Comparte esta noticia

CCOO pedirá reactivar el juicio en la AN para que resuelva sobre la cuestión de la legitimación de UGT

Luis Álvarez, responsable de la Federación de Sanidad de CCOO.

FRAN ROSA  |    28.11.2018 - 18:00

Tras el revés sufrido en el Tribunal Supremo, CCOO parece no tirar la toalla en su batalla contra el XXV Convenio de Farmacia que firmaron FEFE, Fenofar y UGT. Según ha confirmado a Diariofarma su abogado, José Manuel Rodríguez, el siguiente paso en este ya largo camino será el de instar a la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional a que resuelva la cuestión de si UGT cuenta con la legitimación para firmar en solitario un convenio estatutario sectorial, un extremo que fue puesto en cuestión por la misma Dirección General de Empleo.

"En principio, la Audiencia Nacional no tiene por qué saber que esta sentencia del Tribunal Supremo se ha producido, por lo que seremos nosotros mismos quienes enviaremos un escrito comunicándole que ya hay una sentencia firme y, puesto que el proceso había quedado pendiente de ese otro, solicitaremos que señale fecha para la celebración de juicio", explica en declaraciones a este periódico.

Por suscribirte a nuestra newsletter, te enviamos el listado con las bajadas de precio

El jurista muestra su incredulidad con el hecho de que el Tribunal Supremo se haya demorado dos años para emitir esta sentencia, la cual, dice, "no termina de argumentar todo lo que planteábamos en nuestro recurso". Así, para Rodriguez, lo que hace el máximo tribunal es repetir lo que hizo la Audiencia Nacional en su día, es decir, "pronunciarse sobre la constitución de la mesa, teniendo en cuenta la no comparecencia de CCOO y UTF, pero no sobre si UGT tiene legitimación plena". Recuerda, en este sentido, "que la Dirección General de Empleo ya impugnó la decisión de la AN, aludiendo a la falta de legitimación, que es lo que toca ver ahora", y muestra su convicción de que "ahí la cosa se decantará hacia" la posición de CCOO. 

Sin embargo, la interpretación que hacen de la sentencia del Supremo UGT, por un lado, y FEFE, por otro, es bien distinta. Así, Gracia Álvarez, secretaria de la Federación de Sanidad del sindicato, considera que "si la comisión negociadora se había constituido legalmente", como señalaba la Audiencia Nacional y señala ahora el Tribunal Supremo, "se entiende que lo que salga de ahí tiene que ser válido".

Con estos argumentos sobre la mesa, el sindicato ha comunicado que está "a la espera del análisis que de dicha sentencia haga su asesoría jurídica para dirigirse, si procede, a la Dirección General de Trabajo", para defender que "la presencia únicamente de UGT en la mesa negociadora fue producto de la ausencia voluntaria del resto de organizaciones sindicales" y solicitar, por tanto, el registro y publicación en el Boletin Oficial del Estado del XXV Convenio Colectivo para Oficinas de Farmacia, que firmaron junto con FEFE y Fenofar.

A la espera de nuevos acontecimientos

Por su parte, el presidente de FEFE, Luis de Palacio, destaca que el Supremo rechaza en su sentencia todas las propuestas de composición de la mesa que había hecho CCOO, y que eso conlleva, junto con el reconocimiento de la autoexclusión de este sindicato y de UTF de la mesa de negociación, que en aquellas condiciones no cabía otra actuación por parte de las partes firmantes del XXV convenio. Para ellos, el mejor de los escenarios sería aquel por el que la Dirección General de Empleo entienda que la sentencia del Supremo es definitiva "y diga que no hay pleito", y anuncia que van a valorar con sus asesores legales la posibilidad de instar a que esta decisión se produzca.

En caso de que tuvieran éxito, avanza que lo que tocaría sería iniciar la negociación para un nuevo convenio, "partiendo del XXV, que se habría dado por bueno, y no sobre el laudo de ultraactividad". Pero, ante ese escenario,  De Palacio muestra la necesidad de la bancada patronal, que iría unida a la próxima negociación, de conocer cuáles son las reglas del juego y saber "si se va premiar a los que actúan de mala fe". En este sentido, afirma: "FEFE quiere poder negociar con garantías, ya que nos preocupa la seguridad de los pactos que se alcancen". Y es que, dice, "nos parece muy grave que un comportamiento de mala fe pueda tener esta repercusión, incluso que pueda tener premio, y altere las reglas del juego".

Tanto el presidente de FEFE como la secretaria de la Federación de Sanidad de UGT se han quejado de la actitud de CCOO y UTF en todo este proceso, y han puesto en duda que ésta sea la mejor manera de defender los intereses de los trabajadores de las farmacias españolas.

Lo que dice la sentencia del TS 

El signo de la sentencia 919/2018 del Tribunal Supremo sobre el recurso de casación presentado por CCOO y UTF es claro. Desestima los argumentos presentados por estos sindicatos, que reclamaban incongruencia omisiva por parte de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional. Ésta no existe, apunta el máximo tribunal, "cuando la sentencia (de la AN, se entiende) ha dado cumplida respuesta a las pretensiones de las partes". Más adelante, los magistrados insisten en "que, según la sentencia recurrida, es válida la composición de la comisión negociadora, con la sola presencia de UGT, en tanto que la ausencia de las restantes organizaciones sindicales lo fue por su propia decisión", dando validez, así, a lo dispuesto por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en relación a la composición de la mesa.

No obstante, hace referencia al reconocimiento de aquel tribunal de "que las partes demandantes podrían interponer otras acciones en las que cuestionar que UGT no estaba legitimada para negociar el convenio estatutario sectorial", un aspecto que, dice el Supremo, "no tiene nada que ver con la pretensión de la demanda y lo resuelto por la Sala de instancia, en la que tan solo se estaba debatiendo si una organización sindical pueda representar al banco social por sí sola cuando existen otras que también la ostentan, lo que no se identifica con el problema que apunta la Sala de instancia, sobre presencia del propio sindicato UGT en la mesa negociadora por ausencia de representación suficiente para negociar un convenio a ese nivel, sola o acompañada de otros integrantes del banco social".

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz