Comparte esta noticia

“Todavía existe una posibilidad para aprobar la nueva Ley de Farmacia”

Eduardo Raboso, portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid.

FRAN ROSA  |    20.02.2019 - 18:47

Eduardo Raboso, portavoz de Sanidad del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, ha concedido una entrevista a Diariofarma para analizar lo ocurrido en las últimas horas con el Proyecto de Ley de Farmacia, horas en las que insisten desde su partido, Ciudadanos habría dado marcha atrás en el pacto que había alcanzado con los colegios profesionales para apoyar el texto que remitieron a la Asamblea. Niega, además, que la intención del Gobierno fuera la de sustraer el debate parlamentario previo a la aprobación de la citada norma.

Pregunta. ¿Cómo valora el Grupo Popular en la Asamblea de Madrid al acuerdo alcanzado por los representantes profesionales de farmacéuticos y personal de Enfermería, vista la confrontación previa?

Respuesta. Pues hacemos una valoración muy positiva. Que dos instituciones, legitimadas en el seno de sus profesiones, lleguen a un acuerdo de estas características, que pueda ser recogido en la norma que va regir su actividad, nos parece muy positivo. Le hemos dado mucho valor y lo apreciamos mucho.

P. ¿Estaban de acuerdo con trasponer lo apuntado por los colegios de farmacéuticos y enfermeros, junto a Satse, al Proyecto de Ley?

R. Este acuerdo tendría que ser adaptado a la redacción de la norma, para que todos los sectores profesionales afectados quedasen representados. Habría que votar esa nueva redacción, junto con el resto de las enmiendas, para terminar disponiendo de una Ley de Farmacia moderna, que es lo que necesita Madrid. Quedaban aún flecos por limar.

P. El resto de partidos les acusan de que, de esta forma, parecen entregarle la potestad legislativa a los colectivos profesionales, cuando ésta es de los diputados, de la Asamblea. ¿Qué tiene que decir a esa afirmación?

R. Lo primero que tengo que decir es que vivimos en una sociedad moderna. Esta Ley es de contenido sanitario, viene a regular una actividad que es dinámica y cambiante. Las leyes se ponen en conocimiento de instituciones que representan a los ciudadanos, a las partes interesadas, y están abiertas a recoger las indicaciones que tienen a bien hacer éstos. Se habla mucho de darle voz a la sociedad civil, pero hay partidos que, llegado el momento, parece que no quieren aplicarlo. Nos parece que ésta es la manera en la que hay que hacer las leyes. Eso no quiere decir que el Colegio de Farmacéuticos haya hecho la Ley. La Ley la ha hecho el Gobierno, con sus aportaciones, que luego hay que discutirlas.

P. Les acusan, también, de haber intentado aprobar la Ley por el procedimiento de lectura única y sin debate. ¿Puede desmentirlo?

R. Decir eso es vil e injusto. Nadie ha dicho nada de aprobarlo por lectura única, sino que acordamos aprobarla pasando por la Comisión, como se han aprobado otras normas, como la Ley de Medidas Fiscales. En la Comisión, donde tenemos mayoría entre ambos, se tendría que deliberar, artículo por artículo, o enmienda por enmienda, y de ahí pasar al Pleno, donde se tendría que volver a votar.

P. ¿Por qué se descartó la vía de la ponencia? 

R. Porque eso lleva meses, y se iba a retrasar la aprobación. Pero ayer (por el pasado 19 de febrero), llegamos a aceptar ese cauce, pidiendo que se celebrara en la Comisión del 5 de marzo, para poder llegar a tiempo. Incluso llegué a pedir retrasar 48 horas la celebración de la Mesa de Portavoces, para que todos tuviéramos tiempo de recalibrar nuestras posiciones, pero se negaron. Todo lo que intentamos se ajustaba al Reglamento (adjunta actas de la sesión).

P. Otra acusación que ha recaído sobre el Gobierno y, en consecuencia, sobre su partido, ha sido la de querer aprobar la Ley con precipitación. 

R. El texto está desde septiembre. No se puede hablar de precipitación. Hay personas, como el Sr. Freire, que directamente no quiere que salga la Ley, y ha estado haciendo filibusterismos. Y en Ciudadanos lo que pasa es que sus portavoces carecen de formación sanitaria, y eso les hace titubear. Cuando no se sabe de algo, se duda mucho, y pasa lo que pasa.

P. Se quejaba el consejero, concretamente, de la actitud de Ciudadanos. Aseguraba que se habían comprometido con los colegios a apoyar el acuerdo y colaborar para que se aprobara la Ley. 

R. Ciudadanos comenzó estando en contra de esta Ley en sus inicios, aunque, después de mantener reuniones con los farmacéuticos, se mostró a favor, y nos lo comunicaron como tal. Empezamos a discutir la ley y acordamos desarrollarlo como ponencia. Sin embargo, a la vuelta de vacaciones estaban de nuevo en contra en contra. El jueves de la semana pasada, Veloso (en referencia al portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid) vino a hablar con nosotros y nos dijo que, como las profesiones se habían puesto, ellos habían decidido apoyar. En ese encuentro quedamos en que se votaría en la Mesa de Portavoces de la Comisión de Sanidad. Ayer (por el pasado 19 de febrero), tres cuartos de hora antes de la celebración de la Comisión, nos dijeron que rechazaban de nuevo el texto, como consecuencia de algunos titulares de prensa que estaban surgiendo.

P. Llegados a este punto, ¿se puede salvar aún la Ley o hay que darla ya por muerta?

R. Todavía existe una posibilidad: se puede aprobar una mesa extraordinaria de portavoces y modificar el orden del día del próxima Comisión de Sanidad. Hay tiempo de sobra, solo hay que leerse los artículos.

P. ¿Por qué es tan importante para ustedes?

R. La Ley anterior es del 99, tiene serias de carencias. En relación con la venta de medicamentos sin receta por internet, la atención domiciliaria o la farmacia rural hay aspectos que requieren de un desarrollo reglamentario. Estamos disgustados, además, por el hecho de que a Ciudadanos le haya entrado el pánico.

P. Hablaba de atención farmacéutica domiciliaria, pero creo las profesiones se han puesto de acuerdo en que no era una buena idea. ¿Ustedes siguen pensando que sí?

R. Pensamos que lo importante es que exista y que quien lo dé sean personas con formación para darla con la eficacia y la seriedad que necesitan los madrileños. Hablando de atención farmacéutica domiciliaria, nunca pensé que fuera algo con tanto peso. Es verdad que enfrentó a los colectivos y aquí la  sociedad civil nos ha dado una lección, acercando posturas con algo que parecía irreconciliable. Y una vez que se ha logrado eso, que era tan importante, Ciudadanos decide salir corriendo. Es vergonzante.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz