Comparte esta noticia

Programa electoral de Adelante Andalucía a las elecciones andaluzas 20D - sanidad

DIARIOFARMA  |    14.11.2018 - 17:45

Extracto sobre Sanidad del programa electoral de Adelante Andalucía a las elecciones andaluzas del 2D (acceda al documento original) 

Andalucía presenta algunas particularidades que hacen que el funcionamiento de su sistema de salud y su sistema de servicios sociales sea especialmente importante para la población que habita esta comunidad autónoma, así como para el desarrollo de la misma:

Es una comunidad autónoma con un alto índice de desigualdad, que toma su máxima expresión al presentar una de las tasas de desempleo más altas del estado español.

  • La pobreza y la exclusión social, especialmente localizada en determinados barrios de nuestras ciudades y pueblos, y en algunas comarcas, agudiza los problemas de salud de sus habitantes, que además se encuentran sometidos a otros condicionantes de naturaleza medioambiental (ejemplo claro son el Campo de Gibraltar y Huelva) que vienen

a agravar la prevalencia de ciertas enfermedades y unos índices de mortalidad y morbilidad sensiblemente superiores a la media.

  • A pesar de estos aspectos presenta el gasto sanitario por habitante más bajo del conjunto del estado.

Ante esta situación, y heredando problemas de legislaturas anteriores, el gobierno de la Junta de Andalucía ha respondido intensificando las tareas de politización del sistema sanitario e instrumentalización de los servicios de protección social poniéndolos al servicio de la propaganda institucional y no al servicio de la población andaluza. Se han diseñado planes, programas y leyes que en los aspectos formales mantienen cierta apariencia de lucha por los más desfavorecidos pero al no constituir una clara apuesta por parte de las instituciones competentes esto no se ha materializado en el beneficio de las personas en mayor situación de vulnerabilidad. El PSOE se ha instalado, al contrario, en la autocomplacencia y en negar las evidentes fallas del sistema. Su nula capacidad de reacción ha abonado el terreno a quienes pretenden abundar en la ya muy preocupante privatización de la sanidad andaluza, camuflando sus verdaderos intereses en el malestar generalizado de las personas trabajadoras y usuarias del SAS ante el deterioro objetivo de la sanidad pública.

Además, de forma paralela, se ha insistido en una gestión caótica de los profesionales sanitarios y de servicios sociales, con recortes de personal y precarización del empleo público, lo cual supone un ataque directo al mayor activo de los servicios públicos, sus trabajadores y trabajadoras. La incapacidad para el desarrollo profesional dentro de las instituciones sociosanitarias una vez se trabaja en ellas y la imposibilidad de acceder a dichas organizaciones por parte de los profesionales que recientemente han acabado sus periodos formativos han hecho que se haya generado una situación de separación y desafección por parte de los trabajadores hacia el sistema sanitario y los servicios sociales donde trabajan que dificulta la consecución de unos servicios públicos de calidad.

En este contexto de degradación de los servicios públicos, los intentos de inclusión de experiencias de los usuarios para la mejora del sistema se han hecho de forma vertical, guiados siempre desde la instituciones y sin generar verdaderos espacios de participación comunitaria, concibiendo la participación como un complemento a las decisiones ya tomadas y no como una parte esencial en el diseño y funcionamiento de los servicios de salud y los servicios sociales.

El sistema sanitario tiene que girar y caminar conjuntamente con los servicios sociales, poniendo a la persona en el centro, contextualizándolo en un entorno y unas condiciones de vida sobre las que hay que actuar y cuidando a los y las profesionales que servirán de vehículo entre las necesidades de las personas y los servicios que se puedan prestar desde las instituciones.

Con las propuestas que se recogen en este documento pretendemos trabajar en los ejes principales que consideramos más urgentes para atajar la brecha social que crece en nuestra comunidad, remodelando las instituciones con visión de futuro y abriéndolas a la población para que construyan unos sistemas públicos que son suyos. Los principios fundamentales en los que se basan nuestras propuestas son:

  • Enfatizar la necesidad de rendición de cuentas por parte de las instituciones sanitarias, utilizando la transparencia y participación comunitaria como vías fundamentales para la materialización de esta rendición de cuent
  • Guiar el sistema de cobertura y prestaciones por un universalismo proporcional, que reconozca el acceso a la salud y a sus determinantes sociales como un derecho universal pero trabaje con especial interés con los colectivos más desfavore Este principio vendría a representar la idea de ponérselo más fácil a quienes más lo necesitan sin perder la visión de que el sistema público tiene que llegar a absolutamente toda la población.
  • La salud no es solo lo sanitario, viéndose influida por una serie de determinantes sociales (educación, vivienda, entorno físico, et) y ambientales cuyas políticas pueden influir sobre la salud de los habitantes de nuestra comunidad. Mirar a la salud desde todas las políticas y hacerlo con una visión que permita disminuir las desigualdades sociales en salud en nuestra comunidad y limitar los efectos adversos ambientales. La visión de la salud en todas las políticas no ocupa en exclusiva ninguno de los puntos de este documento por creer que es algo más global y que debe afectar a la totalidad del programa, tal y como marca la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Finalmente, el envejecimiento de la población es un reto que necesariamente hay que afrontar desde todas las políticas públicas, y especialmente desde El abordaje de esta realidad requiere un esfuerzo que incumbe a los servicios sociales y en general a todo el mapa de recursos disponibles y su orientación. Hasta la fecha la inversión destinada a atender de manera adecuada a las personas mayores y a las que las cuidan en el ámbito familiar o profesionalmente es muy deficiente. Sin embargo, esta inversión tiene una tasa de retorno muy importante: por el empleo que genera; por facilitar la conciliación a las personas cuidadoras, que por falta de recursos o de ayuda suelen convertir la atención de sus mayores en su ocupación casi exclusiva; por el fortalecimiento de la red de apoyo social para combatir la soledad de muchas personas que no pueden o no quieren acceder a residencias en las que ser atendidas, etc.

Para la consecución de estos principios proponemos una serie de estrategias que vertebrarán la totalidad de las propuestas presentadas más adelante:

  • Trascender hacia una nueva forma de hacer, un nuevo modelo de gestión donde la gobernanza se haga desde abajo, participada y democrática, con recursos y gestión pública, donde se sepa valorar, apreciar y diferenciar entre beneficio económico y beneficio social -el objetivo de la Administración no es ganar dinero, sino prestar los mejores servicios públicos a la ciudadanía-; con un enfoque a largo plazo y huyendo de cort Conocemos cómo los ahorros iniciales se convierten luego en sobrecostes; con luz y taquígrafos y con una completa integración asistencial en la que la Atención Primaria sea el centro de gestión y coordinación de recursos, unida a su vez con los servicios sociales, esto es, generando una red andaluza real sociosanitaria, que vaya más allá de dar respuesta una vez surgida la enfermedad y genere y capacite herramientas para prevenirla de una manera mucho más efectiva y menos costosa.
  • La potenciación de la Atención Primaria como eje vertebrador del Sistema Sanitario. La Atención Primaria es actualmente la gran olvidada de nuestro La literatura disponible nos dice que un sistema eficiente pasa por una Atención Primaria de calidad que garantice la longitudinalidad, la accesibilidad, la acción coordinada y la integralidad dentro de éste. Esto ha de hacerse teniendo en cuenta no solo la visión de la población general y la de los profesionales de Atención Primaria, sino también incorporando visiones integradoras procedentes de la asistencia hospitalaria y que ya han venido actuando en el desarrollo y facilitación de las comunicaciones entre los diferentes ámbitos del sistema sanitario.
  • Incluir objetivos específicos en los planes de salud de disminución de desigualdades en el estado de salud y en el acceso, efectividad y calidad de los servicios De esta manera, construiremos un sistema de salud orientado hacia a la equidad.
  • La apuesta por una integración sociosanitaria real que posibilite un enfoque integral que incluya la mirada hacia los determinantes sociales de la Solo con la actuación coordinada de los servicios de salud con servicios sociales podremos conseguir abarcar la salud de la población de forma amplia y realizar una atención centrada en las personas y no en la enfermedad.
  • Plan de atención a las personas mayores, sostenido en el tiempo, transversal y orientado a la transformación paulatina del sistema en un sostén adecuado a la realidad presente y futur
  • Garantizar tanto a usuarios como a profesionales que se contarán con todos los recursos necesarios a través de una financiación adecuada para que la cobertura de la cartera de servicios sanitaria pública se preste con las máximas garantías de calidad, sin que se generen continuamente cuellos de botella o se sobrecargue de trabajo a los trabajadores y trabajadoras que terminan paliando los déficits e incompetencia de los gestores, pero pagando un alto precio tanto en calidad de vida como en impedir que tarde o temprano sea el usuario el que sufre en primera piel estas
  • Reconociendo que Andalucía ha hecho un importante esfuerzo en investigación biomédica, con especial atención a todo lo relacionado con las células madre, en términos sociales hubiera sido más rentable diversificar esos esfuerzos y centrar la mayoría de éstos en la investigación clínica o preventiva del día a día o enfermedades más prevalent Hacer una operación muy complicada que sólo dos o tres hospitales del país pueden afrontar es un hito que convive en Andalucía con otra realidad ilustrativa: no hay unidades de Ictus en todas las provincias o se amputan anualmente más de mil pies diabéticos por falta de seguimiento precoz de las personas que padecen esta enfermedad.

Estas paradojas, presentes en la política sanitaria andaluza, requieren medidas específicas para corregir las prioridades de la inversión y reorientarlas hacia objetivos de los que la mayoría de la población pueda beneficiarse. No se trata de renunciar a la investigación en ningún caso, sino de valorar la rentabilidad social de las líneas de investigación que cuentan con financiación pública y favorecer aquellas orientadas a prevenir ciertas patologías o mejorar la calidad de vida de quienes las padecen.

A este respecto merecen mención específica las enfermedades raras, y los conocidos como medicamentos huérfanos. El escaso interés de la industria privada en investigar enfermedades con muy baja prevalencia coloca en una indefensión y vulnerabilidad a quienes las padecen y que el sistema público debe paliar. Por ello, se impone la coordinación con el conjunto de sistemas sanitarios estatales, garantizando que se distribuya de manera adecuada la creación y sostén de unidades de referencia para las mismas, y abundando en la formación del personal médico para su correcto diagnóstico y derivación a las mismas.

Desde la aprobación de la Ley 15/97, de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, se han ido instaurando diferentes formas de gestión pública por parte de empresas privadas dentro del sistema sanitario. Este modelo se ha demostrado no solo ineficaz, sino también caro para la ciudadanía y perjudicial para el paciente. Un modelo que ha servido para que se enriquezcan unos pocos a costa de los trabajadores del sector, de los pacientes y de las arcas públicas. Desde Adelante Andalucía trabajaremos para recuperar las empresas públicas y las agencias sanitarias bajo gestión directa del SAS. Durante este proceso, se tendrá en cuenta a los trabajadores empleados bajo estas fórmulas de gestión.

De igual modo, la descentralización en la gestión, mayor autonomía en distritos locales y democratización en la dirección se consideran factores positivos por usuarios y trabajadores, favoreciendo a su vez políticas de fortalecimiento del nivel de Atención Primaria, comunitaria y espacios de cuidados sociosanitarios con disponibilidad de camas de observación de cuidados medios para afrontar el crecimiento en la proporción demográfica de personas mayores de 65 años con mayor probabilidad de sufrir enfermedades crónicas y comorbilidades, lo que condiciona a su vez que se pongan en marcha si se quieren corregir efectos adversos que originan ingresos hospitalarios y caídas, un seguimiento más continuado del control farmacológico de personas polimedicadas, para lo cual el tiempo disponible no puede consumirse exclusivamente en consultas a demanda.

De hecho, los estudios demuestran que inversiones en Atención Primaria y salud pública reducen la demanda de los servicios de emergencia y hospitalarios.

En cuanto a innovaciones organizativas, la gestión real desde los trabajadores y trabajadoras clínicas solo será posible con la delegación de poder desde la Administración hacia ellos y ellas, la implicación desde el origen de éstos en la toma de decisiones en cuanto a recursos y evaluación de tecnologías sanitarias, en el diseño de los objetivos a alcanzar, el entendimiento y asunción natural de que sus decisiones clínicas basadas en la evidencia tienen un impacto sobre la capacidad de respuesta del sistema, y por tanto un coste de oportunidad de hacer otras actividades clínicas demandadas que son efectivas y se dejan de hacer, adquisición continua de habilidades y conocimientos económicos y científicos, uso efectivo de nuevas tecnologías de la información y en la democratización y rendición de cuentas de los órganos de dirección.

Finalmente es parte fundamental de este nuevo modelo de gestión la participación efectiva de los usuarios a través de los diferentes colectivos que representan todas las capas de la sociedad, prestando especial atención y facilitando su acceso a las más vulnerables.

Propuesta 591 Mantener la titularidad pública de la gestión de los servicios que no han sido externalizados, así como proceder a la internalización de las concesiones vencidas y al rescate de aquellos cuyos adjudicatarios estén incumpliendo gravemente los pliegos de condiciones. La privatización de servicios se ha demostrado no solo ineficaz, sino también caro para la ciudadanía y perjudicial para el paciente. Un modelo que ha servido para que se enriquezcan unos pocos a costa de los trabajadores del sector, de los pacientes y de las arcas públicas. La Ley 15/1997, de habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, amplió el abanico en la forma jurídica en la titularidad y prestación pública de la asistencia sanitaria. Teniendo presente que esta es una norma estatal y la competencia de cambiarla se deposita en el Congreso de los Diputados, desde Adelante Andalucía nos comprometemos a usar en exclusiva la titularidad pública con gestión directa, pues experiencias como el modelo Alzira sólo han traído sobrecostes y deterioro en los servicios.

Propuesta 592 Publicar regularmente de forma pública y accesible todos los criterios y procedimientos para la toma de decisiones en políticas de salud y gasto sanitario, mejorando así la transparencia del sistema sanitario, hoy día prácticamente inexistente. Se impulsará, así, la transparencia en la toma de decisiones, las inversiones, la contratación de personal y los salarios y en resultados en salud. Esta transparencia debe servir también para mejorar la evaluación de las prestaciones y políticas públicas relacionadas con la sanidad. Finalmente, los objetivos del sistema sanitario deben tener una planificación estratégica, que miren en el largo plazo y que no enfrente a los diferentes agentes implicados ni genere desigualdades entre territorios ni entre colectivos.

Propuesta 593 Fijar el compromiso para la rendición de cuentas de las políticas emprendidas ante la población y el cumplimiento de objetivos estableciéndose para ello un calendario.

Propuesta 594 Colocar a la Atención Primaria como el centro del sistema sanitario público de Andalucía, asumiendo el papel y la competencia de coordinar y dirigir parte de los recursos con la Atención Hospitalaria mediante el diseño de protocolos conjuntos y actividades compartidas teniendo como objetivo la atención al paciente y no a la enfermedad. La Atención Primaria definirá el itinerario que el paciente tiene que recorrer en sus contactos con la Atención Hospitalaria, que devolverá al paciente a Atención Primaria en cuanto el problema que ha motivado su derivación haya sido solucionado o controlado. A su vez, la Atención Primaria será la columna a través de la cual se articulen los recursos sociosanitarios y el resto de niveles asistenciales.

Propuesta 595 Promover que los órganos de dirección y de toma de decisiones en cada nivel organizativo serán elegidos de forma participada, informada y democrática por los trabajadores y trabajadoras, con los cuales habrá una comunicación continua y toma de decisiones compartida. En estos órganos de dirección habrá, asimismo, representación de los usuarios, también elegidos de forma democrática y no aleatoria.

Propuesta 596 Simplificar la estructura organizativa del SAS y reconfiguración de las áreas sanitarias y distritos de Atención Primaria según las necesidades reales de la población, con el objetivo de mejorar la integración, coordinación territorial y capacidad de planificación de las acciones asistenciales, tanto en el ámbito de la atención hospitalaria como de Atención Primaria, así como su integración efectiva con los servicios de salud pública y de tipo socio-sanitario.

Propuesta 597 Reconfigurar el mapa sanitario andaluz de forma que cada centro de salud se identifique con una zona básica de salud (actualmente hay una zona básica por ciudad, con múltiples centros de salud) y así volver a una Atención Primaria en la que un equipo multidisciplinar se responsabiliza de la atención sanitaria a la población de una comunidad concreta. Se planificarán los recursos haciendo corresponder una zona básica a cada 15.000-20.000 habitantes aproximadamente.

Propuesta 598 Transitar de un modelo a demanda del paciente a un modelo basado en la atención de las necesidades de salud reales y los determinantes de la salud. El seguimiento a la salud de la ciudadanía, la prevención en salud o la intervención y acciones comunitarias deben ser parte central de las políticas en salud. Para ello se incorporarán y mejorarán las consultas programadas, prestando especial atención a las visitas domiciliarias, la educación para la salud y la mejora de acciones locales en salud.

Propuesta 599 Lograr que la coordinación e integración asistencial sea uno de los centros en torno a los cuales gire el sistema sanitario y cuyo eje sea la Atención Primaria. Crear una historia clínica electrónica sociosanitaria única para la mejora e integración de la asistencia social y sanitaria, así como para la investigación aplicada en servicios y políticas públicas. Esta integración pasa por:

  1. Coordinar la Atención Primaria con otras especialidades y los hospit
  2. Facilitar la independencia organizativa en los centros de Atención Primaria y las iniciativas para aumentar la duración de las consultas y la disminución de los tiempos de esper
  3. Las pruebas diagnósticas (pruebas de imagen, laboratorio, pruebas funcionales, et) estarán disponibles en igualdad de condiciones ya sean prescritas desde Atención Primaria o desde hospitalaria. Se garantizará su realización en un plazo máximo de 30 días. Así se mejoraría la accesibilidad en el diagnóstico al ciudadano independientemente del lugar de atención.
  4. Dimensionar adecuadamente las plantillas de los centros de salud de forma que se garantice que los profesionales tienen tiempo para realizar todas las actividades de su competencia, estableciendo como tope máximo 500 tarjetas individuales sanitarias (TIS) por médico o médica de familia y 1.200 niños/as por pediatra, disminuyendo esta ratio de forma sustancial atendiendo a los ajustes por edad y complejidades y priorizando las zonas necesitadas de transformación social o con población dispersa. Garantizar igual ratio para enfermería.
  5. Renegociar con la mesa sectorial los complementos retributivos variables del personal ligados a la productividad que se derivan del acuerdo de gestión, con el fin de disminuir su peso relativo pasando a formar parte del salario base, así como la introducción de incentivos no económicos, que son más coherentes desde el punto de vista ético y prof
  6. Garantizar el derecho a la intimidad de las personas mediante medidas eficaces de control de acceso a las historias clínic

Propuesta 600 Aumentar el peso relativo de las siguientes actividades en la planificación y gestión de la Atención Primaria de salud:

  1. Atención domiciliaria pr
  2. Atención al final de la vida y cuidados paliativ
  3. Educación para la salud y promoción de la salud
  4. Acción local en salud y actividades comunit

Propuesta 601 Garantizar a los profesionales y las profesionales de Atención Primaria de salud la gestión integral y autónoma de sus agendas de trabajo, con supervisión por parte del personal directivo correspondiente, para optimizar los tiempos y la calidad de la atención prestada, ya que la accesibilidad debe estar ligada a la calidad y seguridad clínica. Se conseguiría así el objetivo de disponer, al menos, de diez minutos por consulta.

Propuesta 602 Garantizar la formación continuada de los profesionales dentro del Sistema Sanitario Público de Andalucía con financiación propia de forma independiente de la industria farmacéutica y biotecnológica que responda a las necesidades reales detectadas. Esta formación continuada será computada como jornada ordinaria. Asimismo, se reevaluará el desarrollo actual de la carrera profesional.

Propuesta 603 Impulsar la evaluación de las prestaciones y las políticas públicas como fundamento del funcionamiento del sistema sanitario y los servicios sociales.

Propuesta 604 Impulsar la promoción de la salud como eje vertebrador de la participación que potencie el empoderamiento de personas y comunidades sobre los aspectos de su vida y su ciudad que influyen en la salud.

Propuesta 605 Llevar a cabo un plan de rescate de los erróneamente llamados servicios complementarios, que actualmente se encuentran externalizados, en especial los de limpieza, transporte sanitario urgente y mantenimiento de los distintos centros sanitarios. La limpieza de un quirófano, la gestión del transporte sanitario urgente, o el mantenimiento adecuado de un hospital está directamente relacionado a la calidad de la prestación asistencial o a un adecuado control de las infecciones nosocomiales. En este sentido, se reconocerán y ampliarán las distintas categorías profesionales que recojan las competencias reales dentro del actual personal de mantenimiento de hospitales del Servicio Andaluz de Salud.

Propuesta 606 En base a los aspectos anteriores relacionados con evaluación de iniciativas llevadas a cabo e implementación de procesos participativos de gestión, elaborar una Ley Andaluza de Gestión Sanitaria Pública en la que se sienten las bases para una gestión pública directa de todos los proveedores sanitarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía, recogiendo los aspectos positivos presentes en la concepción ideal de la gestión clínica como herramienta de gestión e incorporando dos aspectos fundamentales:

  1. Participación de los usuarios y las usuarias y profesionales en la fijación de objetivos de gestión.
  2. Profesionalización de la gestión sanitaria de la mis

 

El sistema sanitario tiene una función de empleador que pocas veces centra el debate político. En la actualidad, afrontamos una situación en la cual el aumento de la precariedad laboral de parte de los trabajadores sanitarios, la perpetuación de la inestabilidad laboral y el deterioro de las condiciones de trabajo han generado una creciente y comprensible desafección por parte de las personas trabajadoras del Sistema Sanitario Público de Andalucía hacia dicha institución, lo cual repercute en un peor funcionamiento de nuestro sistema. Es necesario recuperar esta cooperación sin volver a la situación anterior, sino construyendo un sistema de gestión de profesionales que se base en la seguridad laboral, la evaluación periódica de competencias como forma de asegurar la calidad asistencial –huyendo de mecanismos burocratizados y desvestidos de significado práctico como los actuales procedimientos de acreditación de calidady el diálogo y planificación de la mano de los trabajadores y trabajadoras. Establecemos, pues, como uno de los objetivos fundamentales recuperar miles de trabajadores y trabajadoras sanitarias actualmente exiliadas en otras regiones, la empresa privada u otros países.

Propuesta 607 Mejorar la denominada Bolsa de Empleo del Servicio Andaluz de Salud haciendo accesibles a las personas en ellas inscritas a los listados actualizados de las personas contratadas y pendientes de contratación y sus respectivas puntuaciones, así como la revisión de su actual sistema de baremación. Realizar actualizaciones y baremaciones mensuales para facilitar su funcionamiento. En este sentido, en la medida de lo posible el sistema debe garantizar que el personal especialista en enfermería cubra las necesidades de sus ámbitos de formación: de nada sirve invertir recursos formativos en su cualificación específica si luego enfermeras generalistas cubren esas plazas y las especialistas trabajan en puestos que no precisan de su formación concreta.

Propuesta 608 Tomar las medidas necesarias para la mejora de las condiciones de trabajo de los y las trabajadores del Sistema Sanitario Público de Andalucía, prestando especial atención a la sobrecarga de trabajo que pueda comprometer la calidad de la asistencia o la seguridad de los pacientes.

Propuesta 609 Realizar de manera excepcional un concurso de méritos para convertir en personal indefinido a aquellas y aquellos profesionales que tras un número de años no han conseguido plaza fija en el Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Propuesta 610 Desarrollar un plan de recursos humanos de cobertura quinquenal que incluya la evaluación de la precariedad laboral en el sistema público de salud y en las empresas asociadas, durante todo el año de manera estructural, incluidos los periodos de alta frecuentación.

Propuesta 611 Cumplimiento estricto del ratio 1:1 en los equipos médico/a-enfermero/a en Atención Primaria.

Propuesta 612 Desarrollar un programa especial de contratación para zonas de difícil cobertura (zonas rurales, con necesidades especiales de transformación social, etc.) con déficits de personal especialista con incentivos de contratos iniciales con mayor estabilidad laboral o mejoras retributivas para hacer estos puestos más atractivos para su efectiva cobertura.

Propuesta 613 Aumentar las inspecciones y la vigilancia para el cumplimiento riguroso de las incompatibilidades para trabajar al mismo tiempo en el sistema sanitario público y en el sector privado. Aquellas personas que tengan plaza fija a tiempo completo en el Sistema Sanitario Público de Andalucía tendrán la obligatoriedad de suscribir y hacer cumplir la dedicación exclusiva. Esto responde a que se realice un descanso suficiente de nuestros profesionales para garantizar la seguridad de los pacientes y salud de los trabajadores y trabajadoras. Se exceptúa de esta regla las tareas docentes y de investigación previa evaluación.

Propuesta 614 El Dispositivo de Apoyo es una figura creada a partir del reconocimiento del <<saliente de guardia>> (libranza el día después de realizar una guardia en turno de noche, ante la norma de obligado descanso de al menos 12 horas entre turnos de trabajo) para el personal de Equipo Básico de Atención Primaria (EBAP). Corresponde a un médico o médica de familia o enfermero o enfermera sin cupo asignado y que depende del distrito. Es decir, está figura está pensada para moverse de un centro de salud a otro, cubriendo la consulta del profesional que estuvo la noche anterior de guardia. Cada distrito

tiene la capacidad de organizarlo según convenga, con lo que es un nombramiento que perjudica al profesional, al paciente y a la Atención Primaria en su conjunto. Por ello se procederá a la eliminación del uso del Dispositivo de Apoyo como Equipo Básico de Atención Primaria, reconvirtiendo los nombramientos realizados hasta la fecha con este uso en Equipo Básico de Atención Primaria. Con plantillas adecuadamente dimensionadas no será necesario “cubrir” al saliente de guardia bajo estas condiciones.

Propuesta 615 Recuperar las condiciones de trabajo de los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias  (DCCU)  tal como fueron originalmente concebidos. De igual modo, se realizará una evaluación de los dispositivos DCCU que haya que recuperar o crear nuevos, dotándolos de cuantos recursos y vehículos necesiten para desarrollar su labor con seguridad y calidad asistencial, y dimensionándolos con el personal suficiente. Al personal con plaza en Dispositivo de apoyo a EBAP se le dará la opción de adherirse a un modelo u otro (EBAP o DCCU).

Propuesta 616 Reconocer la turnicidad, la nocturnidad, la festividad y la penosidad en los complementos retributivos de los trabajadores denominados Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP).

Propuesta 617 Garantizar la evaluación psicosocial de los puestos de trabajo y la puesta en marcha de medidas que garanticen la salud laboral de los profesionales, como disponer del tiempo suficiente para cada actividad y para cada paciente, y estudiar la idoneidad de las guardias de 24 horas (excluyendo los servicios de emergencias extrahospitalarias); estableciendo, en todo caso, que la jornada laboral total (ordinaria más complementaria o extra) no exceda de las 12 horas.

Propuesta 618 Se establecerá un máximo de seis pacientes por cada enfermero o enfermera en las unidades generales de hospitalización (ocho en función de las condiciones de los pacientes); un máximo de dos pacientes por enfermera en las unidades de cuidados críticos y tres si la profesión está al cargo de la sección de reanimación postquirúrgica.

Propuesta 619 Reactivar la Bolsa específica de servicios de mantenimiento de hospitales del SAS, y reconocimiento de la carrera profesional para este colectivo.

Propuesta 620 Garantizar, como mínimo, el cumplimiento de la tasa de reposición del 100% y aumentarla cuando las necesidades así lo requiera.

Propuesta 621 Activación de la carrera profesional para todas las categorías del Servicio Andaluz de Salud, incluyendo a los Técnicos Superiores y resto de categorías, y no sólo a diplomados y licenciados.

Según los últimos datos de gasto sanitario consolidado –el que realmente se ejecuta y no solo se presupuestaAndalucía es la Comunidad Autónoma que menos euros por habitante destina a la sanidad 1.110€ por habitante frente a los 1.332€ por habitante de media en el estado español. Y siendo así, una comunidad en que las diferencias sociales son un problema importante y que acumula grandes focos de mortalidad y morbilidad con respecto al resto de España, la inversión en el sistema sanitario puede tener un importante poder de redistribución y garantía de la funcionalidad social de los individuos. Es por ello que incrementar su financiación no es estrictamente un gasto, sino una inversión en cuanto a la capacidad de generación de riqueza de nuestra tierra.

 

Propuesta 622 Fijar por ley un suelo de gasto garantizado del 7% del PIB andaluz para sanidad, o bien uno superior para que el gasto sanitario por persona y año en Andalucía nunca se encuentre por debajo de la media nacional.

Propuesta 623 Fijar un umbral mínimo de financiación para Atención Primaria del 20% respecto al gasto sanitario total y del 2% para Salud Pública.

Propuesta 624 Reformar el modelo organizativo creando áreas básicas sociosanitarias que sirvan como unidad de financiación y priorización de la financiación para las zonas con especial necesidad de transformación social.

Propuesta 625 Fomentar a nivel autonómico de nuevos mecanismos de financiación de medicamentos y nuevas tecnologías, como los contratos de riesgo compartido.

Propuesta 626 Realizar la depuración, estandarización y supervisión de los mecanismos de cobro a terceros, tanto a entidades privadas -mutuas como a otros Estados. Como ya ocurre con las agencias empresariales sanitarias habría que establecer mecanismos que garanticen a los distintos centros sanitarios adscritos al SAS que percibirán en sus ingresos anuales una cantidad equivalente a la que recauden en concepto de cobro a terceros, tanto a entidades privadas -mutuas como a otros Estados.

Propuesta 627 Las políticas de las consejerías que por sus determinantes (vivienda, educación o servicios sociales) tengan

un impacto en los resultados de salud de la población andaluza, deberán destinar una parte de su presupuesto, supervisado por el Departamento de Salud, para que estas inversiones repercutan de forma positiva evitando consumos futuros de enfermedades evitables cuyo origen es social y no exclusivamente biologicista.

 

Es necesario ampliar la visión de los servicios sanitarios; si admitimos que la salud se ve determinada por otros aspectos en mayor medida que por la prestación asistencialista, es necesario que la universalidad sanitaria se extienda a esos otros ámbitos que conforman los determinantes sociales y ambientales de la salud.

 

Propuesta 628 Evaluar la accesibilidad efectiva al sistema sanitario, así como el acceso a medicamentos, para asegurar que no haya personas que experimentan barreras informales al mismo que pudieran beneficiarse de la acción institucional.

Propuesta 629 Impulsar los Consejos de salud como área de participación e integración social y sanitaria. Crear una partida presupuestaria −con financiación autonómica− para su gestión desde los Consejos locales de salud estableciendo como unidad básica de participación los centros de atención primaria, para la acción local en salud y servicios sociales. Esto es, fomentar una mirada de equidad en los procesos de participación en salud que incluya el principio según el cual la población afectada en una medida ha de estar implicada en su desarrollo, realización y evaluación. La participación de colectivos vulnerables, cuyas voces no suelen tener representación en el debate público supondría un contraste frente a la actual participación basada en la elección por azar, e iría encaminado a representar a voces discordantes con el discurso mayoritario y a idear planes en las que las personas que sufren las desigualdades sociales en salud tengan un protagonismo activo, fomentando la figura del agente de salud.

Propuesta 630 Mejorar los mecanismos de financiación utilizados para ponderar los recursos destinados a zonas con especiales necesidades de transformación social.

Propuesta 631 Sensibilizar y adoptar las medidas oportunas para aquellas enfermedades asociadas o agravadas por cuestiones de género, tales como salud mental, diversas patologías o trastornos del comportamiento alimentario.

Propuesta 632 Potenciar la educación afectivo-sexual, garantizando la salud sexual reproductiva.

 

Propuesta 633 Realizar formación específica para los trabajadores y trabajadoras sanitarias para trabajar con poblaciones vulnerables (migrantes, personas sin hogar, prostitución, niños y niñas víctimas de abuso y maltrato, etc.).

Propuesta 634 Habilitar, en caso de internamiento, instalaciones que permitan una estancia digna, con baños adaptados y las ayudas técnicas necesarias, así como de las comodidades suficientes para la persona con capacidades diversas y acompañante.

Propuesta 635 Garantizar el acceso pleno por parte de las mujeres y niñas con capacidades diversas a cuidados sanitarios que satisfagan sus necesidades particulares, incluyendo la consulta ginecológica, los exámenes médicos, la planificación familiar y un apoyo adecuado durante el embarazo y el postparto.

Propuesta 636 Garantizar la formación especial de todos los profesionales que tratan con personas con capacidades diversas en relación a la atención y las distintas especificidades propias de cada forma de diversidad funcional y psíquica.

Propuesta 637 Implementar un programa formativo especializado en la detección de violencias machistas a todo el personal sanitario y de servicios sociales. Se elaborarán protocolos de detección precoz de las violencias machistas aplicables a todo el ámbito socio-sanitario.

Propuesta 638 Desarrollar programas de formación para el personal sanitario en torno a cuestiones LGTBI así como sobre el correcto trato a estas personas en relación con su identidad. Este programa tendrá como objetivos principales instruir sobre la diversidad de prácticas sexuales y su relación con posibles enfermedades, formar sobre la cuestión trans para dar la asistencia necesaria a estas personas, promover campañas

relativas a la salud ginecológica de los hombres trans y evitar la violencia médica que se ejerce sobre las personas intersexuales.

Propuesta 639 Aumentar el número de especialistas pediátricos infantiles en la atención de los menores trans e intersexuales para que puedan tener acceso a estos especialistas desde todas las provincias.

Propuesta 640 Abolir la cirugía mutiladora y todo lo que conlleva el proceso de reasignación de sexo normativo en personas intersexuales al nacer. Eliminando los procedimientos psicológicos, hormonales y quirúrgicos a los que son sometidas estas personas al nacer.

Propuesta 641 Garantizar tiempo de investigación, innovación y formación en horario de la jornada habitual.

Propuesta 642 Disponer de los productos de apoyo necesarios para las personas con capacidades diversas en todas las plantas, urgencias y salas de pruebas.

Propuesta 643 Desarrollar un plan de asistencia sanitaria rural, que garantice la cobertura de los profesionales sanitarios

en las zonas rurales de Andalucía en los próximos años y proponga un modelo de contratación sostenible que no someta a estas áreas al déficit de profesionales al que algunas de ellas se ven sometidas cada verano o cuando los profesionales que habitualmente trabajan en ellas padecen algún proceso de incapacidad laboral temporal. De igual forma, han de revisarse los recursos en materia de transporte de emergencias, y los puntos de urgencias 24 horas.

Propuesta 644 Facilitar el acceso a los servicios sanitarios y al conocimiento de su uso a través de intensificar los programas de acción comunitaria en las zonas con especial necesidad de transformación social o en determinadas zonas o grupos de individuos que arrojen peores condiciones de salud por diferentes razones, entre ellas, bajos niveles de renta.

Propuesta 645 Impulsar la promoción de los hogares seguros para personas mayores que vivan solas, a través de servicios de teleasistencia gratuitos y dispensación de dispositivos de seguridad (detector de humos y de movimiento).

 

Uno de los mayores problemas del sistema sanitario a nivel estatal –y también en Andalucíaha sido la falta de un organismo con poder y legitimidad para liderar la evaluación de prestaciones y políticas de salud, de modo que se han introducido y sacado del sistema prestaciones sin que eso estuviera basado en un análisis de efectividad, seguridad y eficiencia que hiciera posible explicar los porqués técnicos de las decisiones tomadas. Liderar un cambio en este aspecto debe ser un imperativo ético para una Comunidad Autónoma que debido a la baja financiación de su sistema sanitario no puede permitirse el gasto en prestaciones y políticas ineficientes y que no aporten valor añadido a la población andaluza, y, por otro lado, le es perentorio introducir nuevas prestaciones (como la salud bucodental, óptica o auditiva) que provoca que muchas familias con escasos recursos no puedan acceder a ellas.

 

Propuesta 646 Impulsar la evaluación de las prestaciones y las políticas públicas como fundamento del funcionamiento del sistema sanitario y los servicios sociales. Dar poder a una Agencia de Evaluación de Tecnologías y Políticas Sociales y Sanitarias (coordinada con sus entes homólogos a nivel estatal), de carácter independiente del poder ejecutivo, para la toma de decisiones y haciendo públicos sus informes y dictámenes, que evitarán en todo caso entrar en colusión con la industria farmacéutica y la biotecnológica. Implantar un programa continuo de reinversión para la retirada de prestaciones que no sean útiles o la incorporación de otras nuevas. Introducir plazos para evaluar la utilidad de las políticas.

Propuesta 647 Crear un portal de transparencia en salud que incluya no solo indicadores de estructura del sistema sanitario

 

sino también indicadores de resultados en salud estratificados por provincia y municipio, así como del funcionamiento y resultados de los servicios sanitarios y sociales y del sistema en su conjunto −públicos y privados−, incluyendo datos sobre resultados en salud (ajustados por edad y género) y sus determinantes. La información de dicho portal será de libre acceso y estará abierto a su vez a la confección o facilitación de datos de interés tanto en gestión como en resultados en salud por colectivos de profesionales de la salud, académicos, investigadores o ciudadanía en general previa autorización.

Propuesta 648 Auditar el gasto público en concesiones, conciertos y externalizaciones sociales y sanitarias en las últimas tres legislaturas, empezando por aquellas dadas a empresas con ánimo de lucro.

Propuesta 649 La ampliación de la red de equipamientos sanitarios debe diseñarse una vez que se haya optimizado al 100% los recursos ya disponibles, aunque en algunas provincias como Cádiz (con localidades de más de 50.000 habitantes sin alternativa pública a los hospitales concertados como Sanlúcar, Puerto de Santa María, o la sierra bajo estas mismas circunstancias), o Málaga, (con un crecimiento exponencial de los conciertos y el aseguramiento privado en los últimos años), aconseja un tratamiento específico que explore las vías para garantizar que toda la población tiene a su disposición atención sanitaria pública, y se adopten medidas para que la fórmula de los conciertos se revierta de forma paulatina hasta convertirse en una red complementaria, tal y como establece la ley general de sanidad de 1986. Un caso que es muy ilustrativo de esta falta de optimización de los recursos públicos propios es el caso del hospital de alta resolución de la Janda (en Vejer de la Frontera, Cádiz) finalizada su construcción y equipamiento desde hace años sigue sin ponerse en funcionamiento, descuidando de forma negligente el derecho a una asistencia sanitaria de calidad a una población que continúa necesitando desplazarse a otros hospitales de referencia.

Propuesta 650 Establecer en el marco de la nueva Ley de Salud para Andalucía fórmulas jurídicas y contractuales que den homogeneidad al SAS, mediante la progresiva incorporación en el mismo de los distintos organismos de titularidad pública adscritos a la Consejería de Salud (agencias empresariales, fundaciones, etc.).

Propuesta 651 Al amparo de lo establecido por la Ley 16/2003, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, asumir la competencia integral en sanidad penitenciaria a través de una negociación con el Estado, en la que también se abordará el abono a Andalucía de las cantidades adeudadas por la administración central a la autonómica por este concepto.

Propuesta 652 Con el objetivo de garantizar una atención hospitalaria de calidad y en un tiempo razonable (reducción real de las listas de espera) se aplicarán las siguientes medidas:

  1. Aumentar al máximo la capacidad de resolución de las infraestructuras y recursos públicos existentes (ampliación de horarios de uso de las instalaciones) y dimensionamiento adecuado a las
  2. Finalizar las obras pendientes, puesta en funcionamiento al 100% de las finalizadas y adecuación de las infraestructuras y medios diagnósticos y terapéuticos obsoletos o deterior
  3. Mejorar la gestión y de las condiciones laborales en las unidades hospitalarias dimensionando las plantillas según estándares de calidad internacional y de evidencia científica, así como indicadores de salud de la población. De esta manera las ratios de las diferentes categorías profesionales (enfermero/a-paciente, médico/a-paciente, auxiliares, celadores, e) se adecuarán a la complejidad del paciente y del servicio; esto contribuirá a optimizar el tiempo de hospitalización a lo realmente necesario en cada caso.
  4. Potenciar los hospitales de día, aprovechamiento y coordinación con los recursos socio-sanitarios e integralidad y participación desde Atención Primaria de todo el pr
  5. Reconocer retributivamente el esfuerzo añadido que supongan todas estas medias en los profesionales, garantizando así mismo la seguridad laboral y la conciliación familiar.

Propuesta 653 Ajustar la cartera de servicios de hospitales comarcales, centros hospitalarios de alta resolución, centros de alta resolución y centros de especialidades, a las necesidades reales de la población a la que atienden, introduciendo factores de corrección en función de la distancia al hospital de referencia más próximo, dispersión geográfica, comunicaciones y las características epidemiológicas del territorio.

Propuesta 654 Tras impulsar la optimización del uso de todos los equipamientos sanitarios existentes, la renovación de los deficientes y la ejecución de los ya iniciados, reforzar de manera específica los centros de Atención Primaria, adaptándolos al papel troncal que deben asumir y dotándolos del equipamiento adecuado para ello, se evaluará el mapa de recursos y se elaborará el nuevo plan de infraestructuras sanitarias.

Propuesta 655 Crear la Red Andaluza de Centros Sociosanitarios, que den cobertura a las necesidades sanitarias y sociales de personas mayores y de aquellos problemas clínicos que requieran de una media o larga estancia y para los que los centros de agudos son ineficientes. Esta red de centros sociosanitarios, junto a la Atención Primaria, debe convertirse en una herramienta eficaz para luchar contra la cronicidad de la enfermedad en la población y el aumento de la complejidad en su abordaje por su comorbilidad consecuencia del envejecimiento de la población andaluza.

Propuesta 656 Incorporar a los centros sanitarios públicos la atención sociosanitaria y técnico pedagógica, con personal cualificado, para las personas con Alzheimer que actualmente están siendo atendidas por voluntariado. Entendemos que esta función debe realizarse a través de una gestión directa desde los centros sanitarios públicos y Centros de Día con profesionales especialistas, logrando un doble objetivo: un servicio de calidad y creación de empleo.

Propuesta 657 Establecer criterios de cumplimiento de la legislación vigente para los procesos de control de las incapacidades médicas temporales y la adecuada gestión compartida de los mismos entre los médicos de familia y las Unidades de Valoración Médica de Incapacidades, impidiendo que se adopten decisiones con criterios no médicos o sin previo examen del paciente.

Propuesta 658 Suprimir las llamadas “sesiones de valoración conjunta” entre médicos de las Mutuas e inspectores o inspectoras de las Unidades Médicas de Valoración de Incapacidades Laborales (UMVI), eliminando intromisiones interesadas del sector privado en la valoración de la situación de Incapacidad Temporal (IT) de las personas afectadas.

Propuesta 659 Establecer mecanismos y normativa clara de coordinación y colaboración entre las distintas entidades que intervienen en la gestión de la incapacidad temporal (Consejería de Salud, INSS y Mutuas), para evitar a las personas con IT múltiples citas con idéntica finalidad, y compensar los gastos ocasionados por acudir a las referidas citas cuando éstas supongan desplazamientos, a los y las trabajadoras que por su enfermedad o precariedad de medios lo precisen.

Propuesta 660 Elaborar un nuevo Plan de Cuidados Paliativos, para ofrecer una respuesta adecuada a las necesidades de las personas enfermas en estado terminal y a sus familiares, con respeto a su dignidad y garantizando el cumplimiento de su voluntad vital anticipada en ejercicio del derecho a una muerte digna recogido en el Estatuto de Autonomía de Andalucía. Con carácter urgente se adoptarán las medidas que permitan ofrecer cuidados paliativos pediátricos en todas las provincias andaluzas.

Propuesta 661 Atender las necesidades de las personas afectadas por baja visión, incluyendo la salud ocular en el Plan Andaluz de Salud y potenciando la investigación en este campo, así como las campañas de sensibilización y prevención de las patologías oculares que pueden ocasionar ceguera evitable.

Propuesta 662 Reforzar los recursos destinados a las campañas de información, sensibilización y prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), así como a respaldar y fomentar las actividades del tejido asociativo en este ámbito.

Propuesta 663 Incorporar al programa Programa Integral de Prevención y Control de las Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria y Uso Apropiado de los Antimicrobianos (PIRASOA), medidas de coordinación con la consejería competente de agricultura, pesca y desarrollo rural, tendentes a fiscalizar y reducir drásticamente el uso de antibióticos en animales destinados directamente al consumo humano o a la producción de alimentos, que en nuestro país se sitúa por encima de toda la Unión Europea.

Propuesta 664 Poner en marcha un proceso técnico para revisar prestaciones que ya no son eficaces, que son menos eficaces que otras o bien que no son costo-efectivas, con transparencia y participación de los profesionales y ciudadanos, liberando recursos para ser invertidos en otras prestaciones más eficaces.

Propuesta 665 Puesta en marcha de la Ley de Atención Temprana en Andalucía.

Propuesta 666 Crear un programa de asistencia bucodental, óptica y ortopédica universal y gratuito en el punto de asistencia (sin copagos), que incluya intervenciones de reparación y prevención necesarias. Los servicios de asistencia bucodental se prestarán en los centros de titularidad pública del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Propuesta 667 Realizar un esfuerzo en la educación afectivo-sexual en nuestros jóvenes orientado hacia un bienestar sexual respetuoso, para ello abordaremos definitivamente la introducción de planes formativos en nuestros centros de enseñanza en colaboración con la consejería competente de educación.

Propuesta 668 Garantizar en toda la red sanitaria pública la atención a la interrupción voluntaria del embarazo, realizándose éstos en los centros públicos y sin que exista ningún tipo de copago.

Propuesta 669 Promover la inclusión de las cirugías específicas del colectivo trans en Andalucía (mastectomía y cirugía genital) en el decreto de garantías de plazo de respuesta quirúrgica del SAS, con un plazo de uno y dos años respectivamente, e inclusión del implante de mamas para las personas transexuales.

Propuesta 670 Impulsar la Ley de Reproducción Asistida Andaluza que tenga en cuenta la realidad social y jurídica de las personas transexuales.

Propuesta 671 Implementar el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna en hospitales, centros de salud y farmacias de Andalucía y vigilar su cumplimiento.

Propuesta 672 Impulsar la revisión, actualización y dotación de recursos suficientes del Plan de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucía para hacer efectiva su puesta en práctica en todos los hospitales andaluces y ampliarlo a centros de salud. En este sentido, se creará un Observatorio de Violencia Obstétrica que vele por prevenir la violencia física y psicológica que se ejerce contra la mujer durante la etapa del embarazo y el parto por la excesiva patologización y medicalización de los procesos naturales o un trato paternalista y deshumanizador. Este Observatorio será el encargado de elaborar un informe anual con estadísticas sobre el grado de cumplimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud acerca del cuidado perinatal en el Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Propuesta 673 Se garantizará el derecho a una muerte digna y a las disposiciones del Testamento Vital, o instrucciones previas, en los términos que establece la Ley 41/2002, de Autonomía del Paciente.

Propuesta 674 Crear las Unidades del Dolor en cada hospital de referencia donde se vigile y adecue de manera continuada los mejores tratamientos para paliar dolores postoperatorios o de enfermedades crónicas que requieren ingresos hospitalarios para mejorar la calidad de vida del paciente, los tiempos de recuperación y las altas.

Propuesta 675 Actualizar los servicios incluidos en los decretos de tiempos máximos de garantía de cirugía, prueba diagnóstica y primera visita al especialista.

Propuesta 676 Realizar un estudio de las plazas de trabajadores sociales necesarias para la cobertura en toda Andalucía tanto de atención primaria -garantizando que exista al menos un trabajador social por centro de salud como hospitalaria para poder evaluar el número de plazas reales que faltan; sustituyendo de forma inmediata las bajas laborales y jubilaciones no cubiertas.

Propuesta 677 Elaborar una ley integral para la prevención de muertes por suicidio, dotada con medios y presupuestariamente para la asistencia a las personas que hayan intentado quitarse la vida y su entorno.

Propuesta 678 Ubicar la gobernanza de la Escuela Andaluza de Salud Pública fuera de la estructura de la Consejería de Salud, con funcionamiento autónomo y bajo control del Parlamento.

Propuesta 679 Crear unidades especiales multidisciplinares en cada provincia andaluza para el abordaje de la endometriosis.

Propuesta 680 Crear la categoría profesional del dietista-nutricionista en el Sistema Sanitario Público de Andalucía, tanto en el ámbito hospitalario para pautar dietas y tratamientos para patologías, como en atención primaria desarrollando tareas con carácter preventivo y educativo como consultores del médico o la médica de familia.

Propuesta 681 Acometer las actuaciones necesarias para que las personas con problemas de salud, familiares, cuidadores y cuidadoras, así como trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública andaluza puedan hacer uso sin coste alguno y sin tiempo limitado -mientras se esté haciendo uso de los servicios sanitarios públicos de las zonas o recintos que existen o existan y que estén o puedan ser destinados en un futuro a aparcamientos en cualquiera de los centros hospitalarios de la sanidad pública en Andalucía.

 

En los últimos años, las políticas en materia de medicamentos han ido más dirigidas a la contención del gasto que a la adecuación de la prescripción y el control de la adherencia a los tratamientos. Las políticas de control de gasto, además, se han centrado en la disminución de los precios de compra cuando los datos disponibles nos dicen que el problema se encuentra en la sobremedicación. Es fundamental tener como centro de las políticas sobre medicamentos el hecho de que su objetivo primordial tiene que ser lograr que los tratamientos adecuados lleguen a los pacientes de forma efectiva y equitativa, logrando introducir los nuevos tratamientos que aporten ventajas para el paciente y eliminando de la cartera de servicios – o evitando la prescripción de aquellos que no aporten valor añadido.

Propuesta 682 Fomentar las compras centralizadas de medicamentos a nivel autonómico y estatal, tanto los dispensados en oficina de farmacia como los hospitalarios. Priorizar la necesidad de continuidad y adherencia de los pacientes a los tratamientos por encima de las disminuciones marginales de coste buscadas por la subasta de medicamentos e instaurar medidas para que no deban cambiar de presentación y envase con frecuencia, ya que esto pone en riesgo el cumplimiento de los tratamientos y la salud de las y los pacientes. Entre ellas, la implantación en las farmacias comunitarias de servicios profesionales asistenciales de Revisión de Uso de los Medicamentos y Adherencia.

Propuesta 683 Revisar el actual sistema de subasta de medicamentos en Andalucía, estableciendo mayores sanciones en caso de producirse desabastecimientos por parte del laboratorio ganador de la presentación, así como un mayor control y transparencia de todo el proceso. Será la Administración quien determine qué se entiende por desabastecimiento y quien las fiscalice, ejecutando y publicando las sanciones en caso de incumplimiento de manera semestral.

Propuesta 684 Estudiar en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud un sistema para la prescripción y dispensación de medicamentos en monodosis; así como que todos los medicamentos genéricos cuenten con el mismo formato en cuanto al envase exterior e interior (isoapariencia), donde el principio activo debe aparecer de forma bien nítida y el nombre del laboratorio aparezca a título informativo y de forma secundaria.

Propuesta 685 Establecer mecanismos de protección frente a las dificultades en el acceso a medicamentos y prótesis impuestas por los copagos, mediante el reintegro de las aportaciones de medicamentos y prótesis realizadas por los usuarios, que serían aplicables a personas con rentas bajas, pensionistas, y personas pluripatológicas que no estuvieran cubiertas por las exenciones del actual sistema de copago farmacéutico.

Propuesta 686 Asegurar que el Servicio Andaluz de Salud reintegrará el coste de los medicamentos y productos farmacéuticos que en la actualidad sean considerados de alto valor terapéutico y que quedaron desfinanciados tras los medicamentazos del Real Decreto 1663/1998 y el Real Decreto 16/2012.

Propuesta 687 Establecer en Andalucía una estructura fuerte de evaluación de nuevos medicamentos y emisión de recomendaciones de utilización en función de su coste-efectividad que sea vinculante para el sistema sanitario y trabaje con la máxima transparencia y participación profesional y ciudadana.

Propuesta 688 Fomentar nuevas formas de contrato de riesgo compartido para la introducción de medicamentos innovadores.

Propuesta 689 Crear comités de encuentro entre farmacéuticos comunitarios, farmacéuticos de atención primaria, médicos de atención primaria –médicos de familia y pediatras y personal de enfermería, para la creación de líneas de trabajo conjuntas y el abordaje de casos y problemas comunes y concretos. Entre éstas líneas de trabajo se incluirán la figura del farmacéutico como agente de salud integrado en el sistema sanitario público como modelo alternativo al tradicional de la oficina de farmacia.

Propuesta 690 Establecer criterios de transparencia en la investigación financiada con fondos públicos, de modo que los conocimientos desarrollados con financiación pública deban ser accesibles a la población general y a las personas que trabajan en el ámbito de la investigación.

Propuesta 691 Incrementar el esfuerzo en línea de investigación de enfermedades raras coordinándose el Sistema Sanitario Público de Andalucía con el resto de servicios sanitarios regionales del país para paliar en la medida el problema de medicamentos huérfanos buscando abaratar su coste unitario, formar adecuadamente en el diagnóstico y tratamiento de los profesionales en estas patologías y establecer un mapa de unidades de referencia que propicie su accesibilidad y excelencia en el servicio.

Propuesta 692 Garantizar que el presupuesto destinado a investigación sea finalista en tareas exclusivas de investigación. La cuantía destinada en la actualidad para la difusión de resultados se invertirá en contratos dignos a investigadores, invirtiendo la fuga de cerebros que se mantiene desde 2008. La difusión de resultados tendrá un presupuesto específico, para el que se promoverá la edición y consolidación de revistas científicas en acceso abierto -en español e ingléscuyo coste se ajuste a la ética de un comercio justo. Además, se reducirá al mínimo el gasto en viajes y congresos, evitando el “turismo científico”.

Propuesta 693 Instaurar la dispensación en centros de salud de algunos productos farmacéuticos de alto valor terapéutico y alta coste-efectividad.

Propuesta 694 Iniciar una experiencia piloto de preparación de la medicación semanal (pastillero) por técnicos en cuidados auxiliares de enfermería en pacientes polimedicados.

Propuesta 695 Realizar una campaña pública que amplíe el conocimiento riguroso sobre las vacunas, en especial las concernientes al calendario oficial en la etapa infantil y sobre las que hay evidencia científica de sus beneficios.

 

Los servicios de salud mental han sufrido un deterioro en los últimos años en gran parte relacionado con la organización y dirección de los mismos bajo criterios exclusivos de eficiencia y seguimiento de políticas centradas en dar respuesta a toda demanda por encima de la adecuación de los recursos a dicha demanda y a las necesidades de la población. En el caso particular de salud mental se añade la predominancia del modelo biomédico que obvia las características específicas de la patología mental, relativas a la subjetividad y el desarrollo e integración social de los individuos.

Partiendo de una visión que enfatizaba ciertos aspectos de psiquiatría comunitaria y de uso de los dispositivos de salud mental como eje básico en el seguimiento de los pacientes con patologías más incapacitantes, hemos pasado a un deterioro de los dispositivos de asistencia comunitaria y de las prestaciones complementarias que podrían permitir a estos pacientes desarrollar una vida con las mayores capacidades posibles.

La complejidad de la red de salud mental destinada al trastorno mental grave, que implica dispositivos de ingreso hospitalario y continuidad de cuidados ambulatoria pero también dispositivos de rehabilitación y larga estancia, centros de soporte social específicos, entre otros, requiere una relación fluida con servicios sociales, educación y demás elementos de la comunidad. No podemos permitir que los servicios de salud mental se configuren en torno a los hospitales mientras se desteje el papel fundamental de esta compleja red periférica coordinada desde los centros de salud mental.

El III Plan Integral de Salud Mental 2016-2020 (III PISMA) ha fracasado en el objetivo de desarrollar una verdadera atención a la salud mental independiente de los defectos del resto del sistema sanitario (falta de integración con los servicios sociales, hospitalocentrismo, orientación de mercado –gerencialismo-, padecimiento lineal de los recortes en otros ámbitos, etc.).

Por ello, es preciso trascender los buenos propósitos recogidos en dicho documento y llevar a cabo unas reformas que caminan conjuntamente con el resto del programa que planteamos pero que tendrían especial impacto en la población con problemas de salud mental, especialmente aquellos con trastornos más graves y que precisan una mayor potenciación de la longitudinalidad, la accesibilidad y la polivalencia del sistema.

Propuesta 696 Incrementar la capacidad de resolución de la Atención Primaria de los problemas de salud mental mediante la oferta de formación específica, apoyo institucional y coordinación con los dispositivos especializados en salud mental.

Propuesta 697 Planificar a largo plazo de las necesidades de recursos terapéuticos, residenciales, rehabilitadores y ocupacionales, con distinto nivel de supervisión y adecuación de las infraestructuras y recursos a las necesidades.

Propuesta 698 Diseñar indicadores de evaluación adecuados a las particularidades de la asistencia en el ámbito de la salud mental, superando aquellos indicadores relacionados con el número de altas, número de reconsultas, …, en particular para una patología en la que existen indicadores más valiosos como el descenso de ingresos involuntarios, la reincorporación a la actividad social, etc.

 

Propuesta 699 Ampliar los recursos disponibles en las unidades de salud mental hospitalaria y comunitaria, así como aumentar las plazas PIR (psicólogos clínicos residentes) para dar cobertura a las necesidades de salud mental de estas unidades y reforzar las consultas en los centros de Atención Primaria.

Propuesta 700 Prohibir el uso de las contenciones mecánicas y químicas en las unidades de salud mental hospitalarias y comunitarias, empleando otras técnicas y medidas de seguridad que no atenten contra la dignidad de la persona en caso de que el paciente pueda dañarse a sí mismo o a terceros.

Propuesta 701 Apoyar el movimiento asociativo de pacientes y familiares promoviendo la participación en la gestión y la elaboración de planes de atención a la salud mental.

Propuesta 702 Elaborar el Plan Especial e Integral andaluz de Atención a Personas con Patología Dual, con atención diferenciada, aumento de plazas y una mayor coordinación entre los centros de salud mental y los servicios de atención a drogodependientes.

Propuesta 703 Elaborar y poner en marcha proyectos educativos dirigidos a niños/as y adolescentes, con el concurso de docentes, sanitarios y colectivos sociales implicados, para la prevención de las adicciones, en general, y de las ludopatías en particular.

Propuesta 704 Limitar la instalación de máquinas tragaperras exclusivamente a los casinos autorizados de juego y a los lugares de ocio para adultos, así como restringir la publicidad en prensa, radio, televisión y otros medios de los juegos de azar que se desarrollen o a los que se tenga acceso de manera física o virtual en Andalucía, siguiendo la legislación en materia de publicidad del alcohol y del tabaco.

Propuesta 705 Dotar a los profesionales sanitarios de la Atención Primaria de formación y de protocolos adecuados para la detección precoz y la derivación adecuada de las personas afectas de una ludopatía o una patología dual. Crear unidades especializadas en el tratamiento y seguimiento de las adicciones, que podrían ubicarse en la Red Andaluza de Centros Públicos Sociosanitarios.

Propuesta 706 Habilitar los espacios de las unidades de salud mental hospitalaria para garantizar un ambiente terapéutico amable y un trato digno. Se implementarán zonas de hospitalización diferenciadas conforme a las previsiones establecidas en el Programa de Atención a la Salud Mental de la Infancia y la Adolescencia (PASMIA), tanto en el área de pediatría para los menores de 14 años, como en área anexa, aunque separada de la unidad de hospitalización mental de adultos, para los jóvenes de edad comprendida entre los 14 y los 18 años.

Propuesta 707 Potenciar el uso en los servicios sanitarios de la Planificación Anticipada de Decisiones en Salud Mental e implementar las Voluntades Anticipadas en Salud Mental en los sistemas informáticos sanitario y de servicios sociales como herramienta garante de derecho.

Propuesta 708 Inversión de la tendencia abusiva de recurrir a la figura jurídica de incapacitación de las personas con problemas de salud mental grave y en su lugar proporcionar los apoyos necesarios que protejan sus derechos en la toma de decisiones.

Propuesta 709 Crear en todas las unidades de salud mental comunitaria Equipos de Tratamiento Asertivo Comunitario (ETAC) como tratamiento eficiente y eficaz para casos complejos.

Propuesta 710 Garantizar una atención integral y comunicación continua de las Unidades de Salud Mental Comunitaria y Centros de Tratamiento Ambulatorio de Drogodependientes que provoca que los casos más graves queden sin atender por la interpretación contradictoria de los profesionales de diagnósticos y tratamiento.

Propuesta 711 Crear la figura del Defensor del Paciente de Salud Mental como figura pública, independiente y objetiva, en aras de que las personas afectadas por problemas de salud mental no vean vulnerados sus derechos sin tener acceso a herramientas de defensa para lograr un trato digno y adecuado.

Propuesta 712 Adaptar las casas de acogida a mujeres con problemas de salud mental que hayan sido víctimas de violencia de género para garantizar el apoyo, tratamiento y seguimiento de salud mental del área donde se encuentre la vivienda.

Los servicios de Urgencias extrahospitalarias y hospitalarias suponen un elemento fundamental para el funcionamiento del sistema sanitario en su conjunto, a la vez que se ven influidos por cómo funcionan los diferentes niveles del sistema.

Desde hace años, los servicios de urgencias se han visto como una salida a las inoperancias del sistema sin llegar a acometer reformas en profundidad en ellos que permitan la formación intensiva y periódica de sus trabajadores, la dotación cuantitativa y cualitativa profesional adecuada a la demanda asistencial y el control de la demanda asistencial mediante acciones efectivas en los niveles asistenciales que la determinan –principalmente Atención Primaria, las plantas de hospitalización y la demora en Consultas Externas Hospitalarias-.

Propuesta 713 Defender que los servicios de urgencias respondan a su naturaleza y no se conviertan en la puerta de entrada por fallas en el resto de los niveles asistenciales.

Propuesta 714 Elaborar un plan anual de recursos extrahospitalarios y hospitalarios basado en los datos anuales de necesidades de ingresos hospitalarios desde las áreas de urgencias y que contemple un plan de contingencia en el caso de que los ingresos previstos se vean sobrepasados por ingresos reales, mejorando la respuesta del sistema y no dando lugar a respuestas asimétricas como la sucedida con la contratación masiva de personal de urgencias en periodos epidémicos o estivales. De igual modo, el resto de niveles asistenciales tienen que estar dotados convenientemente para que problemas de salud que puedan resolverse en ellos terminen todos en el nivel de urgencias que no les corresponde, para ello promoveremos un plan de reestructuración tanto arquitectónicamente como de medios, materiales y humanos en las urgencias extrahospitalarias.

Propuesta 715 Analizar y planificar convenientemente para que el tiempo de espera para ingresar desde Urgencias e inclusión de esto como indicador publicado periódicamente.

Propuesta 716 Revisar la idoneidad para la seguridad de los trabajadores y los pacientes de las jornadas de guardias 24 horas, así como sus retribuciones, su tratamiento fiscal y su consideración como horas extraordinarias a efectos de vida laboral y cotizaciones a la seguridad social.

Propuesta 717 Garantizar el estricto cumplimiento del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias mejorando y actualizando la adecuación de vehículos, equipamiento, mejora de la cobertura con mayor puntos de urgencias (con especial atención en el medio rural), y aumento efectivo de personal de todas las categorías necesarias con formación específica en urgencias y emergencias. Rescatar servicio de teleoperación del 061 y Salud Responde por parte de la Empresa Pública de Emergencias sanitarias (EPES).

Propuesta 718 Evaluar la construcción de helipuertos en zonas rurales y la dotación de medios de transporte sanitario urgente aéreo en zonas especialmente aisladas. Además, se recuperará el servicio de transporte sanitario urgente aéreo durante todo el año y aeronaves que puedan realizar vuelos nocturnos en provincias como Cádiz, que actualmente solo cuenta con este servicio de manera parcial en algunas épocas del año.

La perspectiva de salud debe estar presente en todas las políticas públicas, permitiendo a largo plazo y de una manera eficiente disminuir las desigualdades sociales y asegurar la protección de la salud de todas las personas.

Sin embargo, a pesar de que son esos otros factores “invisibles” a primera vista los que impactan en mayor medida sobre la salud poblacional, la relación de su peso sobre el gasto sanitario total es apenas anecdótico. Tampoco existen políticas fuera del departamento de salud de cualquier gobierno en el que se mida su impacto presupuestario en relación a su incidencia sobre la salud de la población y su correspondiente modulación de la demanda asistencial ahorrando una carga de enfermedad importante, si se pusieran en práctica. Sería infinitamente menos costoso, por tanto, aumentar políticas dirigidas a la prevención de la enfermedad que a su tratamiento.

Propuesta 719 Apostar de manera decidida por los programas y acciones preventivos, la promoción de la salud y de los hábitos saludables, los programas de ayuda de viviendas sociales, redistribución de renta, mejora de la habitabilidad, aislamiento adecuado y climatización de viviendas antiguas, educación y creación de empleo en zonas de especial necesidad de transformación social y estudios epidemiológicos para detección de agentes contaminantes. Para alcanzar este objetivo, se ha de formar adecuadamente al personal necesario, haciendo un esfuerzo en su formación continuada, aumentar el presupuesto disponible y de sus recursos, y dotarles de la suficiente capacidad de dirección en otras políticas. Para ello, la consejería competente en materia de salud deberá suscribir un convenio con cada una de estas consejerías para que éstas elaboren anualmente de manera obligatoria un Informe de Impacto en Salud de sus políticas.

Propuesta 720 Elaborar una estrategia de fiscalidad saludable, dentro del marco de las competencias autonómicas, basado en la mejora de la salud de la población mediante la incentivación de conductas más saludables y la desincentivación de las más nocivas para la salud, no solo a través de la gravamen de los productos no saludables (bebidas y alimentos azucarados, por ejemplo) sino también estableciendo estímulos fiscales para facilitar la adquisición de conductas que mejoren la salud (exenciones tributarias para establecimientos de comida saludable en zonas con escasez de los mismos, promoción del comercio de cercanía, etc.).

Propuesta 721 Realizar estudios epidemiológicos y establecer planes de acción de prevención de contaminación ambiental en las principales zonas contaminadas de Andalucía, con especial atención al Campo de Gibraltar o el Polo Químico de Huelva, que cuentan con altos índices de mortalidad y morbilidad por cáncer.

Propuesta 722 Crear el Sistema Andaluz de Vigilancia Epidemiológica, para la contención de la contaminación atmosférica.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz