Comparte esta noticia

El valor de conciliar tratamientos de pacientes mayores en Urgencias

Isabel Roch (enfermera de enlace), Rosa Capilla (coordinadora de Urgencias) y Virginia Saavedra (farmacéutica de la UAPI).

FRAN ROSA  |    12.02.2019 - 12:39

Hasta la creación de la Unidad de Atención al Paciente Institucionalizado (UAPI) del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda, a las personas que ingresaban en Urgencias procedentes de una residencia se les trataba como a cualquier otro paciente. Con los mayores de 75 años se había empezado a hacer conciliación de la medicación, pero de forma individualizada. El problema, indica Virginia Saavedra, farmacéutica incorporada plenamente a esta Unidad desde 2018, es que los riesgos derivados de un error de medicación con estos pacientes son "mayores", proporcionales a su grado de fragilidad. Por eso, una prescripción inadecuada en estos casos "puede costar más cara".

De ahí la creación de esta Unidad multidisciplinar, que cuenta con 12 camas que antes pertenecían al área de observación de Urgencias, y en la que operan dos médicos de Urgencias, una enfermera de enlace, una enfermera a tiempo completo y otra con turno deslizante, y Saavedra, especialista en Farmacia Hospitalaria. También intervienen otros profesionales, como auxiliares de Enfermería o celadores. La ventaja principal, apunta esta FH, es que estos pacientes "están ahora agrupados" y, al tener un perfil similar, permiten "una atención específica y actuaciones más coordinadas con la residencia".

En cuanto a la labor de Saavedra dentro de la UAPI, cabe destacar, fundamentalmente, su labor en el mantenimiento de "la continuidad asistencial en la transición del paciente, es decir, a garantizar la continuidad y adecuación de su tratamiento cuando ingresa". "Estos pacientes vienen de residencias para ser tratados en Urgencias y lo que hacemos es recopilar información sobre su tratamiento, por si necesitamos hacer alguna modificación. Lo comparamos después con lo que el médico ha recogido en la historia, y con lo que se le ha prescrito", explica. En ocasiones, se encuentra errores de transcripción, lo que puede dar lugar a una prescripción inadecuada. Su labor, en estas situaciones, es proponer al médico que modifique o subsane el error.

Como ejemplo, cita un caso acontecido durante la misma mañana en la que se celebró esta entrevista. "Hemos recibido a un paciente en tratamiento con digoxina, utilizado en patología cardiaca. El paciente venía tomando medio comprimido de lunes a sábado. Se trata de un fármaco de alto riesgo, de estrecho margen terapéutico. El médico había recogido un comprimido diario, y así lo había prescrito. Nosotros, cuando lo hemos visto, hemos llamado a Enfermería para que, antes de administrarlo, lo comentara con el médico y, finalmente, éste ha corregido la pauta", detalla la farmacéutica de la UAPI del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda, que también se encarga de validar los nuevos fármacos que se prescriben, para, de cara al alta, conciliarlo con el tratamiento habitual que venía tomando el paciente, de acuerdo con la nueva situación clínica.

Su participación también es activa en los procesos de traslado de algunos pacientes a otros centros, como puede ser Hospital de la Cruz Roja, donde tienen hospitalización de Geriatría para pacientes agudos. Para ello, está en contacto continuo con la enfermera de enlace, quien le informa de los posibles traslados, y en caso de que éste se lleve a cabo, se encarga de remitir las recomendaciones de Saavedra sobre el tratamiento del paciente al hospital de destino. Además, es habitual que ofrezca recomendaciones para la administración de fármacos a las enfermeras de la UAPI.

Otras aportaciones de la FH en la UAPI

Para ilustrar la contribución que puede hacer un FH en una Unidad como ésta, con este perfil de pacientes, hace alusión a aquellos casos en los que "hay fármacos que persisten a lo largo de los años y nadie retira". "Ése también es nuestro papel", añade, "advertir de que la situación clínica del paciente ha cambiado y que en muchos casos el fármaco prescrito en este momento es ineficaz o los beneficios no superan los riesgos a los que se está exponiendo al paciente". A esta aportación hay que sumar el apoyo que supone para el médico de la residencia, al que también ayuda a ver que el tratamiento puede ser mejorado, le advierte de posibles eventos adversos que se prevenir, y también de los riesgos a los que se expone al paciente con el uso de determinados fármacos, aunque sean necesarios.

Como se decía al principio de este artículo, esta farmacéutica está completamente incorporada a la UAPI desde mayo de 2018. En una primera evaluación de su aportación, realizada entre mayo y diciembre, se extrajo que había realizado 659 revisiones de la medicación, con 573 intervenciones al ingreso y 533 recomendaciones sobre tratamiento habitual, de cara al alta. El grado de aceptación se sitúo en torno al 50%, aunque considera el dato como relativo, "ya que muchas de ellas no necesitan aceptación". 

Lo realmente importante es, para Saavedra, que "los médicos se fijan más en el tratamiento y valoran el trabajo del farmacéutico". "Todos estamos más implicados en la mejora de la medicación de estos pacientes", continúa. Puestos a pedir, le gustaría poder concienciar a la población de que es importante que colaboren para detectar esos posibles errores. "Toda la información que nos puedan dar y podamos transmitir siempre es útil", señala. A los profesionales, por su parte, les diría "que cuiden la labor de registro". Y concluye: "Esto es una labor de todos: pacientes y profesionales sanitarios, ya que los errores en estos pacientes pueden comprometer su vida y, además del impacto clínico, estos errores también supone un impacto económico en la utilización de recursos sanitarios".

Por eso, considera que lo "ideal" sería poder trasladar el modelo de atención farmacéutica que se sigue con los pacientes de la UAPI a todos los demás, pero para eso, asegura, "hacen falta muchos recursos". Sobre las áreas en las que esto puede ser de especial interés, cita a la de Neumología, con especialistas que "ya está demandando un farmacéutico para la unidad de transplante pulmonar", por ejemplo.

lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz