Comparte esta noticia

La relación entre gasto público y privado en Europa preocupa a la OMS

FRAN ROSA  |    05.11.2018 - 11:10

La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud publicó recientemente el informe 'European Health Report 2018. More than numbers - evidence for all', que analiza, entre otros aspectos, la cobertura vacunal infantil (ver información publicada en Diariofarma), así como el gasto en sanidad sobre PIB en los distintos países de la Región (UE-28 y Eurasia). En este sentido, el documento revela que, aunque la media de gasto en Sanidad sobre PIB pasó del 6,8% en el año 2000 al 8,5% en 2009, ésta se ha visto reducida en 2010 (8,3%) y 2014 (8,2%). La OMS es rotunda, a este respecto, y afirma que "los países deben asegurar suficientes recursos para garantizar una cobertura sanitaria universal, lo que implica la prestación de servicios esenciales a todo el que la necesita, a la vez que se reduce la aportación particular".

La Oficina Regional de la máxima autoridad mundial en el ámbito de la salud corrobora que existen grandes diferencias en los niveles de gasto sanitario total sobre PIB entre Estados. Una variación que va desde un mínimo del 2,1% a un máximo del 11,9% (la última cifra registrada es de 2014). Los países nórdicos aparecerían a la cabeza, mientras que los de Eurasia estarían a la cola.


Dentro de ese gasto total habría que separar lo que aportan los gobiernos, por un lado, y los ciudadanos, a través de sanidad privada o no cubierta por el sistema público y copagos, por otro. En este sentido, cabe señalar que el gasto público en salud pasó, de media, del 5,8% en 2010 al 5,7% en 2014, con variaciones muy significativas entre países. De hecho, el país que menos gasto público realizó en Sanidad destinó un 1% de su PIB, y el que más alcanzó un 10%.

Y claro, como señala la Oficina Regional de la OMS, hay una relación inversamente proporcional entre lo que dedican los Estados a Sanidad y lo que tienen que dedicar los ciudadanos, de su propio bolsillo, para cubrir los gaps de cobertura que se producen en los países donde los gobiernos invierten menos. Según el informe, pueden ir vinculados, en función del país, al pago de la atención médica, el suministro de medicamentos, la administración de la medicación, así como otros bienes y servicios.

La media, por encima de lo recomendado

Así, de media, los ciudadanos de la Región Europea pasaron de cubrir de sus bolsillos el 25,5% de los gastos necesarios para proteger su salud en 2010, al 26,6% en 2014. Esto, una vez más, implica variaciones importantes entre países. En algunos solo tuvieron que cubrir el 5,2% del coste total, mientras que en otros esta cifra ascendió hasta el 72,1%. En el caso de los países nórdicos, registraban, de media, un 14,7% en 2014, mientras que la media de los de Eurasia superaba el 46%.




Vista la situación, la OMS advierte de que diversos análisis realizados a nivel internacional revelan que, "cuando los ciudadanos tienen que asumir más del 15% del gasto que genera el cuidado de su salud se producen situaciones catastróficas". Y, en ese sentido, alertan de que en más de 40 países de la Región se ha superado esa cota, por lo que podrían darse "efectos adversos en los resultados en salud".

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz