Comparte esta noticia

La Comisión de Sanidad da idea de los apoyos con los que contará Montón

Imagen de la comparecencia de Montón en la Comisión de Sanidad.

FRAN ROSA  |    13.07.2018 - 13:30

La ministra de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales, Carmen Montón, compareció ante la Comisión de Sanidad, a petición propia y también para dar respuesta a la solicitud de varios grupos, para dar cuenta de sus planes al frente de este Departamento y recibir un primer feedback del resto de grupos parlamentarios. De esta forma, y aunque seguro que algo ya podía intuir, a buen seguro que Montón se fue a cada con un mapa claro de quiénes serán los posibles socios y quienes los principales enemigos políticos con los que va a contar en este periodo como titular del ramo.

La Comisión de Sanidad da idea de los apoyos con los que contará Montón

 

Teresa Angulo, portavoz del Grupo Popular, manifestó a las claras la oposición frontal que llevará a cabo advirtiendo a los socialistas que son "el Gobierno más débil de la democracia", mientras que el PP sigue siendo, dijo, "el que más apoyos ha recibido de los españoles". Por eso llamó a la ministra a "universalizar el diálogo" que ha ofrecido desde su llegada e incorporar a él a este Grupo.

Sobre los planes anunciados por la titular de Sanidad, recordó que aspectos como el impulso de la interoperabilidad o del nuevo modelo para la incorporación de innovaciones terapéuticas "son legado del Gobierno del Partido Popular". Sobre la anunciada derogación del RDL 16/2012, le recordó que está "avalado por el Tribunal Constitucional" y preguntó si, en último término "van a cumplir con la promesa de derogación, si van a dar una tarjeta que genere y exporte derechos y si los españoles van a tener que sufragar los 1.000 millones de fraude por turismo sanitario". También le cuestionó la reversión del copago y la marcha atrás en la reforma del modelo de financiación autonómica que han reclamado desde la oposición.

Con respecto al 16/2012, Montón, opinó, "que una sociedad decente no deja a nadie en la cuneta, ya que eso es un ataque a la salud individual, pero también a la salud pública", y recordó que las autonomías "se han visto forzadas a seguir ofreciendo atención sanitaria, unas de una forma más garantista y otras por la puerta de atrás, lo que ha provocado una falta de uniformidad y de seguridad jurídica que ahora queremos restablecer, en colaboración con las comunidades autónomas y los agentes sociales". Sobre el coste de esa atención, recordó las opiniones de expertos y de la propia Agencia Europea de Derechos Humanos que dicen, apuntó, "que es más caro atender a estas personas cuando llegan a las Urgencias que desde la Atención Primaria".

Esta medida de Montón fue aplaudida por Amparo Botejara, de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, un grupo que siempre ha defendido la restitución de la universalidad, como ha hecho con la reversión del copago, que la ministra espera poder completar, por fases a lo largo de la legislatura. También apoyaron la recuperación de la universalidad y la reversión del copago Esquerra Republicana (ER) y el Grupo Nacionalista Vasco (GPV), así como algunos de los integrantes del Grupo Mixto. No obstante, tanto Joan Olóriz (ER) como Joseba Agirretxea (GPV) le recordaron a la ministra la importancia de los recursos que había interpuesto el anterior Gobierno contra las medidas adoptadas por las CCAA para garantizar la atención universal. Sobre esto, la nueva titular de Sanidad aseguró que se va a "rebajar el nivel de litigiosidad del anterior Gobierno, dejando atrás ese escenario de recursos" y confirmó que cuando se modifique la legislación nacional "se revisarán esos recursos".

A vueltas con el modelo de gestión

Menos conciliador estuvo Francisco Igea, portavoz de Ciudadanos, quien hizo una enmienda casi a la totalidad de su gestión como consellera, poniendo especial énfasis en su apuesta por revertir el modelo Alcira. Igea, que citó varios informes, entre ellos el Atlas de Variabilidad en Práctica Clínica y alguno patrocinado por las propias organizaciones pro sanidad privada, se preguntó por la motivación de la hoy ministra para impulsar esta medida "si no era más caro, no había más insatisfacción ni más listas de espera" en este modelo concesionado.

En sus intervenciones, Montón reconoció sentirse "orgullosa" con la gestión que se ha hecho con Alcira, que pasa, dijo, "por dar una oportunidad a la sanidad pública, que se le había arrebatado, y fortalecerla", e hizo referencia a los resultados del Barómetro sanitario para dar legitimidad social a su apuesta. La portavoz de UP-EP-EM dio su apoyo a la gestión de la ministra en Comunidad Valenciana y le instó, además, a "cerrar la puerta que abrió la Ley 15/97". Agirretxea, en cambio, instó a la nueva titular de Sanidad a dejar de lado estos debates y centrarse en "que los ciudadanos tengan garantizado el derecho a la sanidad y que la Administración se limite a ser garante", mostrando que, al menos en este punto, pueden existir discrepancias con los nacionalistas vascos.

El portavoz de Ciudadanos, por su parte, se quejó también de las inequidades en el SNS, un argumento que suele defender en sus intervenciones. Y se refirió, concretamente a la diferencia de gasto por habitante (de 1.100 a 1.600 euros) entre comunidades autónomas. Para paliar esto, defendió la necesidad de impulsar esa reforma en el sistema de financiación autonómica y reprochó a la ministra y los miembros de su partido, como lo hizo previamente Angulo, que cuando han llegado al Gobierno "hayan dicho stop".

Sobre la supuesta parálisis de esa reforma del modelo de financiación, cuestión que fue planteada también por Olóriz y por la diputada de Compromís, aunque integrada en el Grupo Mixto, Marta Sorlí, Montón justificó la decisión de su Gobierno con el hecho de que no tenga mayoría suficiente "para tomar decisiones tan tajantes" y manifestó que, no obstante, "el presidente ha hecho una hoja de ruta, que consiste en tener aportaciones para situaciones concretas" y además se han comprometido a la recuperación del Fondo de Cohesión y la activación del de Garantía Asistencial, una medida que fue bien acogida por Botejara, que abogó además por dar una financiación centralizada, a través de éstos u otros fondos, a tratamientos innovadores de alto coste que puedan romper los presupuestos de las CCAA peor dotadas.

Otros temas

Otro de los temas que se abordaron durante la comparecencia de la ministra fue el relacionado con la homeopatía. Igea le reprochó que el plan del Gobierno sea "pedir a Europa que lo haga", en vez de actuar, y Montón le recordó que son las autoridades europeas las competentes en la denominación de la homeopatía como medicamento, aunque "el Gobierno tenga el recurso a las disposiciones y las sanciones para evitar que medicamentos sin evidencia lleguen al mercado".

El portavoz de Ciudadanos, que abrió varios focos de controversia con la ministra, se refirió también a la cuestión de los afectados por la talidomida, criticando al Gobierno por no haber aceptado una enmienda de última hora que, en su opinión, podía ayudar a elevar las cantidades previstas. Montón le contestó pidiéndole "seriedad" y le recordó que la enmienda se presentó "con los Presupuestos ya aprobados y sin asignación presupuestaria, por lo que era un brindis al sol". Como solución a esta cuestión, se refirió a una reunión mantenida con Avite que podría desembocar en la presentación de una proposición de ley.

Finalmente, cabe destacar la mención de varios diputados a la cuestión de la prescripción enfermera y, en este sentido, Igea preguntó si, como había solicitado su grupo, se va a ir más allá y se va a modificar la Ley del Medicamento para que el cambio sea completamente efectivo. Montón señaló que "lo más útil ahora es aprobar ese decreto", aunque opinó que "hay que seguir profundizando para reconocer nuevos roles" a la profesión enfermera. Otras cuestiones, como la pregunta que hizo Sorlí con respecto a la suspensión del convenio con Farmaindustria, la culminación de las transferencias sanitarias con el cambio de titularidad de las infraestructuras que pidieron los nacionalistas, la presencia permanente de País Vasco en la Comisión de Precios (CIPM) o la opinión del Gobierno sobre las subastas andaluzas, quedaron sin respuesta, o al menos sin respuesta concreta.

Para cerrar su intervención, Montón se mostró convencida de que, si hay capacidad "para poner en la agenda conjunta, en la agenda mestiza, algunas cuestiones y encontrar soluciones, todo será más fácil para el siguiente ministro y los siguientes portavoces". En este sentido, el portavoz socialista, Jesús María Fernández, confirmó que se percibe una "visión progresista en varios grupos políticos en lo que respecta a la sanidad", mientras que tenemos otro, como el PP, que defiende sus ideas "legitimado" por el apoyo recibido, "y otro grupo", dijo en referencia a Ciudadanos, "que en una fuga hacia no se sabe dónde, tratando a arañar votos desprestigiando al sistema sanitario, se dedica a traer aquí la confrontación". 

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz