Comparte esta noticia

CyL: motivos electorales, y también técnicos, tras la inclusión de la vacuna tetravalente antimeningocócica

Imagen de la jornada organizada por Pfizer para hablar de la enfermedad meningocócica.

FRAN ROSA  |    27.02.2019 - 18:24

Pocas veces se habrá escuchado a un gestor admitir que una decisión, en el ámbito sanitario, se toma, al menos en parte, con motivaciones electoralistas. Así de sincera se ha mostrado Sonia Tamames, jefa de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Castilla y León, para, durante un acto organizado por Pfizer y ANIS, defender la decisión que ha tomado el Ejecutivo castellano-leonés de incluir en el calendario regional la vacuna tetravalente (serogrupos A, C, W e Y) frente a la enfermedad meningócica, a los 12 meses y los 12 años. "Hay quien dice que la medida es electoralista... ¡Pues claro que sí!", ha exclamado, aunque ha matizado estas palabras opinando que no debería ser así, y ha asegurado que "la justificación, desde un punto de vista técnico, es abrumadora".

Ha asegurado, frente a los que han tachado a Castilla y León de deslealtad, por no haber esperado a una decisión a nivel nacional, que ellos lo habían propuesto, pero que desde el Ministerio se habían limitado a decir "que estaban trabajando en ello". Tamames ha asegurado que no podían esperar más, y se ha referido a ejemplos como los de Reino Unido u Holanda, "que nos han mostrado que la expansión de la enfermedad es imparable si no se ponen medidas". En el caso de España, ha subrayado el incremento de casos en 2017 y 2018 relacionados con serogrupos W e Y, que hasta ahora habían sido menos prevalentes, de ahí que hayan decidido incluir esta vacuna tetravalente, en sustitución de la que tenían incorporada al calendario anteriormente, que solo cubría al serogrupo C.

En cuanto a la pauta elegida, la jefa de Epidemiología ha explicado que han optado por el modelo holandés (una a los 12 meses y otra a los 12 años), ya que entienden que es la mejor forma de proteger a los más pequeños. Cabe destacar, a este respecto, que expertos como Tamames o el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, Federico Martinón, tienen dudas con respecto al tiempo que puede tardar en extenderse la protección indirecta que se supone que se consigue con la estrategia británica, consistente en la vacunación a los 12 años. Martinón aseguró que la enfermedad es letal en el 12% de los casos y deja secuelas graves en el 10%. Por su parte, Elena Moya, vicepresidenta de la Asociación Española contra la Meningitis y afectada en su día por la enfermedad, afirmó que, pese a ser poco frecuente, "cuando te toca puede ser muy grave". 

Tamames confirmó su impresión de que la inclusión de la vacuna por parte de otras comunidades autónomas es cuestión de tiempo, aunque, según la información de que dispone, ha anticipado que es muy probable que la mayoría de ellas opten por la pauta británica. Martinón afirmó, con respecto a esta estrategia, que existe la creencia de que estaría contribuyendo a reducir la incidencia de la enfermedad meningocócica en las edades inferiores, por ese efecto inmunizador expansivo, aunque existen teorías, dijo, que apuntan también a que esta situación podría derivarse de la extensión del uso de Bexsero, dirigida al meningococo B, y que esa reducción se esté dando solo en los que pertenecen al serogrupo B.

Estimación de costes

En lo que respecta a los costes que le va a suponer al Gobierno de Castilla y León la medida anunciada, Tamames recuerda que ya estaban financiando la vacuna frente al meningoco C a los 12 meses y a los 12 años, por lo que solo cabría tener en cuenta el excedente de coste sobre ésta. Así, teniendo en cuenta que tienen actualmente unos 16.000 niños en la franja de los 12 meses y otros 20.000 de 12 años, estiman un coste adicional de unos 600.000 euros. No obstante, ha opinado que cuando se habla de coste-efectividad con las vacunas, no se puede circunscribir el análisis "a la prevención de la enfermedad en los vacunados, sino que habría que tener en cuenta, también, la prevención de casos por protección indirecta".

A este respecto, ha puesto como ejemplo la vacunación contra la difteria, con niños que han sido vacunados hasta cinco veces. El resultado, ha apuntado, "ha sido que nos hemos encontrado con un solo caso en los últimos años. Se podría decir que no es una medida coste-efectiva, porque la incidencia es muy baja, pero la lectura debe ser la contraria: solo ha habido un caso porque estamos vacunando". "Es justo eso", ha añadido, "lo que estamos intentando ahora con la vacunación frente a los cuatro serogrupos".

Erradicación de la enfermedad

A lo que no se puede aspirar es a la erradicación total de la enfermedad, ya que, como confirmó María Garcés, pediatra del Centro de Salud Nazaret, en Valencia, la efectividad de la vacuna siempre "va a depender de que el sistema inmunitario de la persona se active y genere una respuesta", lo cual nunca se puede asegurar en el 100% de los casos. Eso no quita para que se haya comprobado que se utilización sistemática ayude "a reducir la presencia del patógeno en la garganta de los adolescentes y, si éste no está, deja de circular" y así se va protegiendo al resto de la población.

Garcés es además vocal del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) y ha recordado que la recomendación de esta entidad, en lo que respecta a la enfermedad meningocócica, es vacunar a los lactantes frente al meningoco B y sustituir la vacuna frente a C por la tetravalente (serogrupos A, C, W e Y) y aplicarla a los 12 meses y los 12 años, como Castilla y León. De hecho, la Asociación ha aplaudido la medida de esta comunidad autónoma, como lo ha hecho también Martinón durante el acto organizado por Pfizer.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz