no estaría permitido según la ley de Defensa de la Competencia. Por ello, indican que sería cada farmacia la que tendría que decidir qué coste tiene para el usuario.

El  servicio ofrecido por el farmacéutico se puede coordinar con el centro de salud, con el médico, enfermería o incluso con el hospital. Tal y como se indica, en el propio proyecto y  desde la asociación, esta actuación no genera intrusismo con la atención domiciliaria que se esté llevando a cabo por enfermería, medicina o farmacia de hospital. El objetivo es complementar esa atención y extenderla a más pacientes a los que no pueden llegar, primando siempre una coordinación con el resto de profesionales sanitarios..

Ventajas de la implantación del programa

Con la puesta en marcha del proyecto, tal y como se explica, se evitan desplazamientos tanto al paciente como a familiares al centro de salud o al hospital, lo que les conlleva un ahorro de tiempo y dinero. Asimismo, se logra una mayor intimidad y comodidad para el paciente y existe una mayor facilidad de comunicación entre paciente y farmacéutico.

Además, se crea un ambiente de aprendizaje, por parte del paciente, en cuanto a su medicación a sus niveles de presión arterial, glucosa y colesterol y en lo referente a su dieta.

Asprofa también destaca que con este servicio se pone a disposición del paciente una asistencia y atención de calidad, mejores que los tradicionales, con una mínima inversión se mejora notablemente la calidad de vida del paciente.

Desde Asprofa, se ha señalado que el día a día en la farmacia les ha hecho reflexionar sobre todos aquellos pacientes que por un motivo u otro necesitan una mayor atención. Hay un grupo de pacientes con el que se lograría optimizar los recursos de los que ya se disponen y su salud se mejoraría de manera exponencial así su calidad de vida, si las farmacias “saliesen de sus  cuatro paredes”.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz