Comparte esta noticia

La elaboración de soluciones a base de plasma, con garantías máximas

Equipo que participa en la elaboración de soluciones a base de plasma en el Hospital Clínico San Carlos.

FRAN ROSA  |    30.06.2018 - 08:44

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) obliga, desde 2014-2015, a que sean los servicios de Farmacia de hospital, como ocurre con los medicamentos, los que elaboren plasma a base de plaquetas, debido a algunos problemas de seguridad que se estaban dando y que se estaban traduciendo en la transmisión de enfermedades como la hepatitis a algunos pacientes. En el Hospital Clínico San Carlos se pusieron manos a la hora desde un primer momento, liderados por la jefa del Servicio, María Isabel Borrego, que acompañada por la farmacéutica adjunta Virginia Puebla comenzó a gestionar la transferencia de esta competencia con los servicios encargados previamente. Todo ese trabajo que se inició se ha continuado, ahora con José Manuel Martínez Sesmero el frente del Servicio, hasta disponer de uno de los sistemas de elaboración más avanzados, sino el que más, de la Comunidad de Madrid.

"Hemos trabajado codo con codo con Banco de Sangre, que era donde se hacía, y también con Microbiología, Análisis Clínicos y Oftalmología. A este equipo inicial incluidos también a compañeros de Medicina Preventiva, por la necesidad del control ambiental del proceso. El objetivo de aquellas primeras reuniones no era otro que, entre todos, conseguir que el proceso lo pudiéramos realizar desde Farmacia con calidad y seguridad absolutas. Tengo que decir que todos hemos sido muy proactivos y generosos en el esfuerzo", reconoce Puebla.

Actualmente, el servicio de Farmacia centra su actividad en la elaboración de colirio a base de plasma pobre en plaquetas, indicado para problemas oftalmológicos, y también de plasma rico en plaquetas para el cierre de fístulas. El proceso con el primero de ellos implica que el paciente acuda a consulta, el oftalmólogo solicite una muestra y, si se cumplen los requisitos en la serología, se le cita 10 días después para extracción, se realiza el proceso de centrifugación y se termina preparando en Farmacia.

"Al paciente le damos colirio para tres meses, en una consulta farmacéutica en la que le explicamos las características de la medicación, las precauciones que tiene que tomar, por ejemplo, en materia de conservación, etc.", explica la farmacéutica, quien destaca además que una de las mayores aportaciones que han hecho los FH con su integración en el proceso tiene que ver con "la trazabilidad, con saber qué se ha hecho, quién lo ha hecho, etc.". "Esa visión, que garantiza la seguridad y calidad de las preparaciones, la hemos aportado nosotros, por nuestra visión profesional", concluye.

En cuanto al plasma rico en plaquetas, la labor de la Farmacia tiene más que ver con ponerse de acuerdo con el Banco de Sangre "para elaborar las alícuotas". En este caso, es el hematólogo quien autoriza la indicación, para después repetir un circuito similar: serología, cita para aféresis (extracción del concetrado de plaquetas), y posterior preparación. No obstante, en este caso el producto final lo entregan en jeringas o viales, para que el médico lo aplique en la consulta o el quirófano. "En estos casos no hablamos con el paciente, no hay atención farmacéutica", aclara Puebla. 

Certificación 

Una vez que todas las piezas del puzle ya estaban bien conectadas, se lanzaron a solicitar la acreditación del proceso, para lo que solicitamos una inspección de la Comunidad de Madrid, y uno de los requisitos que se les exigía era que en el ambiente de las cabinas no había contaminación y que se hacía con técnicas asépticas. En ese proceso les ayudó una especialista que trabaja en el Servicio de Medicina Preventiva, Beatriz Peláez, con quien los responsables del Servicio de Farmacia se muestran especialmente agradecidos.

"Gracias a la técnica de elaboración con dispositivo cerrado que hemos implantado, minimizamos al máximo la contaminación. Además, no utilizamos agujas, sino otro tipo de sistemas que existen en el mercado para que el manipulador esté a salvo de contagios", explica la adjunta del Servicio de que ahora lidera Martínez Sesmero, quien asegura que, a día de hoy, son pocos los hospitales con un sistema tan avanzado en materia de calidad y seguridad.

El jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Clínico considera que este "liderazgo" en cuestiones como "la calidad, la seguridad y la trazabilidad" están en el ADN de los FH. Como también lo están, asegura, "los esfuerzos por adaptar al máximo los tratamientos a la patología y al paciente". "Todo esto muy farmacéutico: la producción del medicamento a partir de nuevos procesos y tecnologías... Nosotros, concretamente, disponemos ya además de una sala blanca, una opción que está muy en boga. Creo que tenemos que posicionarnos bien ahí", dijo, haciendo un guiño a la profesión.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz