Comparte esta noticia

“No envíes a un farmacéutico a hacer el trabajo de una máquina”

David García Marco, responsable de farmacia del Hospital de Parapléjicos del servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) en Toledo

OLGA VILANOVA  |    13.11.2018 - 11:54

“La desprescripción es compleja, pero necesaria. Y la forma más eficiente de hacerlo es por medio de sistemas inteligentes que valoren todos los tratamientos en conjunto”. Esta fue una de las conclusiones expuestas por David García Marco, responsable de farmacia del Hospital de Parapléjicos del servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) en Toledo, durante su intervención en el 63 Congreso de Farmacia Española Hospitalaria (SEFH), en la ponencia ‘Herramientas de inteligencia artificial para la desprescripción de medicamentos por el farmacéutico”.

García Marco expuso que “nos encontramos en el siglo XXI y el farmacéutico tiene que integrarse con las máquinas”. Esto para él, “significa un cambio radical”. En este sentido, el ponente explicó que actualmente nos encontramos ante “unos servicios de farmacia que no son los suficientemente innovadores” según los propios profesionales farmacéuticos. Por ello, recalcó que hay que “utilizar las nuevas tecnologías para eliminar los errores de medicación”.

La necesidad de avanzar en desprescripción es más relevante en los últimos tiempos ya que, según García Marco se ha incrementado mucho la utilización de medicamentos. De este modo, el porcentaje de población polimedicada ha pasado de estar en torno al 14% hace unos pocos años y “actualmente se encuentra por encima del 50%”.

El problema fundamental: el factor tiempo

Para ayudar en esta materia, el ponente hizo referencia a herramientas como Medstopper y ChecktheMeds que facilitan la desprescripción. No obstante tienen la handicap de que los medicamentos deben introducirse uno a uno, o incluso tratamiento por tratamiento, lo que conlleva mucho tiempo.

García Marco, también expuso que la desprescripción va en contra de la dirección del sistema sanitario, la percepción del paciente y la visión de los especialistas de que la desprescripción debe dirigirse desde el médico de Familia del paciente. Todas estas barreras dificultan la acción del farmacéutico hospitalario en esta materia.

Por todo ello, insistió en que la desprescripción no es un proceso de fácil implantación. En este sentido, el ponente recalcó que “es importante empezar “poco a poco”.

Programa Geridrugs

García Marco explicó en su intervención la plataforma ‘Geridrugs’, es una herramienta para prescribir y desprescribir fácilmente y de forma real, que analiza de forma independiente si precisan o no los medicamentos. Ha sido puesta en marcha en dos residencias sociosanitarias, habiéndose probado en diferentes hospitales, y se adapta al funcionamiento de cada centro. Se distribuye en la Sociedad Castellano Manchega de Farmacia Hospitalaria (SCMFH).

Con su implantación se ha aumentado la seguridad sin conflictividad con los medicamentos peligrosos, y se “analizan hasta 150 pacientes por minuto”, aseguró. Por ese motivo, recomendó a los farmacéuticos la utilización de sistemas automáticos: “No pierdas tu tiempo, que es maravilloso”, instó.

García Marco, concluyó que en los centros sociosanitarios han empezado con estatinas e IPB y es posible desprescribir con ayuda de estos sistemas inteligentes. Por ello, emulando a Matrix, pidió que “nunca envíes a un farmacéutico para hacer el trabajo de una máquina”, subrayó.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz