Comparte esta noticia

Hacer Atención Farmacéutica… ¿desde casa?

Eduardo Poch, Farmaknowmada

MARÍA GRANJO  |    23.07.2018 - 18:42

“La idea surgió de replicar a otros profesionales sanitarios que ya están ofreciendo sus servicios profesionales de forma online, sin necesidad de tener una consulta física y ahorrándose todos los gastos que conlleva”. Así explica Eduardo Poch de dónde partió Farmaknowmada, un negocio digital que ayuda a otros compañeros a crear una plataforma digital desde la que ofrecer el servicio de Atención Farmacéutica online (AFO) y a desarrollar estrategias para la captación de clientes. Para este farmacéutico, es una manera de conseguir ingresos en el canal digital gracias a sus conocimientos y experiencia en oficina de farmacia.

El servicio de atención farmacéutica online no está concebido como la clásica consulta o consejo farmacéutico que ser realiza al dispensar u medicamento, o a las consultas telefónicas a través del teléfono de la farmacia. Se trata de realizar un seguimiento farmacoterapéutico o de farmacovigilancia de un paciente de forma personalizada, matiza Poch.

Se ofrece al paciente a través la web de la farmacia o del blog personal, y se realiza mediante videoconferencia, con diversas herramientas que permiten ofrecerle una atención de forma segura y privada sobre el tratamiento farmacológico que esté siguiendo. Algunas opciones son Skype, el Messenger de Facebook, WhatsApp o Zoom, permitiendo esta opción la grabación de la conversación. El usuario reserva cita directamente en la agenda online, pudiendo elegir entre las horas disponibles marcadas por el farmacéutico.

El servicio se ofrece ligado a la oficina de farmacia física o bien de manera individual

La atención farmacéutica online (AFO) ya se está realizando en otros países europeos con éxito, apunta Poch, que precisa que este servicio no tiene por qué sustituir a la atención farmacéutica de la oficina de farmacia física. “Pueden ser perfectamente complementarias, es otra forma más de trabajar ayudando a las personas con sus problemas de salud”, señala.

Considera que este modo de ejercer la profesión presenta muchas ventajas frente a la forma offline, entre ellas, que se realiza sin prisas, por no tener que atender al resto de pacientes de la farmacia que están esperando. Además, se asegura la privacidad del paciente, al no compartir su consulta con el resto de personas que se encuentran en la farmacia. También es un factor positivo que la sesión pueda ser grabada, lo que permite que el paciente pueda volver a consultarla cuando quiera.

Posibilidad de acceder a más personas

Según su impulsor, este servicio digital puede además complementarse la sesión con otros materiales como textos o enlaces. Por otro lado, “es la solución ideal para que personas de movilidad reducida puedan acceder a la atención farmacéutica”, afirma Poch, aparte de que posibilita acceder a un mayor número de personas que en la farmacia física. “Puedes ofrecer este servicio a cualquier persona que hable tu idioma y tenga una conexión a internet independientemente del lugar del mundo donde viva”, indica.

Otra de las ventajas es que supone menores gastos que una oficina de farmacia o una consulta física, que no está sujeta a un horario, por lo que se pueden elegir las horas a trabajar, y que se puede trabajar desde casa o desde cualquier sitio con conexión a internet.

El pago del servicio se realiza por adelantado mediante transferencia bancaria o por cualquier otra plataforma online. El cliente recibe un email con la confirmación del pago y la factura correspondiente. “Aunque se pueden reservar horas sueltas, lo ideal es reservar un pack de varias horas para poder realizar el seguimiento del tratamiento de forma óptima”, afirma Poch. En cuanto a los precios del servicio, “vienen marcados por la oferta y demanda del propio mercado”.

Cómo conseguir clientes

La creación de una cartera de clientes es uno de los principales retos de los servicios online. Se consigue dándolo a conocer, mediante estrategias de marketing digital, redes sociales, SEO y campañas de anuncios en redes sociales, servicios que también ofrece Farmaknowmada. Para conseguir visibilidad, se pueden elaborar artículos en el blog y conseguir crear una comunidad a la que ofrecer el servicio. Otras opción es contratar un community manager de farmacia.

En opinión de Poch, si la farmacia conoce las reglas del canal digital, sí puede competir en él. “Gracias a internet, pasas de un mercado local a un mercado global, y la forma de diferenciarte entre tanta competencia es la hiperespecialización”, subraya. En este terreno, el hecho de que la tienda online tenga la obligación de ofrecer una atención farmacéutica supone un valor diferencial frente a otras e-commerce.

“Esta iniciativa de trabajar de forma online viene motivada por el descontento de la situación laboral actual y el cambio de la era que vivimos, de la era industrial a la era del conocimiento”, reflexiona este farmacéutico. Además de ofrecer el servicio de AFO, el farmacéutico puede “empaquetar” en un formato digital sus conocimientos y experiencia en farmacia, y ofrecerlo a muchas más personas que en la farmacia física. “Otros compañeros sanitarios han cambiado su consulta física por ofrecer sus servicios profesionales de forma online”, asegura.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz