Comparte esta noticia

El ‘Compromiso por la Sanidad en Canarias’ mantiene el apoyo sectorial

Encuentro de Expertos en Las Palmas de Gran Canaria, bajo el título "Compromiso por la mejora de la Sanidad Pública de Canarias" DiarioFarma/Angel Medina G.

DIARIOFARMA  |    03.02.2019 - 21:00

El Compromiso para la mejora de la Sanidad Canaria, un documento firmado en marzo de 2017 entre la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que dirige José Manuel Baltar, con todos los agentes sociales del ámbito sanitario implicados en mejorar el día a día de la Sanidad de los canarios -con hasta 60 agentes firmantes entre asociaciones de pacientes, sindicatos de los profesionales sanitarios o industria farmacéutica- tiene en la actualidad casi tres años de recorrido.

Para analizar la situación actual y la valoración que diferentes agentes realizan de esta iniciativa, Diariofarma ha organizado un Encuentro de Expertos en Las Palmas de Gran Canaria en el que han participado representantes de pacientes, profesionales, industria farmacéutica y administración.

Durante el debate se comentaron amenazas, pero sobre todo las fortalezas del documento. Todos estos colectivos imbricados en el funcionamiento de la Sanidad en Canarias valoraron la oportunidad que tienen ante sí con una hoja de ruta que los ha incorporado como nunca en el pasado, que los tiene en cuenta y los implica en la dura gestión del día a día en la Sanidad.

José Manuel Baltar, consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, inició el debate recordando el origen, cómo empezó toda la gestión para haberse dado la firma de este documento y también las primeras piedras encontradas en el camino. “Está claro que en Sanidad somos una multitud de voces procedentes de varios colectivos, pero nada más iniciar el trabajo en la Consejería nos encontramos unas cargas de negatividad que nos abrumaron. Todo iba mal. No nos dieron la oportunidad de hacer nada. Se planteaba, según llegamos, un escenario en el que estaba por un lado el ciudadano/paciente y, por otro, la dinámica política de gestión, que parece que iba por otro lado”.

Fue urgente plantear un pacto en el que analizar toda aquella situación “demencial que hallamos”, recordó, y fue así incluso de manera anecdótica que “para ponernos manos a la obra tuvimos casi que abordar al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, quien dio esa oportunidad para debatir esta incorporación de todos los agentes activos en la Sanidad. Queríamos un aval para el Compromiso por parte del Gobierno ese mismo día y plantear con urgencia un documento en el que quedaran reflejados una serie de compromisos que se fueran adquiriendo con Presupuestos”, explicó. Así nace el Compromiso vigente. Se elaboró un documento de un folio y medio para llevar al Consejo de Gobierno, “pero sin ni siquiera una aproximación valoración real del estado de situación, con el fin de que cada entidad fuera incorporando sus demandas. A partir de ahí se ejecutó una agenda de trabajo con muchos de los que hoy forman parte de esta mesa”, comentó el consejero.

Una vez iniciado el proyecto, la valoración de los colectivos participantes es muy positiva. Para Lidia Blanco, presidenta de la Asociación de Diabéticos de Gran Canaria, todos los agentes están encantados con la Consejería por haber iniciado este documento. “Creo que hablo por todos, porque con este Compromiso es la primera vez que he visto que no todo queda en papel y en palabras. Este Compromiso es de todos, principalmente de la Consejería, pero también de nosotros apoyando el proyecto”, argumentó la representante de los pacientes.

A estas palabras se sumó Carmen Nuez, presidenta del Sindicato de Médicos de Las Palmas, sin embargo, su aportación fue que ya los sindicatos venían trabajando desde el comienzo de la legislatura en un documento que reuniera viejas reivindicaciones incumplidas sistemáticamente. Cuando a principios de 2017 se realizó el cambio de Pacto de Gobierno, según Nuez estaba claro que no se iba a dar los 100 días de gracia de cualquier nuevo Ejecutivo.

La representante de los médicos aseguró que “veníamos de 10 años de desastre en la gestión, muy motivado por la crisis económica” y con muy mala imagen en la sociedad. Ahora, con este texto, contrarrestó, “se ha planteado una hoja de ruta profesional materializada con la Consejería, que bien habría podido servir con anteriores equipos y que sirve para los futuros”.

El Servicio Canario de Salud (SCS) estuvo representado por su director general, Conrado Domínguez, quien reforzó los planteamientos anteriores destacando que Compromiso es una hoja de ruta absolutamente compartida, “que no es la que la Consejería quiera sino la que todos queremos independiente de quién esté en el Gobierno”, puntualizó, dando valor a que se ha podido escribir un documento con todo en lo que estábamos de acuerdo y no lo contrario. Para Domínguez, el Compromiso ha supuesto un cambio de paradigma y lo argumentó con dos aportaciones que será imposibles de que desaparezcan incluso con un cambio de Gobierno. Se refiere al hecho de haber incorporado a la Escuela de Pacientes o los presupuestos ciudadanos. También destacó el hecho de que asociaciones de pacientes hayan entrado dentro de un comité de evaluación de medicamentos de alto impacto.

José Manuel Baltar, consejero de Sanidad de Canarias

Hablando precisamente de las asociaciones de pacientes, Alejandro Díaz, presidente de Alcer Las Palmas, comentó en su intervención que existe hasta un ligero miedo a que este Compromiso Sanitario no continúe por equis razones. Destacó dos aspectos, al margen de corroborar que todo lo escrito se ha cumplido, “la participación desde el minuto cero y que se ha empezado a trabajar en lo planteado desde el principio, es decir, en la escuela y en la mesa de pacientes”. Por ello, Díaz reclama continuidad en el proyecto para seguir avanzando en la participación de los pacientes. “Nuestro deseo es que esto no se quede aquí esté el partido que esté. Las asociaciones estamos muy satisfechas del Compromiso en sí”, aclaró.

El representante de Alcer también aludió a una frase empleada en alguna que otra intervención del consejero de Sanidad en el Parlamento o en comisiones de trabajo en  el sentido de que el sistema sanitario debía cambiar su concepción hacia “movernos en lugar de moverlos”. “En Alcer se ha valorado mucho esta frase porque no está vacía de contenido. Es lo que realmente ha pasado, se ha movido la Consejería y no los pacientes”, afirmó.

La industria farmacéutica, presente en este Compromiso por la Sanidad, también hizo acto de presencia por parte de Enrique Fernández -en representación de Celgene, compañía que ha colaborado en la celebración del encuentro-, quien al margen del trinomio vital en la Sanidad (el paciente, el profesional y la Administración), dijo que existe un cuarto valedor, que es la industria farmacéutica, porque aporta innovación en lo positivo y en lo negativo, “porque que cuesta mucho dinero”, confirmó. La industria farmacéutica está al lado de los profesionales sanitarios aportando innovación, pero quizás antes, “veníamos haciendo el desarrollo sin tener en cuenta la realidad de los pacientes y de cómo está la situación presupuestaria en la Administración”, opinó añadiendo que sería bueno conocer las necesidades reales en materia económica que tiene el área.

Conrado Domínguez, director gerente del Servicio Canario de Salud (SCS)

Baltar expuso finalmente varios argumentos de todo lo que se ha avanzado en este tiempo, pero incidió en que “el elemento más tremendamente peligroso en el ámbito político es que todo se utiliza para la proyección personal de alguien, porque los más interesados en preservar el sistema somos los que tenemos menos herramientas efectivas”. “Lógicamente el Compromiso viene a ser una suma de anhelos y renuncias, pero ahora hay hechos más que palabras, pues se ha logrado dar peso a los objetivos sanitarios dentro de los objetivos del Gobierno, esto es, acompasar la dinámica del Gobierno con la Sanidad”, afirmó rotundo.

Autocrítica

Todas estas consideraciones lanzadas por los representantes en la mesa validaron como altamente positivo el Compromiso por la Sanidad. En cualquier caso, el debate sirvió de la misma manera para hacer autocrítica, conocer lo que se echa en falta en el documento e incluso pasar someramente por la posición de crítica continua acerca de la sanidad que han tomado los medios de comunicación.

El consejero dijo sentirse preocupado ante la falta de políticas que puedan hacerse al documento de aquí en adelante. Considera que es un peligro que acechará siempre, porque “siendo el Compromiso un documento firmado por todos, se ha intentado destruir en el Parlamento de Canarias pese a haber contado con todos los agentes”, argumentó. “Se ha intentado pasar como una apisonadora por el Compromiso y hay que las espaldas cubiertas. No se puede dejar entrar cualquier mano despiadada cuyo objetivo sea destruir un documento que hemos construido entre todos, participando todos. Canarias tiene un pacto por la Sanidad y está en juego el futuro del propio sistema”, sentenció.

Existen hasta seis sindicatos en la mesa sectorial, sin embargo, Nuez reforzó esta tesis del consejero confirmando que la travesía por el Parlamento fue dura y que hay amenazas que acechan al Compromiso. “Mi sindicato, al principio de la legislatura, se reunió con todos los partidos políticos; en el período preelectoral estaban todos maravillados con nuestras aportaciones y reivindicaciones, pero en el Parlamento ciertas plataformas dijeron que estábamos manipulados. Hay populismo instalado en el lecho sindical y el ver que nuestro principal enemigo no es la Administración sino las plataformas que se han creado alrededor de la Sanidad es preocupante”, lanzó. De modo que “en el entorno de mediocridad política existente”, prosiguió, “echo en falta que los políticos acepten el documento como un trampolín para seguir avanzando”.

Para la sindicalista hubo un antes y un después el día en que los sindicatos se dieron la mano con las asociaciones de pacientes. “En mi larga vida profesional no había tenido nunca la oportunidad de sentarme con las asociaciones de pacientes, escuchar sus angustias, lo que tienen en sus patologías y diagnósticos; además ese día fueron bastantes asociaciones para exponernos sus reivindicaciones. Digamos que fue una ventana a darnos cuenta los profesionales que, en muchos casos, estamos de espalda a esa realidad del paciente”; dicotomías que, añadió, también se han aminorado con el Compromiso.

Blanco, por su lado, cree que el documento necesita más visibilidad para poder vender las bondades que porta, porque en los medios solo aparecen los datos negativos. Con esta idea se abrió en el debate una grieta sobre la desapacible atmósfera de negatividad que los medios muestran hacia la situación en la Sanidad, porque todos los representantes de cada colectivo invitado a la mesa coincidieron en el sensacionalismo mediático latente, hacia temáticas y titulares del día a día como los datos en las listas de espera, las colas en Urgencias, el colapso en términos generales, noticias que “además no se corresponden realmente con los datos”, mencionó el director del Servicio Canario de Salud.

A pesar de que Nuez comentó que la Sanidad es muy mediática y que “un caso o varios encadenados pueden tumbar todo lo que estamos haciendo bien”, por esa tendencia hacia el titular y el no analizar nada, dijo, “se sigue incidiendo en lo malo”. El problema está en determinados sectores de opinión, porque “yo creo que la gente hoy tiene una buena opinión de la sanidad porque la realidad es que hay hasta menos gente en Urgencias e incluso el barómetro de opinión ha escalado hasta seis puntos y algo”. En la misma línea, Fernández aseguró que “el impacto o el valor del Compromiso se puede medir porque todos los argumentos se rebaten con datos y estos son irrefutables”.

Cara al futuro

Entre las cosas palpables del día a día, el director de Diariofarma pidió para cerrar el encuentro que se comentara qué reivindicaciones se hacen por parte de cada sector en la mesa hacia el documento. Las intervenciones especialmente destacaron por un contundente clamor hacia la continuidad de esta colaboración entre agentes que defienden por un lado a pacientes, a profesionales y otros sectores.

Desde Alcer, su presidente dijo que el sentimiento es de que “esto no pare en mayo. La base del Compromiso es que responde a las asociaciones de pacientes y que esto se siga cumpliendo así sería un sueño”. Blanco, del sector de los Diabéticos, pidió abrir lo consultivo a la toma de decisiones. Nuez dijo que “si seguimos trabajando con responsabilidades vamos a salir ganando todos. Es vital que cada sector conozca la realidad del otro para ser más empáticos. Nos creemos el Compromiso por completo y no, no estamos manipulados como han querido decir desde pequeños prescriptores de opinión”, sentenció.

Fernández aportó la importancia de la visión nacional que ofrece la industria farmacéutica, el poder llevar a estas mesas sectoriales información acerca de cómo se funciona en otras provincias. “Nosotros sabemos cómo comprar el producto, las tendencias que hay”, además dijo, “va a haber un cambio de paradigma en la incorporación de la innovación siendo la terapia personalizada la revolución principal y eso, claro, conllevará procesos distintos y una financiación diferente. España de hecho tiene ya dos productos aprobados en este sentido”.

El consejero finalizó con que el Compromiso “a todos nosotros que somos personas de diálogo, nos ha ofrecido el marco para todo tipo de mejoras. Nos ha dado la coherencia para poder enfrentarnos a demagogias políticas y la capacidad de trabajar con una coherencia que no se ha visto en tiempos pasados”.


Texto: María Ameneiros

Fotos: Angel Medina G.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz