Comparte esta noticia

El ex ministro socialista, Jordi Sevilla, apuesta por un SNS sin estatutarios y que se apoye más en la privada

Jordi Sevilla en la presentación de su nuevo libro.

DIARIOFARMA  |    29.05.2018 - 17:54

El ex ministro socialista de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que es actualmente vicepresidente de Contexto Económico de Llorente & Cuenca y fue responsable del equipo económico del candidato del PSOE a las elecciones de 2015, presentó la semana pasada su libro, 'Qué está pasando con tu Sanidad', del cual es coautor junto Ignacio Riesgo, ex responsable de Sanidad de PricewaterhouseCoopers y que ahora actúa como consultor independiente, el cual incluye una batería de propuestas para adaptar el sistema sanitario a las nuevas características socio-demográficas. Entre ellas destacan la necesidad de impulsar la colaboración público-privada, así como la superación progresiva del modelo laboral estatutario.

En este sentido, Sevilla reconoció que "es cierto que se han producido grandes recortes en la sanidad pública", aunque, en su opinión, "éstos no son, ni mucho menos, los únicos problemas que azotan a nuestro sistema sanitario sanitario actual". Entre las nuevas tendencias señala la reversión de la pirámide poblacional, con el consiguiente aumento de las enfermedades crónicas, así como la aparición de nuevas tecnologías en el ámbito de la salud.

En lo que respecta a las medidas, el ex ministro las desglosa en seis grandes bloques. Por un lado, las que tienen que ver con el nuevo papel que, en opinión de los autores de este libro, deben jugar ciudadanos y pacientes en el SNS. Por un lado, en lo que respecta a los estilos de vida. Por otro, siendo protagonistas en la toma de decisiones. También incluye ahí la necesidad de promocionar el autocuidado y la prevención.

El segundo bloque está compuesto por ideas relacionadas con la financiación del SNS, que debe ser suficiente, defienden, pero que debe ir acompañada de una evaluación exhaustiva de los costes. Para ello, abogan por desarrollar sistemas de información que permitan actuar sobre la base de la eficiencia. En cuanto a la gobernanza, los autores abogan por reforzar el papel del Ministerio de Sanidad, así como la creación de una Agencia del Sistema Nacional de Salud, entre otras medidas.

Por otro lado está lo relacionado con la política de personal, donde apuestan por una "liberalización progresiva", en el marco "del Estatuto Básico del Empleado Público". La idea, en este sentido, es de la "superar de manera progresiva el régimen laboral estatutario". Consideran que habría que sustituir este modelo por otro en el que se remunere a los profesionales en función de su desempeño.

Cabe destacar también la apuesta por la adopción de un nuevo marco de colaboración con la sanidad privada, la cual, expresó Sevilla, no debe verse como un ataque a la sanidad pública. "Ambas nunca deberían competir entre sí, sino complementarse", y niega el argumento de los que dicen que hoy, para los problemas graves, hay que ir a los centros públicos, algo que, asegura "ya no es así, ya que ambos modelos cubren espectros diferentes pero compatibles". En este sentido, llamó a tener en cuenta los 10 millones de españoles que cuentan actualmente con póliza privada, lo cual es resultado, dijo, de un "colapso en el sistema público por un problema de gestión y de gran rigidez".

Otras medidas

Junto a estas medidas principales, los autores del libro apuestan por la creación de órganos colegiados de gobierno en los centros sanitarios, la creación de nuevas áreas de gestión clínica, el desarrollo de la carrera profesional de los sanitarios, la profesionalización del personal directivo, la mejora de la función de compras, la creación de una Agencia de Evaluación de Tecnologías para todo el SNS, la introducción de la medicina de precisión, la transformación digital, la creación de una incubadora biosanitaria en el SNS o la incorporación de empresas a los centros de investigación.

Para Sevilla, toda esta transformación del sistema sanitario no es una opción, "sino una necesidad convertida en obligación". De hecho, defiende que "si Ernest Lluch y su equipo tuvieran que actualizar ahora la Ley General de Sanidad de 1986, seguramente incluirían todas estas medidas para hacer efectivo el derecho a la protección de la salud hoy".

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz