Comparte esta noticia

"La atención domiciliaria y el SFT lo hacen Enfermería y AP, y debe ser así"

María Chivite, portavoz de Sanidad del Partido Socialista de Navarra.

FRAN ROSA  |    24.10.2018 - 19:00

La portavoz de Sanidad del Partido Socialista de Navarra, María Chivite, ha atendido a Diariofarma para hacer balance de la gestión del Gobierno navarro en materia de Sanidad y Farmacia. Se queja de falta de coordinación en el espacio sociosanitario y la lentitud en la incorporación de nuevos modelos de atención no presencial, así como de la persistencia de listas de espera elevadas y de la interinidad. En lo que respecta a la farmacia y el medicamento, opina que el Plan de Uso Racional impulsado por el Gobierno no ha terminado de dar los frutos esperados, al menos en este 2018, y también que se podría aprovechar más a las boticas como servicio público que son. No obstante, cree que el modelo actual de atención domiciliaria y seguimiento farmacoterapéutico, realizados por profesionales de la estructura pública, funciona bien tal como está.

Pregunta. ¿Qué valoración general hace de la gestión del Gobierno navarro en materia de Sanidad?

Respuesta. Hemos detectado un cierto continuismo en relación la legislatura anterior. No se han puesto en marcha algunas cuestiones que son muy relevantes, ni se han solucionado los principales problemas de la legislatura anterior.

P. Vamos a ponerle nombre a esas cuestiones y a esos problemas...

R. Pues uno de los principales retos está en la gestión del espacio sociosanitario, ya que en Navarra, además, tenemos una población envejecida con alta esperanza de vida. Avanzar en esto habría sido dar un salto cualitativo importante. También se debería haber apostado por nuevos modelos de atención, y no se ha hecho, y acabar con el problema de las listas de espera. Ahí, aunque pueda haber menos personas esperando, tenemos una ley de espera máxima que no se está cumpliendo. Por último, apuntar que cada vez tenemos menos pediatras, lo que genera inequidades en la atención pediátrica, que tenemos un problema interinidad, y seguimos sin controlar el gasto farmacéutico hospitalario.

P. A grandes problemas, grandes soluciones. ¿Cuáles son las de su grupo, en lo que tiene ver, por ejemplo con el espacio sociosanitario?

R. Ahí la clave está, claramente, en una mayor coordinación entre servicios sociales y sanitarios, de forma que dispongamos de un modelo de atención que se centre en la necesidad de salud y del que no se deriven trabas por una cuestión departamental, es decir, porque el paciente se asigne a un departamento u otro. No podemos estar mareando a los pacientes.

P. Hablaba también de nuevos modelos de atención. ¿Por ejemplo?

R. Actualmente, la tecnología nos da muchas posibilidades. La ha puesto en marcha la consulta telefónica, pero se está usando poco, y en determinadas franjas de población exclusivamente. Creo que deberíamos explotarlo más. Todo lo que no tenga que ver con lo presencial, que implica reducción de tiempo y gasto, nos puede aportar.

P. Se refería al problema de las listas de espera, un mal que parece sistémico, es decir, que no hay comunidad autónoma en la que esto no suponga un problema. ¿Cómo lo solucionarían ustedes?

R. Creo que no se está poniendo suficiente foco en la buena utilización de los recursos públicos. Concienciar a la gente de esto sería positivo. Se trata de realizar una gestión centrada tanto en la oferta como en la demanda.

P. Por último, se quejaba de falta de pediatras y de exceso de interinidades. Deme un remedio también para eso. 

R. La carencia de pediatras es común en todo el territorio nacional, pero otras CCAA se han adelantada en estabilizar plantillas, ofrecer mejoras en las contrataciones, y la solución puede ir por ahí. Pero Navarra no lo ha hecho, y hay pediatras yéndose a Aragón, a La Rioja y País Vasco. Otra posible solución podría pasar por flexibilizar las jornadas a las mujeres tras la baja maternal y que los hospitales comarcales se sumen a las unidades de docencia y los MIR vengan a Navarra. Sobre la interinidad, el informe de la Cámara de Comptos reveló que el 51% contratos en el SNS-O son temporales, muchos de ellos encadenados durante más de 10 años. El Gobierno dice que ha hecho todo lo que ha podido, pero nosotros pensamos que se podría haber aumentado el número de plazas, sobre todo Enfermería y Medicina, que son las que más interinidad tienen.

P. Todos estos problemas que usted observa estarían teniendo lugar en una comunidad autónoma que es una de las que más destina a Sanidad de todo el Estado. 

R. Y en 2019 el presupuesto sanitario sube. Eso nos hace pensar que no es una cuestión de cantidad, sino de cómo se gestiona. Si destinamos más dinero y no conseguimos mejorar la atención… Hay inversiones inversiones importantes que aún están pendientes. Nuestros centros de salud están bastante bien, pero en los hospitales hay que renovar equipos tecnológicos y remodelar algunas plantas. 

P. Se quejaba antes, también, de falta de control sobre el gasto farmacéutico. "Sobre todo el hospitalario", decía... ¿No le parece adecuada la gestión en este ámbito? A su Gobierno se le ha visto, cuanto menos, activo. No sé si efectivo. 

R. El Gobierno de Navarra detectó que había un problema de crecimiento del gasto farmacéutico por encima de la media nacional, sobre todo en hospital, y diseñó un Plan para reducirlo, pero no lo ha conseguido. En los hospitales comarcales sí que se ve un crecimiento mínimo, pero en Pamplona, en el general, sigue siendo muy elevado.

P. ¿Están de acuerdo con las medidas contenidas en el Plan?

R. En términos generales, estamos de acuerdo con el Plan que nos presentaron, pero, al menos en la ejecución del gasto de los presupuestos de 2018, no está funcionando. Nos falta información sobre la ejecución del Plan. Habrá que esperar a ver cómo se presentan los presupuestos de 2019. Si tuviera que señalar alguna carencia, sería la ausencia de unos indicadores que nos ayudaran a medir sus resultados.

P. Uno de los argumentos que se han utilizado en ocasiones para justificar esas subidas de gasto tienen que ver con los altos precios de los medicamentos. Comunidades como la suya han pedido presencia fija en la Comisión Interministerial de Precios para poder influir más en esas decisiones. ¿Cómo lo ven ustedes?

R. Yo creo que eso solo sirve para desviar la atención. Esa Comisión funciona bien. Me parece que con la participación rotatoria las comunidades autónomas están bien representadas. No sé si íbamos a ganar mucho con una medida como esa, la verdad.

P. Navarra fue también, en su día, una de las CCAA que mostró su disconformidad con la aplicación de nuevos copagos farmacéuticos y que apostó por la aplicación de ayudas. ¿Ustedes apoyaron la medida? ¿Están conformes con el resultado?

R. Fue una medida de la que fuimos impulsores. De hecho, el Gobierno no la adoptó en el primer año de legislatura, sino en el segundo. Y aunque estamos de acuerdo con ese planteamiento, estamos descontentos de cómo se está ejecutando. A mediados de octubre sólo se había ejecutado un 15% de lo que se ha presupuestado. Hay trámites burocráticos que pueden estar limitando que las ayudas lleguen a la gente y pensamos que, técnicamente, se podrían resolver esas trabas.

P. También han sido una de las primeras CCAA en financiar los tratamientos de deshabituación tabáquica. ¿Están de acuerdo?

R. Nos parece una magnífica medida. No tengo datos de cómo está funcionando, de cuántas personas se están beneficiando, pero estamos completamente de acuerdo.

P. Señala usted algunas cosas buenas que está haciendo el Gobierno navarro...

R. De hecho, hay medidas con las que estamos especialmente satisfechos, como son el Decreto de salud sexual y reproductiva, que ha permitido que en Navarra se estén practicando interrupciones del embarazo en la red pública y se estén aplicando tratamientos de fertilidad en mujeres solas o con pareja mujer. También la creación del Observatorio de Salud Comunitaria, que permite el estudio de desigualdades en salud en Navarra y varios barrios de Pamplona para poder actuar de forma más directa sobre necesidades que se detectan. Han seguido el modelo de Asturias y nos parece una buena herramienta.

P. Otra de las medidas del Gobierno en materia de prestación farmacéutica fue tomar el control en residencias, al detectar la Cámara de Comptos algunas regularidades. 

R. Efectivamente. Se han puesto en marcha mecanismos de control que antes no existían. Y nos parece bien. 

P. En relación con esto está el papel de la farmacia, tanto en el espacio sanitario como en el sociosanitario. ¿Cree que hay margen para una mayor participación de las farmacias en estos espacios?

R. A nosotros lo que nos parece importante es que el control final lo tenga el Departamento de Salud, y que la calidad y el precio estén pactados. En estas cuestiones, lo que me importa es la seguridad del paciente, el coste y la calidad del servicio, y que el control lo ejerza la Administración, que sea siempre la Administración el órgano supervisor del servicio.

P. A nivel nacional, se está generando cierta controversia en relación con el Proyectos de Ley de Farmacia de Madrid, que concede a las farmacias un papel en el seguimiento farmacoterapéutico y la atención domiciliaria de pacientes crónicos. Enfermeros y farmacéuticos de AP se quejan de que esa competencia es suya. ¿Dónde se posicionan ustedes?

R. No conozco el Proyecto de Ley de Madrid, por lo que no lo voy a valorar. Pero lo que sí es cierto es que tanto el seguimiento farmacoterapéutico como la atención domiciliaria a pacientes crónicos lo realizan actualmente profesionales de Enfermería y de Atención Primaria, y creo que debe seguir siendo así, ya que ese modelo está funcionando bien. También creo que las oficinas de farmacia son un servicio público, y que quizás no las estamos aprovechando todo lo que deberíamos, por ejemplo, para llevar a cabo programas de educación sanitaria. 

P. ¿Quiere terminar la entrevista lanzando algún mensaje?

R. De cara a los presupuestos de 2019, decir que no siempre tener más es mejor. No siempre se trata de tener más recursos, sino de gestionarlos bien. En el último Barómetro Sanitario, Navarra ha ido perdiendo puestos en valoración por parte de sus ciudadanos. Por eso, tan importante es tener más como gestionar mejor, y que el ciudadano lo perciba.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz