Comparte esta noticia

Sefac y Teva reúnen a administración, médicos y pacientes a favor de los SPF

OLGA VILANOVA  |    28.03.2019 - 22:59

Los Servicios Profesionales Farmacéuticos (SPF) son fundamentales para el sistema sanitario, necesitan de un marco regulatorio y una remuneración y, además, tienen un carácter asistencial indiscutible gracias al profesional farmacéutico que los ofrece. Estas fueron algunas de las conclusiones de la jornada debate ‘Los servicios profesionales farmacéuticos en el marco del SNS’ organizada por Teva/Ratiopharm y la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) que congregó a más de 200 asistentes.

La jornada, moderada por Jesús C.Gómez, presidente de Sefac, contó con la participación del director general de Inspección y Ordenación de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Adolfo Ezquerra, la secretaria y responsable de Comunicación de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Milagros González, el vicepresidente segundo de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Manuel Arellano y el director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Teva, Rafael Borrás. Además, se contó con la participación del presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Luis González.

El debate abordó como temas claves los servicios profesionales farmacéuticos en el marco del sistema sanitario, qué aportan a la salud de los pacientes y a la sostenibilidad del sistema, como se valoran los SPF por la administración, médicos y los pacientes y cómo deben llevarse a la práctica.

Para iniciar el debate los participantes aportaron su visión sobre los SPF y la valoración de los mismos, y todos ellos coincidieron que estos son fundamentales y necesarios para el sistema sanitario.

Coordinación entre profesionales

La representante de Semergen señaló que los SPF son fundamentales. Y, aclaró que teniendo en cuenta que “el eje del sistema es el paciente, es necesario que todos los profesionales estén coordinados, tanto atención primaria como farmacia comunitaria. Todo ello, en pro del paciente, de una buena asistencia, de una calidad y de una seguridad. Además, añadió que es muy importante la adherencia al tratamiento que se da desde la farmacia, es necesaria una atención en la cronicidad y no duplicar tratamientos.

Igualmente, recalcó la importancia de la atención al domicilio, servicio que “está levantado ampollas”. Este servicio, señaló es importante que se efectúe por varios actores, “todos los que estamos aquí”, ya que es fundamental que “el paciente esté controlado y esto se hace a pie de calle, en la consulta, en la farmacia y en el domicilio del paciente”.

Para Ezquerra los SPF cumplen exactamente lo que dicen las tres palabras que componen el nombre. El servicio que ofrece el farmacéutico, “que está fuera de toda duda”, y que cualquier paciente-ciudadano dirá que es excelente. La profesionalidad del farmacéutico, que además es el sanitario “más trasversal de todos los profesionales”, y además, “muy polivalente”. Según el director general, “el farmacéutico no solo es una figura, ante todo es un profesional que trabaja en diferentes ámbitos y ello es una muestra de su polivalencia”. Este puede haber sido el motivo de que “haya generado tanto ruido”.

Arellano, en representación de la POP, quiso reclamar un cambio en la visión que otros agentes tienen del pacientes. Según él siempre se habla de informar y educar al paciente, algo “fundamental”, pero a él le gustaría “cambiar el paradigma” y empezar a hablar de “colaborar con el paciente”.

En relación con la temática del debate, Arellano afirmó que “el concepto farmacia y el concepto de SPF son una parte más de la atención sociosanitaria y sanitaria, que debe que estar incluida en este aspecto, ya que si no dejaremos de lado una parte muy importante”.

Por su parte, Borrás señaló que “actualmente, existen abiertos varios flancos que se tienen que cuidar”. Por un lado, la colaboración con otros profesionales, como médicos, personal de enfermería, ya que “estamos en un entorno en el que hay una membrana semipermeable, con elementos, funciones y servicios que se comparten” y por ello es necesario “la colaboración, ya que existen muchos recelos”.

Por otro lado, el representante de Teva, señaló que el farmacéutico tiene que “demostrar lo que hace” para que pueda ser conocido por el paciente, por ello recomendó a los farmacéuticos ser pedagógicos.

La dispensación hospitalaria a debate

El debate también se adentró en la dispensación de innovaciones terapéuticas y, en concreto, los medicamentos de diagnóstico hospitalario sin cupón precinto que se dispensan en los hospitales.

El presidente de Sefac recordó que el SPF más importante del farmacéutico es la dispensación y rechazó que en algunos sitios la dispensación de estos medicamentos se esté realizando por máquinas expendedoras. “Es una vergüenza que muchos medicamentos de hospital se dispensen en una máquina como si fuera una máquina de refrescos”. Gómez responsabilizó de esta “nefasta gestión” a algunas autoridades que “miran el recorte y no la eficiencia”.

El representante de la POP mostró su acuerdo y señaló que él preferiría acudir a recibir su medicamento a una farmacia comunitaria antes que con una máquina. “La persona da un valor que no es sustituible por una máquina”, explicó.

El presidente de Sefac también criticó que se discrimine a pacientes “según su enfermedad” y que se les obligue a ir a recoger una medicación a un hospital en vez de a su farmacia “por una decisión de un despacho”, no por motivos sanitarios. Por eso, aseguró que no se puede “dejar fuera de la innovación a 50.000 farmacéuticos comunitarios y 28.000 farmacias”.

Falta de adherencia

Relacionado con el papel del farmacéutico en el uso racional de los medicamentos, el presidente de Sefac citó un estudio que cifra en 11.000 millones de euros anuales el coste asociado a la falta de adherencia a los tratamientos, cifra ante la que mostró su estupor y se mostró convencido de que los farmacéuticos podrían ayudar a reducir.

A este respecto, la representante de Semergen señaló el farmacéutico comunitario es una figura fundamental, y que “apuesta por ella”. Además, incidió en que “no es pisar el terreno a nadie”, ya que se está en un ámbito de colaboración en pro de una mejora de adherencia al tratamiento. En este sentido consideró que sería positiva la existencia de protocolos para regir estas actuaciones.

En relación con esta colaboración, Borrás puso de manifiesto la poca utilización que se hace de la e-Receta para la coordinación entre profesionales. “La receta electrónica es un vehículo que nos puede ayudar a crear alertas, comunicación e incluso opinión de los pacientes y establece puntos para pacientes polimedicados”.

Por parte, de la representación de los pacientes, aportó en este tema “tres claves: formación, información y protocolización”. La farmacia debe participar con las mismas reglas del juego, por ello señaló estar de acuerdo con la necesidad de protocolos para regular los servicios. El foco es el paciente, pero con las necesidades el paciente”, subrayó.

Ezquerra, también incidió en la necesidad de protocolizar el trabajo y la asistencia. Los servicios no pueden depender sólo voluntarismo y la beneficencia. Por ello, deben implantarse soluciones estructurales, normativas que darán seguridad jurídica, y ordenará lo que tenemos que hacer, dando igualmente seguridad al paciente, explicó.

Retribución de los SPF

Llegados a este punto, el representante de Teva pidió una retribución para estos servicios profesionales. No obstante, Borrás explicó que puede haber varias alternativas, pero la más adecuada “sería que fuera abonada por la administración”. Arellano coincidió con Borrás en la necesidad de retribuir a las farmacias, pero rechazó que fueran los pacientes quienes tuvieran que hacer frente a este pago. “Debe estar dentro de la cartera del Sistema Nacional de Salud”, reclamó.

La ley de Farmacia de Madrid, una oportunidad perdida

Como no podía ser de otro modo, la situación del proyecto de Ley de Farmacia de Madrid salió en el debate. El presidente de Sefac consideró que “sin entrar en valoraciones políticas y desde un punto de vista científico, hablaba de los SPF”. Por eso, consideró que “los más perjudicados” por la no aprobación de la norma son los pacientes.

Gómez indicó que en su posición como presidente de una sociedad científica “no puede posicionarse públicamente cuando está negociando el presidente del COF de Madrid”. No obstante, sí que indicó que “como sociedad científica, en el momento oportuno, aportaron cosas que no veían claras”.

En relación con el hecho de que la ley no se aprobara el presidente de Sefac consideró que ha habido “falta de diálogo”. A este respecto, Ezquerra apuntó que “la falta de diálogo no ha sido de los profesionales sanitarios, ha existido una falta de voluntad política”, especialmente al retrasar los plazos para la aprobación de la ley.

Además, el director general apuntó que “se ha perdido una oportunidad de oro”. En este sentido, el representante de la administración alegó que una ley que empieza a nombrar los SPF ya está abriendo un camino, que después se desarrollará reglamentariamente.

Gómez aclaró que para él, “lo que ha habido es desconfianza en el desarrollo”, se han puesto barreras. Y, “la sensación es que la gente estaba en el desarrollo, cuando estábamos en la ley”. Por todo ello, recalcó que “es una pena”.

Con respecto a la polémica en relación a las informaciones referidas al acuerdo con enfermería que eliminó las denominaciones de ‘farmacia asistencial’ de la norma, Gómez se mostró convencido de que “el presidente del COFM no está a favor de que la farmacia de Madrid no sea asistencial”. En cualquier caso, señaló que “ni una ley, ni los enfermeros, ni nadie va a decir que la farmacia no es asistencial, los únicos que tienen capacidad para decir si los farmacéuticos son asistenciales o no, son los dos millones de personas que entran todos los días en las 22.000 farmacias”. Las 200.000 consultas que hay todos los días de indicación farmacéutica, estas son las que “confían y nos dicen ustedes son asistenciales”.

Luis González

Para concluir la mesa debate, se contó con la participación del presidente del COFM, Luis González, quien en su intervención, recalcó que la farmacia “forma parte del sistema y funciona estupendamente”. El presidente colegial hizo hincapié en “el servicio asistencial” que prestan las oficinas de farmacia y defendió la atención domiciliaria, en relación al medicamento, a un paciente que está enfermo, no se puede mover o está solo en su domicilio.

El paciente acude a la farmacia cuando quiere, como quiere y sin listas de espera y no se le cobra por consulta, aseguró. Además, ensalzó la labor de las farmacias rurales, donde considera que “esta la verdadera farmacia”.

El presidente aprovechó para pedir al representante de los pacientes que deberían defender al farmacéutico para entregar determinados medicamentos” que actualmente se dispensan en el hospital. Por ello, reclamó más apoyo y añadió que “los pacientes no nos valoráis lo que de verdad somos”.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz