Comparte esta noticia

Programa electoral de Ciudadanos a las elecciones andaluzas 20D - sanidad

DIARIOFARMA  |    16.11.2018 - 13:27

Extracto sobre Sanidad del programa electoral de Ciudadanos a las elecciones andaluzas del 2D (acceda al documento original)

Recursos suficientes y gestión eficiente: nuestra receta para conseguir una Sanidad y una Educación públicas para todos y de calidad

No podemos permitir que la espera media para una primera consulta con el médico sea de 56 días. Tenemos por delante el reto de garantizar el acceso al sistema público de salud sin tener que pasar una odisea de esperas y de burocracia. Además, no podemos seguir siendo el vagón de cola en materias tan importantes para la salud de los ciudadanos como la implantación de tecnología en nuestros hospitales públicos.

En Cs estamos comprometidos con un sistema sanitario público. Queremos poner a los pacientes en el centro de la Sanidad pública y trabajar de manera incansable por la reducción de las altas listas de espera en la comunidad autónoma que tiene menos camas por habitante. Queremos revertir la tendencia creciente de listas de espera que provoca en ocasiones que reciban el alta ciudadanos que aún siguen necesitando de cuidados hospitalarios. Por eso aprobaremos un Plan Integral para la Mejora del Sistema Público de Salud de Andalucía con especial atención a la mejora de la prevención y la reducción de listas de espera. Además, no vamos a olvidar al principal activo de nuestra sanidad pública: nuestros profesionales. Frente a las dinámicas de casi 40 años de PSOE politizando la gestión sanitaria, nosotros fomentaremos que sea gestionada directamente por nuestros profesionales y no por políticos, introduciendo un sistema de rendición de cuentas. La transparencia en la gestión de nuestro sistema público de salud se la debemos a los profesionales, a los pacientes, y al conjunto de los andaluces.

Apostar por la educación es apostar por el futuro de una sociedad: impulsaremos un modelo de enseñanza pública moderno y de calidad. Ha llegado el momento de cambiar las cosas. Andalucía no tiene por qué renunciar al motor más potente que tenemos para revolucionar una sociedad: invertir en el futuro.

Talento e igualdad de oportunidades son dos caras de la misma moneda. El bipartidismo es incapaz de reformar nuestro sistema educativo para garantizar una verdadera igualdad de oportunidades. Además, ha manejado las Universidades como las Cajas de ahorro: como su chiringuito. Para acabar con este modelo fracasado, impulsaremos un plan de choque contra el abandono escolar que aumente el número de profesores de apoyo en los centros, con personal específico para autismo, así como un plan de reforma de las Universidades, que aumente su transparencia y permita perseguir la corrupción.

Nuestra promesa con el futuro de Andalucía empieza con la creación de una red de centros infantiles con el objetivo de la universalización de la educación de 0-3 años y su gratuidad para las familias con menor renta. También acabaremos con las caracolas y barracones, garantizando buenas condiciones para nuestros jóvenes que favorezcan el estudio. Reforzaremos las rutas escolares y ofreceremos comida sana y de proximidad en los comedores.

 

Una sanidad pública que ponga a los pacientes en el centro.

  1. Aprobaremos un Plan Integral para la Mejora del Sistema Público de Salud de Andalucía para reducir las listas y mejorar la prevención. Andalucía es la comunidad con menos camas hospitalarias por habitante, lo que provoca elevadas listas de espera. Mejoraremos la planificación y priorizaremos la transparencia en la gestión de todos los centros sanitarios andaluces mediante indicadores objetivos y transparentes de resultados y calidad actualizados, auditables, comparables y de acceso público. Garantizaremos que los valores fundamentales que centren nuestra política sanitaria sean la calidad y la equidad entre todos los ciudadanos.
  2. Desarrollaremos un plan de infraestructuras sanitarias con un calendario realista para que todos los andaluces puedan acceder con equidad a la sanidad pública. Queremos que el Servicio Andaluz de Salud tenga unas instalaciones sanitarias punteras y que garanticen un servicio de calidad a todos los andaluces, con independencia del territorio en que residan.
  3. Fomentaremos la transparencia y la rendición de cuentas para mejorar la calidad en el cuidado y la atención al paciente, así como la excelencia, la calidad y la productividad en nuestros centros sanitarios. Los indicadores de resultados de los servicios sanitarios estarán a disposición de todos disponibles para los ciudadanos, que podrán elegir el centro donde desean ser atendidos en función de la información disponible y sus preferencias personales. Los hospitales, servicios y centros de salud con buenos resultados recibirán un reconocimiento en forma de recursos adicionales.
  4. Buscaremos la excelencia en la gestión clínica incluyendo estándares de calidad de obligado cumplimiento. Queremos que los centros incentiven a sus equipos y tengan mayor autonomía en la gestión sin que eso perjudique la calidad de los servicios que reciben los pacientes. Estableceremos indicadores de calidad cuyo cumplimiento resulte obligado para el mantenimiento de incentivos.
  5. Haremos efectivo el derecho de todos los usuarios a la libertad de elección de centro hospitalario dentro del sistema público de salud. La atención primaria dirigirá el proceso de libertad de elección de centro hospitalario según criterios de eficiencia. El objetivo será implantar progresivamente la posibilidad de libertad de elección para derivaciones hospitalarias.
  6. Mejoraremos la atención a las emergencias extrahospitalarias y a la urgencia hospitalaria, a través de la coordinación de todos los dispositivos extrahospitalarios y las urgencias de los hospitales. Mejoraremos la definición de los circuitos, centralizando y racionalizando la atención a pacientes con politraumatismo grave, ictus, infartos, y otros pacientes críticos y complejos.
  7. Estableceremos Planes Especiales de Refuerzo Sanitario en fechas concretasy en determinadas localidades donde la presencia de visitantes crezca considerablemente (verano, Navidades, etc. ). El objetivo es contar con una planificación eficaz que permita adecuar los servicios sanitarios a la demanda real de los usuarios a tratar en las distintas zonas durante todo el año. Se prestará especial atención a las épocas de mayor incidencia epidémica de la gripe a fin de asegurar una correcta atención extrahospitalaria y evitar colapsos en urgencias.
  8. Actualizaremos el Plan Andaluz de Cuidados Paliativos partiendo de una evaluación previa del mismo que ponga de manifiesto sus posibles carencias e ineficiencias. Desplegaremos en su totalidad la Ley de Derechos y Garantías de las Personas ante el Proceso de la Muerte. Priorizaremos la atención domiciliaria a todos los pacientes con necesidad de cuidados paliativos. Daremos especial relevancia a los servicios de cuidados paliativos dirigidos específicamente a menores y a sus familias. Se revisará el régimen sancionador de dicha ley a fin de asegurar el cumplimiento efectivo de los derechos contenidos en la misma.
  9. Seguiremos apostando por la investigación médica y apoyaremos los avances conseguidos en terapias avanzadas, sobre todo las terapias celulares y genéticas. Continuaremos incrementando la financiación pública destinada a estas materias y ejecutaremos en su totalidad los fondos consignados en los últimos Presupuestos Generales de Andalucía.
  10. Garantizaremos la eficacia de los recursos destinados a Programas de Atención Infantil Temprana para garantizar la detección de trastornos, patologías y necesidades específicas en la población infantil andaluza. Seguiremos incrementando las dotaciones presupuestarias con el fin de que todas las familias andaluzas cuenten con un apoyo eficaz para sus hijos en este ámbito.
  11. Se promoverá la adherencia de los servicios del Servicio Andaluz de Salud a proyectos de humanización. Pondremos especial interés en las áreas de cuidados intensivos, oncología, cuidados paliativos y pediatría.

Más transparencia para una mayor calidad en los servicios públicos de salud.

  1. Todos los ciudadanos tendrán acceso a los datos de calidad, rendimiento, eficacia y satisfacción de todos los servicios sanitarios. Se publicarán de forma detallada a nivel de servicio hospitalario y centro de salud en las páginas web de cada centro sanitario y en el Portal de Transparencia de Andalucía.
  2. Reduciremos de forma efectiva la lista de espera en la citación de los enfermos para las consultas de los médicos especialistas y las pruebas diagnósticas, utilizando eficientemente los recursos propios y ampliando el horario de funcionamiento programado de los hospitales. Estableceremos plazos garantizados por patologías, consensuadas con las sociedades científicas, y considerando también las circunstancias de cada paciente, tomando como referencia los plazos medios de países y Comunidades Autónomas con buenos resultados, y se publicarán periódicamente las reducciones de plazo alcanzados alcanzadas. Potenciaremos la apertura de quirófanos en jornada de tarde en los hospitales públicos. Se favorecerá la autoconcertación en aquellos centros y servicios con mejores indicadores de rendimiento y calidad.
  3. Garantizaremos una adecuada fiscalización y rendición de cuentas de los responsables de los servicios públicos de salud andaluces. Impulsaremos la reforma del Reglamento del Parlamento de Andalucía para que los gerentes de los hospitales y de las áreas de salud puedan ser llamados a comparecer directa y personalmente a para rendir cuentas de sus resultados.

Los profesionales sanitarios, el principal activo de nuestra sanidad pública.

  1. Despolitizaremos la gestión sanitaria para que nuestra sanidad pública sea liderada y gestionada por los mejores profesionales. Introduciremos un sistema de rendición de resultados. En la designación de los responsables y mandos intermedios se seguirán procesos de libre concurrencia, basados en los principios de igualdad, mérito y capacidad, evitando los ‘dedazos’ y sin que los nombramientos puedan ser dirigidos por cargos de designación política. Propondremos un cambio sustancial en la estructura del salario del personal sanitario y lo mejoraremos para aproximarlo a los salarios en el resto de Europa.
  2. Favoreceremos la estabilidad en el empleo de los profesionales sanitarios, acabando con la precariedad, el abuso de la temporalidad y la excesiva rotación de las plantillas. Concretaremos los criterios de carrera profesional y el reconocimiento automático y se desarrollaremos un sistema de cobertura automática de plazas vacantes, evitando la creación de nuevas bolsas de interinidad mediante un sistema laboral de “plaza vacante, plaza cubierta”. Realizaremos un estudio de necesidades de recursos humanos en el Servicio Andaluz de Salud para paliar el déficit estructural de plantillas presente y futuro, priorizando las plazas de difícil cobertura tanto en primaria como en especializada.

Potenciar la Atención Primaria como centro funcional del sistema sanitario público.

  1. Reforzaremos los equipos de atención primaria y su dirección deberá rendir cuentas de forma periódica de acuerdo a indicadores objetivos de resultados en salud, calidad científico-técnica y percibida, docencia e investigación, gasto y rendimiento asistencial. Incentivaremos mejoras en la gestión para incrementar la eficiencia y recuperar y mejorar el poder adquisitivo de nuestros profesionales. Incrementaremos y potenciaremos los servicios de la psicoterapia, rehabilitación y fisioterapia en todo el territorio andaluz.
  2. Mejoraremos la colaboración entre los profesionales de Atención Primaria y los hospitalarios para garantizar la continuidad asistencial. Se incrementarán los recursos para mejorar los sistemas de información clínica en todo el sistema público, mediante historias clínicas compartidas y también con los servicios sociales. Implantaremos de forma progresiva, hasta generalizarla, la consulta telemática del médico especialista.

Dotaremos los recursos necesarios para acabar con la lacra del suicidio y atender adecuadamente los problemas de salud mental.

  1. Apostaremos por la atención a los trastornos crónicas dando acceso efectivo a la participación ciudadana, asociativa y científica en todos los programas de salud, especialmente los relacionados con la prevención y la salud mental. Las asociaciones de pacientes actuarán como evaluadores externos del sistema y tendrán voz en los órganos de dirección de los centros. Los objetivos de atención a la cronicidad serán fijados de acuerdo entre profesionales, administración y asociaciones de pacientes, y serán sometidos a evaluación periódica.
  2. Destinaremos más recursos públicos a la atención de los problemas de Salud Mental y a los factores sociales y económicos que influyen en el bienestar psíquico de la población. Actuaremos sobre los grupos más vulnerables, con especial interés en la prevención, la asistencia y la rehabilitación a personas en situaciones de alcoholismo y drogodependencias. Coordinaremos todos los dispositivos públicos sanitarios y sociales de las diferentes administraciones para atender adecuadamente las necesidades de estos pacientes.
  3. Apostaremos por una gestión integral de la salud mental garantizando los recursos asistenciales y de atención social especializada. Dotaremos a la Atención Primaria de más recursos, incrementaremos el número de centros de atención a la salud mental. Implantaremos programas específicos para las enfermedades más frecuentes y más graves y desarrollaremos programas específicos de inserción laboral que favorezcan el acceso al empleo de las personas con problemas de salud mental.

Una política farmacéutica eficiente y que cuente con los profesionales de la farmacia.

  1. Velaremos por la equidad, la eficacia y la eficiencia en la introducción de nuevos medicamentos, productos y tecnologías para atender a las necesidades de los ciudadanos. Revisaremos la política de subastas de medicamentos con el fin de asegurar la igualdad de los andaluces con el resto de los españoles en el acceso a la medicación y evitar la fragmentación del mercado.
  2. Mejoraremos la eficiencia del gasto farmacéutico, mediante la creación de una comisión de farmacia autonómica. En ella estarán representados los profesionales, los gestores y los pacientes, que velará por la equidad y la eficiencia en la introducción de nuevos medicamentos, evitando diferencias dentro del territorio autonómico. Favoreceremos la colaboración con las oficinas de farmacia.
  3. Potenciaremos el valor asistencial de los profesionales farmacéuticos. Contribuiremos a mejorar la falta de adherencia terapéutica en pacientes crónicos y polimedicados y en el ámbito sociosanitario. Daremos acceso de los profesionales farmacéuticos a la historia clínica necesaria, mejorando la integración en equipos multidisciplinares de salud, garantizando la confidencialidad de los datos de los pacientes, asegurando que ese acceso permite mejorar la asistencia farmacoterapéutica de la población en coordinación con el resto de los profesionales de la salud.

Garantizaremos la igualdad en el acceso a los servicios públicos de salud entre todos los andaluces y el resto de españoles en todo el territorio nacional.

  1. Garantizaremos que todos los andaluces sean atendidos en sus desplazamientos con las mismas garantías y seguridad en cualquier otra comunidad de España. Trabajaremos conjuntamente con el resto de CCAA para establecer un estándar que asegure la interoperabilidad de nuestros sistemas de información sanitaria en todo el territorio nacional y estableceremos convenios de colaboración sanitaria con todas las CCAA para que la “sanidad en línea” sea una realidad en Andalucía y en toda España.
  2. Introduciremos todos los documentos previstos en la Historia Clínica Electrónica del Sistema Nacional de Salud. Es de justicia que si un andaluz se encuentra en otra comunidad de España puedan tener acceso a su historia clínica. Seguiremos los pasos de otras CCAA que ya han implantado esta medida e impulsaremos la interconexión y el intercambio de información en todo el Sistema Nacional de Salud.
  3. Aseguraremos que se implementa la Receta Electrónica válida en todo el territorio nacional. El objetivo es que cualquier ciudadano andaluz pueda retirar sus medicamentos de las oficinas de farmacia en cualquier parte del país.
  4. Facilitaremos el acceso a los Centros de Referencia (CSUR) nacionales, estén en Andalucía o en otras CCAA. Simplificaremos los trámites burocráticos y exigiremos al Estado un incremento de la dotación económica del Fondo de Cohesión Sanitaria y del Fondo de Garantía Asistencial. Se establecerá en todos los CSUR de Andalucía la figura del gestor de casos, que tendrá como fines prioritarios facilitar la atención a los enfermos desplazados mediante la integración de pruebas y consultas en el menor de los tiempos posibles y en un mismo día, siempre que sea posible para aquellos desplazados de más de 100 kilómetros.
  5. Garantizaremos una adecuada atención y prestación de servicios en toda Andalucía, a fin de que todos los andaluces dispongan de atención de urgencias y ambulancias eficaz. Aseguraremos la asistencia sanitaria en los puntos alejados de los centros hospitalarios mediante el establecimiento de consultas de alta resolución para aquellos pacientes cuya residencia esté a más de 50 kilómetros de distancia del centro hospitalario. Ampliaremos de forma progresiva los servicios de telemedicina para evitar que las personas que viven en el medio rural tengan que desplazarse de manera innecesaria a la población que vive en el medio rural, sobre todo a nuestros mayores.
  6. Abordaremos el fenómeno del “turismo sanitario” y reclamaremos la factura a los países de origen para que nadie pueda aprovecharse descaradamente de los servicios públicos de salud que son de todos. Intensificaremos los medios de detección del fraude a posibles casos fraudulentos en nuestra sanidad pública y agilizaremos las correspondientes reclamaciones de pago a los países de origen de los infractores en cumplimiento de la legislación y los tratados internacionales vigentes.

Reforzaremos la salud pública como política preventiva transversal que mejore la calidad de vida de todos los andaluces.

  1. Daremos a la Salud Pública la máxima relevancia, potenciando la educación para la salud, la prevención, la promoción de hábitos saludables y la vigilancia epidemiológica de enfermedades transmisibles y no transmisibles. Crearemos una Dirección General específica responsable de coordinar todas las actuaciones relacionadas con la salud pública, especialmente sobre la prevención del cáncer, del tabaquismo, las enfermedades cardiovasculares y metabólicas y los factores psicosociales asociados a las enfermedades, con especial atención a los grupos de población más vulnerables.
  2. Haremos frente a la malnutrición y a la epidemia de obesidad infantil que padece Andalucía. Andalucía se encuentra en una situación de emergencia, con la mayor tasa de obesidad infantil de España y Europa: casi 4 de cada 10 niños andaluces padece obesidad. Tomaremos medidas urgentes para mejorar la nutrición y promover hábitos de alimentación saludables entre todos los niños y niñas andaluces.
  3. Implantaremos políticas que mejoren la salud laboral de los trabajadores, garantizando su adecuada protección frente a todo tipo de riesgos. Mejoraremos los programas de prevención y actuación sobre las multirresistencias microbianas a los antibióticos, evaluando y publicando sus resultados.
  4. Actualizaremos el calendario de vacunación para incorporar las vacunas que hayan demostrado su eficacia, e impulsaremos, desde el consejo interterritorial, el acuerdo de todas las Comunidades Autónomas para la unificación de este calendario en toda España. Impulsaremos la educación sanitaria, particularmente en lo que se refiere a los beneficios de la vacunación, evitando en lo posible la proliferación de grupos no vacunados, en especial en población infantil.
  5. Impulsaremos campañas de concienciación para la prevención del uso de las pseudoterapias. Colaboraremos en programas específicos para la prevención de los remedios mágicos que utilizan el sufrimiento de los pacientes para hacer negocio. Evitaremos la difusión de los remedios mágicos en los medios de comunicación públicos, toda vez que a nivel nacional seguiremos trabajando para que la legislación española considere la promoción de las pseudoterapias un delito contra la salud pública este tipo de prácticas.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz