Comparte esta noticia

Impulso al biosimilar: normalización, formación e información son claves

Participantes en el Encuentro de Expertos la gestión de los biosimilares en Comunitat Valenciana

DIARIOFARMA  |    11.06.2018 - 22:29

La Comunidad Valenciana obtuvo en 2017 un importante ahorro en materia sanitaria gracias al aumento en el  uso de medicamentos biosimilares."Esta situación permite a la Conselleria poder reinvertir en otros campos para poder ofrecer un mejor servicio a nuestros pacientes" según Narcís Vázquez, secretario Autonómico de Sanidad Pública y del Sistema Sanitario Público. Así lo explicó en el Encuentro de Expertos organizado en Valencia por Diariofarma.

La Comunidad Valenciana prevé llegar a un 45% en el uso de biosimilares

 

El objetivo del Gobierno valenciano es conseguir normalizar cada vez más entre los clínicos la dispensación de biosimilares, trasladando a los pacientes la garantía de su eficacia y seguridad en cada uno de los tratamientos. A este respecto, se citó la empatía de los sanitarios junto a la información como los elementos básicos que puedan proveer a los pacientes. Estas actuaciones, sumadas a la calidad avalada de estos fármacos por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) son las claves para que la implantación de los mismos vaya aumentado de manera progresiva no sólo en la Comunitat, también en el resto del territorio nacional según comentó el segundo de la consejería valenciana durante su intervención en el debate organizado por Diariofarma. Una implantación más sencilla de conseguir en los pacientes "naive", que al comenzar su tratamiento muestran mayor confianza en los biosimilares.

Narcís Vázquez, secretario autonómico de Sanidad Pública y del Sistema Sanitario Público de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana.

Durante este encuentro de expertos sobre la gestión de los biosimilares en la Comunitat Valenciana, que contó con la colaboración de Sandoz, también estuvo presente Gracia Espuelas, directora del Departamento de Farmacia de esta compañía, quien destacó que los biosimilares aportan un mayor acceso e innovación en materia  de sanidad. “Los biosimilares provocan un alto impacto en el presupuesto sanitario”, afirmó.  La directora del Departamento de Farmacia de Sandoz considera que los biosimilares son una alternativa terapéutica que ofrece  innovación en cuanto a los dispositivos de administración, en los programas de soporte al paciente y ofrecen un mayor acceso a los mismos.

Por su parte, José Andrés Román, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario La Fe de Valencia abogó por normalizar el uso de los biosimilares dentro de las unidades. "Son productos con un nivel de calidad comparable a cualquier otro, nosotros apostamos por la normalización",  aseguró Román. En el servicio los médicos se encuentran con un alto porcentaje de pacientes, en torno al 40%,  que no responden a los tratamientos. "Necesitamos innovación, buscar estrategias terapéuticas que nos permitan poder seguir avanzando para ayudar a nuestros pacientes" afirmó el jefe de Servicio de Reumatología del Hospital Universitario La Fe.

También participó en el debate Joaquín Hinojosa, jefe de Servicio de Digestivo del Hospital de Manises, que se mostró completamente de acuerdo con la exposición de Román asegurando que apoyaba el concepto de innovación y normalización de los biosimilares dentro del campo sanitario. "Se trata de una opción terapéutica claramente eficiente" afirmó Hinojosa. El especialista en Digestivo también aseguró que la implantación de los biosimilares facilitan la eficiencia del sistema sanitario y que, aunque en los inicios los especialistas en digestivo tuvieron “recelos”, la existencia ahora de evidencia y estudios permite confiar en estos productos.

Gracia Espuelas, directora del departamento de Farmacia de Sandoz

Los pacientes también estuvieron presentes en el debate. Alejandro Toledo, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) asistió a este encuentro y, durante su intervención, manifestó que desde la plataforma a la que él representa no cuestionan la eficacia de los biosimilares pero abogan por que el paciente siempre esté informado y tenga capacidad de decisión. Tendrá que ser él junto a su médico el que decida si es conveniente o no sustituir un tratamiento por otro. "No existe a nivel nacional un consenso político de intercambiabilidad de biológicos por biosimilares, depende de cada comunidad autónoma, una situación que  provoca inequidades" afirmó Toledo. Por ese motivo, el papel de los clínicos resulta clave en la implantación de los biosimilares en el modelo sanitario para el representante de los pacientes. Según el vicepresidente de la POP es fundamental buscar la sostenibilidad del sistema haciendo que los pacientes queden siempre al margen de cualquier tipo de interés partidista.

Pero el reto, y la oportunidad, a la que se enfrentan los pacientes hoy en día no es nada con el que habrá que afrontar en un futuro próximo. "Estamos viviendo una auténtica eclosión de los biosimilares en áreas donde hasta ahora no había posibilidad que se pudiera producir" así comenzaba su intervención José Luis Poveda, jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario La Fe de Valencia. Generar competencia provoca que otras empresas innovadoras desarrollen nuevas vías de administración cuyo beneficiario final siempre es el propio paciente argumentó Poveda. Durante su discurso afirmó que desde la aparición de los biosimilares en el sistema sanitario han habido muchas sociedades científicas que se han ido sumando al debate de la intercambiabilidad, una cuestión que viene avalada por la calidad, la seguridad y  la eficacia de los biosimilares. Características demostradas gracias al trabajo de las Agencias Reguladoras que certifican la calidad de cada uno de estos fármacos. A este respecto, este farmacéutico pidió tener la misma confianza en las agencias reguladoras como la EMA cuando aprueba un biosimilar que cuando aprobó el medicamento original.

José Andrés Román, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Univ i Pol La Fe

La normalización de los biosimilares dentro del sistema sanitario pasa por la información y la formación de los clínicos. Son los expertos los que deben ser conscientes de las oportunidades que ofrecen estos medicamentos.  La normalización de los biosimilares pasa por el consenso de los sanitarios, quienes consideran que el apoyo de las instituciones públicas resulta fundamental para poder conseguir la normalización en la implantación progresiva de estos fármacos entre los pacientes. Estas dos variables junto con  la empatía de los clínicos hacia los enfermos son fundamentales para conseguir la consolidación definitiva de los biosimilares. Los sanitarios son los encargados de aportarles la información que necesitan sobre la eficiencia, calidad y seguridad de estos fármacos, favoreciendo a largo plazo que tanto pacientes como clínicos sean conscientes de la oportunidad que representa  el afianzamiento definitivo de los biosimilares dentro del sistema sanitario.


Texto y fotos: Lola Ramos (Xelola Comunidación)

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz