Comparte esta noticia

El PSOE tendría el apoyo de UP y PNV para varias de sus apuestas en Sanidad

Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno.

FRAN ROSA  |    06.06.2018 - 20:00

La duración, o no, del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez dependerá mucho de su capacidad para tejer mayorías en el Congreso y sacar adelante algunas de las medidas que han ido proponiendo como oposición, las cuales les han servido para poner tierra de por medio con los partidos de la franja derecha del arco parlamentario, con los que se ha llegado a fundir en cuestiones como la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Entre esas propuestas se encuentran la derogación de la algunas de las medidas más controvertidas del Gobierno de Rajoy, como son la reforma laboral o la Ley Mordaza, y, en sanidad, el Real Decreto Ley 16/2012, con el que se dejó sin derecho a la atención sanitaria regular a inmigrantes sin papeles, se alteraron los niveles previos de copago farmacéutico y se fragmentó la Cartera Básica de Servicios del SNS.

Para medir los apoyos que podría tener el nuevo Gobierno socialista a esta derogación del RDL 16/2012, así como a otras medidas que han venido proponiendo en materia de sanidad durante su estancia en la oposición, Diariofarma ha podido hablar con dos de los partidos con los que Sánchez tendrá que contar para sacar adelante estas reformas, como son el Grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (UP-EC-EM) y el Grupo Parlamentario Vasco (GPV). El resultado arroja buenas y malas noticias para el nuevo Gobierno y, más concretamente, par la nueva ministra, Carmen Montón.

Así, el cierre de filas en torno a la derogación de 16/2012 parece total en la oposición. Amparo Botejara, portavoz de UP-EC-EM recuerda que esta medida "está dentro de nuestras reivindicaciones", y opina que, entre derogación parcial o total del RDL, su Grupo optaría por "derogar del todo, que es lo que pide la sociedad civil, y legislar de nuevo". Opina además que la llegada de Montón al Paseo del Prado "la mejor opción que podrían haber elegido", y hace referencia a sus experiencias como consellera en la Comunidad Valenciana con la restitución de la universalidad y la adopción de ayudas al copago. "Nos parece una elección acertada y estamos contentos", asegura.

Más cauto ha sido el portavoz de Sanidad del GPV en el Congreso, Joseba Andoni Agirretxea, que la conoce de su etapa como diputada, cuando llevaba temas de Igualdad y valora su etapa en la Consellería, aunque dice no saber cómo se desenvolverá como ministra y "si tendrá tiempo para hacer algo interesante". Lo tenga o no, le pide "sea escrupulosa en la cuestión competencial, que no se inmiscuya en temas son competencia de las CCAA". Sobre la derogación del 16/2012, recuerda que "desde que se aprobó el RDL, en Euskadi no hemos paramos de pedir su derogación, y, con los recursos propios y dentro de nuestras posibilidades, no se le ha negado la asistencia a nadie, tenga o no papeles". Por eso, esperamos "que sea una de sus primeras medidas", lanza a Montón, dando muestras del apoyo de su Grupo. 

Sobre la gestión público-privada

Donde quizás puede haber más controversia es en la revisión que, supuestamente, querría hacer el Grupo Socialista de la 15/1997, que abre la puerta a modelos de gestión público-privada de la sanidad. Esa revisión está incluida en la última moción presentada por este Grupo en el Congreso, la cual incluye un decálogo de medidas que más pareciera un programa de Gobierno, aunque existen dudas de que fuera a contar con los apoyos necesarios para abordar una reforma de estas características.

Quien apoyaría ese paso sin dudar sería UP-EC-EM. Botejara destaca además, de la andadura de Montón en la Consellería valenciana, "el desmantelamiento del modelo Alzira, que no se ha podido hacer mejor". Por eso prefieren que se haya elegido a la ex consellera y no a Bengoa, que en alguna ocasión se ha mostrado de acuerdo con un modelo de gestión público-privado. Para su Grupo,  "es fundamental derogar la Ley 15/1997. Si lo proponen, ahí nos vamos a encontrar". Y es que la formación morada defiende a capa y espada un SNS "que sea de titularidad pública y gestión pública al 100%, ya que además hemos visto que el resto de fórmulas de gestión que nos han vendido para solucionar los problemas del SNS tienen graves efectos secundarios".

Esta posición, no obstante, es diferente a la mostrada públicamente por partidos como el PNV o el PdCat, a los que se le reconoce una visión de la economía más liberal. Agirretxe defiende, en ese sentido, "el modelo vasco". Y añade: "Nosotros no tenemos miedo a lo privado, ni reticencia a lo público. Lo público es la base de la sanidad, cque debe garantizar el derecho de todo ciudadano. Eso sí, no vemos nada de negativo en concertar lo complementario, a lo que éste no llegue". Esto puede dar a entender que será más difícil un encuentro con los nacionalistas vascos en este punto.

Donde si coinciden los tres grupos el socialista, el de los nacionalistas vascos y el de Unidos Podemos y las confluencias, es en la necesidad de promover el uso de genéricos y biosimilares en el SNS. Agirretxe avanza que todas las medidas que puedan venir en este sentido "les parecen importantes". "Es una cuestión que siempre hemos defendido", señala. Tampoco alberga ninguna duda al respecto Botejara, quien afirma el nuevo Gobierno tendrá el apoyo de su Grupo siempre que transite esa vía.

Una vía que para ella es la opuesta a la que eligió el Gobierno anterior, cuando firmó el convenio con Farmaindustria, un convenio que, a su entender, debería suspenderse lo antes posible. "Nos parece un convenio mal dirigido, que obliga a las CCAA a un consumo mínimo de medicamentos de marca. Pensamos que es un convenio hecho a la medida de la industria y pensamos que hay que acabar con él", concluye. Al mismo tiempo, defiende la vuelta a la financiación de medicamentos que salieron de la prestación en 2012, ya que en su cabeza no cabe la aplicación de síntoma menor "cuando de lo que se trata es de un un problema de salud, como el estreñimiento, que tiene que ser tratado".

Financiación autonómica

También existen dudas sobre la posición del GPV con respecto a las medidas que el PSOE pueda proponer en el campo de la financiación autonómica, siempre y cuando no afecten a Euskadi. "No somos del régimen común, por lo que en esas cuestiones no solemos entrar. Si se plantea, valoraremos la propuesta. Ahora no vamos a opinar, hasta que eso no se haga. Está claro que el tema de la financiación autonómica es uno de los que habrá que abordar", reconoce el portavoz de Sanidad del GPV.

Sí que tiene clara su posición UP-EC-EM. Y es que la recuperación del Fondo de Cohesión, del de Garantía Asistencial, o la creación de un Fondo para apoyar a las CCAA ante la eventual incorporación de medicamentos de alto coste son cuestiones que este Grupo también ha defendido y ha perseguido a través de la presentación de enmiendas a los Presupuestos. Lo mismo pasa con la transferencia de dinero a las autonomías para pagar la asistencia en Prisiones, competencia que, sin embargo, sigue sin soltar Interior. "Todas estas medidas, si se plantearan, las apoyaríamos, porque estamos plenamente de acuerdo con que son necesarias", afirma Botejara.

Con todo lo dicho, la portavoz de Sanidad de UP-EC-EM resumen que la mayoría de las propuestas que ha realizado el PSOE durante su etapa en la oposición podrían ser perfectamente apoyadas por los suyos, aunque les queda la duda de que vayan a perseguir todo aquello que parecen defender. "Una cosa es la teoría, cuando uno está en la oposición, y otra cosa es gobernar. Desde luego, si el PSOE va adelante con sus propuestas, y no quedan descafeinadas, nos tendrán de su lado. Y si no también, porque vamos a recordárselo", adelanta. Ellos, no obstante, dicen estar "contentos". Y es que, concluye la diputada extremeña, "hay una diferencia muy importante entre la anterior titular de Sanidad y la nueva". 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz