Comparte esta noticia

El Instituto Catalán de la Salud destaca los beneficios de optimizar el uso de antibióticos

Miqul Pujol, coordinador del Grupo PROA.

DIARIOFARMA  |    26.06.2018 - 10:03

El Instituto Catalán de la Salud ha hecho balance de la aplicación de su Programa de Optimización de uso de Antibióticos (PROA) en sus hospitales, gestionado a través de un sistema informático que permite analizar la utilización de estos tratamientos según diferentes indicadores a lo largo del tiempo y ayuda a seleccionar pacientes en tiempo real sobre la base de criterios predeterminados para adecuar dichos tratamientos. Una de las conclusiones a las que han llegado tras el seguimiento de las prescripciones es que entre el 30 y el 40% de las personas ingresadas reciben antibióticos durante su estancia hospitalaria.

El sistema permite, concretamente, ver de forma inmediata qué antibióticos se están administrando en tiempo real y durante varios días, y analizar los datos clínicos del paciente y del servicio de microbiología para optimizar su uso. Miquel Pujol, médico del Hospital Universitario de Bellvitge y coordinador del grupo PROA, explica que "con este sistema conjunto podemos ajustar las desviaciones que hemos detectado centro a centro". Gracias a esta información, continúa, "adaptamos los tratamientos de los pacientes de manera mucho más rápida que como lo hacíamos antes".

Uno de los ejemplos de más relevancia se da en lo que respecta a la adecuación del tratamiento en grandes enfermedades infecciosas, como la neumonía. "Ahora, podemos decir que todos los centros del ICS disponen de una guía consensuada para gestionar de la misma manera esta patología", explican. Actualmente, el grupo ya está trabajando para consensuar el tratamiento idóneo de las infecciones del tracto urinario.

Otro aspecto concreto en el que se está mejorando es en el de la duración de los tratamientos, teniendo en cuenta que una duración demasiado larga multiplica las probabilidades de sufrir efectos secundarios. En este sentido, Pujol habla de la creciente presencia de la bacteria Clostridium difficile, que produce un cuadro de diarreas muy importante con malestar general y que, en ocasiones, puede ocasionar la muerte. "Si disminuimos la duración de los tratamientos, también disminuiremos los efectos secundarios y, por tanto, el riesgo de complicaciones", concluye.

Múltiples beneficios

Desde el ICS destacan que los beneficios más inmediatos son para el paciente, ya que se le ajusta el tratamiento al máximo. Además, a medio y largo plazo se reducen las resistencias bacterianas, uno de los grandes retos actuales en el ámbito sanitario en todo el mundo. También se promueve la sostenibilidad del gasto farmacológica y se generan menos residuos.

El grupo que trabaja en el PROA lo conforman prescriptores de antibióticos clínicos y farmacéuticos, de hospital y de Atención Primaria, y microbiólogos. Pujol expone que "el ICS es pionero en esta fórmula de trabajo y consenso hospitalario y de Atención Primaria". De hecho, señala como aspecto destacado que el trabajo de adecuación se haga extensivo también a la Atención Primaria.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz