Comparte esta noticia

La industria americana achaca su posición de liderazgo a la colaboración público-privada en I+D

DIARIOFARMA  |    26.07.2018 - 21:25

La consultora estadounidense Anlysis Group ha elaborado un informe, con apoyo de la patronal americana de la industria farmacéutica (PhRMA), en el que detalla cómo se reparte en este país la inversión para la investigación y el desarrollo de los medicamentos. La patronal destaca el rol complementario que juegan el sector público y el privado en todo este proceso y la importancia que esto tiene para poder liderar el desarrollo de nuevas moléculas.

En este sentido, recuerdan que, dentro del pipeline de potenciales novedades terapéuticas en Estados Unidos, el 74% de los medicamentos que están en fase clínica tienen visos de convertirse en first in class, y que existe un amplio número de proyectos relacionados con nuevos enfoques, como son los 731 estudios relacionados con terapias celulares o génicas; 173 con terapias a base de ADN o RNA, así como 188 ensayos con anticuerpos monoclonales conjugados.

"Este apasionante pipeline es producto", señalan, "del ecosistema de investigación biomédica que se ha creado en el país, en el que la investigación pública sientan las bases para la comprensión y el cuidado de la enfermedad, incluyendo en ocasiones el desarrollo de moléculas, y la industria es mayoritariamente responsable de ese desarrollo de nuevos medicamentos". En este sentido, consideran que el sector público y el privado tienen, a día de hoy, "roles complementarios".

En lo que respecta a las inversiones que dedican uno y otro, citan datos de 2016, que apuntan a un desembolso, por parte de las compañías farmacéuticas, de unos 90.000 millones en I+D, mientras que el NIH (National Institutes of Health) presupuestó 30.500 millones, aunque solo parte de esa inversión estaba destinada al desarrollo de medicamentos.

Además, la PhRMA habla de aquellos casos en los que de una investigación financiada con dinero público surge una invención patentable con potencial para convertirse en novedad terapéutica. "Desde 1980 tenemos leyes que permiten a las instituciones mantener la titularidad de estas patentes, permitiendo a los centros de investigación licenciarlas al sector privado, que después convierte esas invenciones en tratamientos, a cambio de royalties asociadas a la comercialización".

Dicho esto, afirman que "el entorno colaborativo que existe en Estados Unidos entre el Gobierno, la academia y la industria es una de nuestras grandes fortalezas como país a la hora de hacer avanzar la medicina y es clave para mantenernos como líderes en el sector de la innovación biofarmacéutica".

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz