Comparte esta noticia

Paliar la resistencia a antibióticos es posible, pero hacen falta recursos

Imagen de la rueda de prensa de Seimc, SEFH y SEMPSPH para pedir financiación suficiente para luchar contra la resistencia a los antibióticos.

FRAN ROSA  |    17.05.2018 - 16:51

Representantes de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) han pedido, con el apoyo del Foro Español de Pacientes y la Alianza General de Pacientes, la inclusión de una dotación específica en los Presupuestos Generales del Estado para el abordaje de las resistencias a antimicrobianos, ya que, han subrayado, hay acciones que contribuirían a paliar este problema de salud pública, pero que requieren la asignación de recursos.

Durante la rueda de prensa, en la que han participado estas organizaciones, se han presentado los datos de un estudio realizado por Seimc en 82 hospitales de 15 comunidades autónomas, en los que, durante una semana, se ha analizado el número de estancias hospitalarias causadas por una infección por bacteria multirresistente, así como la mortalidad de estos pacientes en los 30 días posteriores. En total, se registraron 903 pacientes afectados por estas infecciones, siendo las producidas por bacilos Gram negativos las más frecuentes. Entre ellas, destacaron las originadas por Escherichia coli con el mecanismo de resistencia de producción de betalactamasas de espectro extendido (233), por Pseudomonas aeruginosa resistentes a antibióticos carbapenemos o multirresistente (103), por Klebsiella pneumoniae con betalactamasas de espectro extendido (85), y K pneumoniae con resistencia a carbapenem (36).

El número de fallecidos durante el mes de seguimiento fue de 177, en torno al 20%, una cifra que, extrapolada a los 365 del año sumaría más de 9.000 muertes en 2018. Una mortalidad que, según José Miguel Cisneros,  presidente de la Seimc, "es 30 veces superior a las que vienen causando los accidentes de tráfico". "Estos datos confirman la magnitud y la gravedad de los avisos que nos vienen a nivel mundial y que en nuestro país se confirman con un  índice estimado de una muerte por cada cinco pacientes afectados", añadió.

Se necesitan más recursos

Por eso, y teniendo en cuenta que hay acciones que se pueden llevar a cabo para paliar este problema, el presidente de la Sociedad exigió a las autoridades políticas y sanitarias, nacionales y autonómicas, "que aporten los recursos humanos y técnicos necesarios para hacer frente a este problema de salud pública, con un financiación que sea incluida explícitamente en los Presupuestos Generales del Estado". Entre esos recursos, destacó la importancia de contar con el personal necesario para que los equipos/programas de Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria y de Optimización en el uso de Antibióticos sean operativos, teniendo en cuenta que incluyen la formación necesaria para capacitar a los profesionales en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las infecciones por bacterias multirresistentes.

Precisamente, sobre los PROA habló el presidente de la SEFH, Miguel Ángel Calleja, quien se sumó a la reivindicación y advirtió de que "el mal uso y abuso de los antibióticos, sumado a la escasa innovación en este campo, hace que estemos ante crisis antibiótica". "Por eso", señaló, "necesitamos que parte del tiempo de los profesionales se dedique a esto. Necesitamos la monitorización de algunos antibióticos, para poder individualizar el tratamiento, que cada paciente tenga la dosis que necesita según el microorganismo que está generando la enfermedad en ese paciente". También llamó a tener muy en cuenta el problema de los desabastecimientos y la necesidad de incentivar la investigación, tanto la pública como la privada, para poder ampliar el abanico terapéutico. 

Además de recursos humanos para la aplicación de los programas ya existentes, Cisneros hizo alusión a la importancia de disponer de los recursos técnicos adecuados. Principalmente, para acelerar el diagnóstico y facilitar una correcta prescripción. A este respecto, cabe destacar la intervención de Julio García Rodríguez, jefe Servicio Microbiología del Hospital de La Paz y miembro de SEIMC, quien aseguró que "estamos viviendo una revolución en el mundo de la Microbiología, con técnicas que permiten el diagnóstico en 15 minutos". Y añadió: "Aunque no son baratas, permiten optimizar el tratamiento y ahorrar en antibióticos. La inversión inicial es más cara que lo que estamos haciendo, aunque a largo plazo puede resultar eficiente. Pero esto para muchos gerentes no resulta demasiado agradable. Nosotros siempre hablamos a largo plazo, y esto choca muchas veces con las miradas a corto de los políticos”, culminó.

La implicación de los sanitarios y los pacientes

Junto a estas cuestiones, Ángel Asensio, portavoz de la SEMPSPH, subrayó la necesidad de que los profesionales sanitarios y no sanitarios cumplan con recomendaciones como "la higiene de manos, la limpieza y desinfección de equipos y materiales, así como la aplicación de las medidas específicas definidas para cada patógeno". Así mismo, llamó a dotar a los equipos asistenciales "del número adecuado de personal de Enfermería para el control de infecciones".

En este ámbito, desde la Seimc se volvió a reclamar la creación de la Especialidad de Enfermedades Infecciosas, una medida apoyada por todos los grupos parlamentarios, que votaron a favor de una PNL propuesta en esta dirección. Y es que, como apuntó Cisneros, la prescripción inadecuada de antibióticos (una de cada dos prescripciones sería evitable, según dijo), y la consiguiente generación de resistencias, tiene mucho que ver con el hecho de que "en los últimos 20-30 años el aumento del conocimiento sobre los nuevos microorganismos es tan extraordinario que los médicos generalistas y especialistas que prescriben antibióticos no pueden estar al día". De ahí la importancia, dijo, de una formación continuada y una optimización de la prescripción liderada por infectólogos y farmacéutticos hospitalarios. 

También se reclamaron fondos para la formación de los pacientes, ya que existe la creencia de que los españoles tienen un gran desconocimiento sobre el problema que está generando la sobreprescripción de antibióticos. Sobre este particular se pronunció José Luis Baquero, vicepresidente del Foro Español de Pacientes, quien pidió que se racionalice el uso de antibióticos en el mundo animal, se fomente la investigación y se informe adecuadamente a la población. Por su parte, Antonio Bernal, presidente de la AGP, pidió al Gobierno que apruebe la financiación necesaria para materializar los planes y las acciones necesarias, reconozca la especialidad y asigne un presupuesto adecuado para la formación y la concienciación de los pacientes y los profesionales.  

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz