Comparte esta noticia

El Senado aprueba una moción para reforzar el calendario vacunal común

José Martínez Olmos, durante una intervención en el Senado.

OLGA VILANOVA  |    19.12.2018 - 19:52

El pleno del Senado ha aprobado una moción presentada por el Grupo Socialista en la que se insta al Gobierno a reforzar “todas las acciones informativas, formativas y organizativas necesarias para asegurar la máxima cobertura posible del calendario de vacunación común para todas las edades de la vida, intensificando todos los esfuerzos necesarios frente a las pseudociencias y los movimientos antivacunas”.

La moción ha sido avalada por la mayoría de los grupos parlamentarios, con 224 votos a favor y 19 en contra, aunque ha contado con críticas de todos los grupos parlamentarios, incluidos aquéllos que la han apoyado. Las mayores críticas han venido por parte de grupos nacionalistas que consideran que la moción supone una invasión de competencias y han echado en falta la aportación de  financiación. Además, el Partido Popular ha criticado la moción por ser de “uso político y autobombo”.

La moción ha sido presentada por el senador Socialista Martínez Olmos, quien ha destacado la trascendencia del trabajo coordinado, de tal forma que “nuestra sanidad pública ofrezca respuestas en el conjunto del sistema y asegure la cohesión del conjunto de la sociedad”. Además, señaló la importancia de trabajar con las organizaciones profesionales, con las sociedades científicas, sociedades de pacientes y con las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas.

Frente a los antivacunas

El senador hizo hincapié en que “era necesario, dar el paso al calendario vacunal común para toda la vida recientemente aprobado”. No obstante, en los últimos años, ha habido circunstancias, como la gripe A o los movimientos antivacunas, que han producido algunas dudas con los calendarios vacunales e incluso con las propias vacunas. Por ello, señaló que el Gobierno está trabajando intensamente por intentar eliminar los efectos negativos que tienen los planteamientos que se utilizan en el ámbito de la pseudociencias.

Por lo tanto, Martínez Olmos incidió en que “las administraciones públicas, están obligadas a trabajar de la mano de las sociedades científicas, para trasladar a la sociedad la información con la mayor evidencia científica disponible”. Y por lo  tanto, ganar credibilidad entre la población. En este sentido, aseguró que “no hay mejor manera de hacerlo que trabajando conjuntamente con las organizaciones profesionales y las de pacientes”.


Por último, Martínez Olmos, hizo una llamada a la importancia del trabajo de todas las comunidades autónomas, y en este sentido, aclaró “que en el marco de sus estrictas competencias, que son propias para gestionar el servicio”, señaló que  el Ministerio de Sanidad y Gobierno de España, “tiene la responsabilidad constitucional y legal de hacer posibles políticas de cohesión y coordinación”, y que con una medida como esta se han puesto de manifiesto.

Autobombo y poco sentido

Por parte del portavoz del Partido Popular, Antonio Villacampa, a pesar de votar favorablemente la moción presentada, la calificó “como una moción de autobombo, con poco sentido y contenido”.

Villacampa, aclaró que, según él la moción, “no tiene sentido” ya que hace referencia a un calendario de vacunación a lo largo del a vida, que ya está aprobado. A este respecto, el portavoz popular se hizo eco de las críticas que, por parte de diversas sociedades científicas se han realizado al mismo. “Las reacciones a la publicación de este calendario no han sido muy favorables y ha habido bastantes escepticismo, así como declaraciones de que el nuevo calendario vacunal  no aporta nada nuevo, desde sociedades científicas hasta la propia ministra”, aseguró el senador popular.

Aprovechando la temática del debate, el representante del PP también anunció que próximamente habrá un debate en el Senado en relación a la “inclusión de algunas vacunas con suficiente evidencia científica y propondrán la forma de financiar de forma progresiva de estas vacunas”.

Por parte de Unidos Podemos-En Común-Marea, su portavoz, Concepción Palencia, apoyó la moción al asegurar que viene a reparar una de las carencias de la Ley General de Salud Pública de 2011. Además, se mostró de acuerdo en incrementar la inversión en formación e información en vacunas y reclamó fijar fechas para que comunidades autónomas y ministerio se pongan a trabajar en fijar fechas y estratégicas para las políticas que vayan en favor de la salud comunitaria y la prevención.

Críticas por competencias y financiación

En representación de Coalición Canaria, María del Mar de Julios, quien apoyó la iniciativa, señaló que es importante que se estipule en la iniciativa claramente que se mantienen las competencias autonómicas en vacunas. Además de recordar la necesaria financiación para hacer posible la cobertura.

La representante del Partido Nacionalista Vasco, Nerea Ahedo, aseguró estar de acuerdo con los planteamientos y contenido de la moción, no obstante aclaró “que no van a ceder ni media competencia”. En este sentido, reclamó “que cada cual haga lo que le corresponde hacer “ y pidió al partido del Gobierno “que no se atribuyan competencias que no le corresponden”. La portavoz señaló que la moción recoge que el Gobierno desarrollará acciones y en este sentido, considera que “no puede ya que no es competente” y  no es posible legalmente.

Por parte del Grupo Parlamentario Nacionalista, María Teresa Rivero, explicó las razones del voto negativo a la moción, ya que a pesar de estar de acuerdo con todas las acciones propuestas, mostró su desacuerdo “respecto a la organización y formación, ya que las competencias las tiene Cataluña”. Y además, señaló la necesidad de financiación. Y,  a pesar de considerar los gastos, como justos y necesarios, Cataluña no cuenta con los recursos necesarios. Esquerra Republicana, también votó en contr, tal y como justificó su portavoz Anna Azamar, por considerar que las competencias para elaborar los calendarios vacunales son de las consejerías.

Ante estas críticas por invasión de competencias, Martínez Olmos se mostró contrariado al explicar que la moción recoge expresamente que todas las acciones se realizarán “con pleno respeto a las competencias de las comunidades autónomas y previo acuerdo del Consejo Interterritorial”. Por ello apuntó “que se equivocan” los que aseguran que hay invasión de competencias. Ya que “los argumentos que emplean descuidan uno de los conceptos que hace que hoy estemos viviendo en un mundo más global que nunca”. Y en este sentido, apuntó, como ejemplo, “que si un movimiento antivacunas surge con mayor intensidad en una determinada comunidad, el problema es general y el problema lo tenemos todos”. Por lo tanto el planteamiento de la moción es “que para aquellas cuestiones que son globales, nos tenemos que poner de acuerdo en el marco de nuestras competencias”. Y así el portavoz incidió en que “ las acciones formativas serán acordadas, nunca impuestas”.

El mensaje de la moción es “promocionar que no haya mensajes inadecuados no basados en evidencias científicas que dificulten la accesibilidad “, aseguró.


banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz