Comparte esta noticia

Podemos propone un aumento de la inversión pública en sanidad y dice 'no' a la gestión privada

Amparo Botejara, que ha sido portavoz de Sanidad de Podemos en la última legislatura, durante un acto de precampaña.

FRAN ROSA  |    05.04.2019 - 13:56

Podemos ha hecho público un documento con 264 propuestas, titulado 'Programa de Podemos para un nuevo país. La historia la escribes tú', de cara a las elecciones del próximo 28 de abril, para someterlo a la opinión de sus simpatizantes. El proceso de consulta concluye el próximo domingo, día 7. No se sabe, por tanto, si se trata del documento final, ni cómo le afecta el hecho de que Podemos se presente, junto con Izquierda Unida, a las elecciones del día 28, bajo la marca Unidas Podemos. El caso es que incluye, no obstante, algunas de las principales líneas defendidas por la formación morada en esta última legislatura en materia de sanidad: aumento de la inversión pública, titularidad y gestión sanitaria pública y cambio de la ley que ampara la gestión privada, culminación del proceso de universalización de la asistencia o eliminación de copagos que dificulten el acceso a medicamentos. También apuestan por elevar la inversión en I+D+i para ganar liderazgo en sectores productivos como el farmacéutico, entre otras medidas. 

En lo que respecta a la inversión pública en sanidad, abogan por situar a España al nivel de otros estados de la zona euro, lo que supondría, dicen, "pasar del actual 6 % del PIB en sanidad al 7,5 % del PIB en 2023". Según la formación morada, ésta será la base para "impulsar la Atención Primaria con recursos suficientes, que supondrán al menos el 20 % del gasto sanitario". Asimismo, será la base para "cuidar al personal sanitario y acabar con su precariedad, así como implementar un programa de recuperación de aquellos y aquellas profesionales que han tenido que salir a trabajar en sistemas sanitarios fuera de España".

Como ya hiciera en la última legislatura, forzando la constitución de la mesa para la desprivatización de la sanidad, apuestan por "adoptar medidas medidas urgentes para proteger este patrimonio común frente a su privatización, como es, por ejemplo, la sustitución de la normativa vigente, que favorece la expansión de la gestión privada de la sanidad, por una que se base en la gestión pública directa". Y es que, apuntan, "nuestra salud no puede ser un bien como otro cualquiera, con el que hacer más dinero y del que se priva a quien no puede pagarlo".

Con el aumento de la inversión pública en sanidad esperan reducir, también, las listas de espera. El objetivo es garantizar que, "en una legislatura, ninguna cita con un especialista ni operación que tenga que ver con una patología grave se retrase más de un mes". Para ello, proponen hacer uso de "las competencias del Estado" e implicar a "los órganos correspondientes", así como proceder a una "dotación de los recursos materiales y humanos necesarios".

Universalización y copagos

Una vieja reivindicación de la formación morada, que vuelve a aparecer en el programa para el 28A es la de garantizar "el acceso universal a la sanidad y eliminar los copagos". Consideran que la retirada del derecho a la asistencia por cauces ordinarios fue una medida cruel y entienden que el establecimiento de copagos a grupos de población que antes no pagaban por los medicamentos hizo "que muchos y muchas pacientes dejaran de medicarse o de recibir servicios por no poder pagarlos". Por eso, apuestan por recuperar de manera completa el acceso universal a la atención sanitaria, "sin discriminaciones en el tratamiento ni requisitos innecesarios para tener acceso a los servicios, y por eliminar "los copagos y establecer garantías para que no puedan introducirse otros nuevos".

En relación con el medicamento, Podemos también considera que hay que "convertir la ciencia y la I+D+i en un puntal de nuestra economía", por lo que proponen "aumentar la inversión pública en I+D+i al 2 % del PIB al final de la legislatura". De esta forma, pretenden que España pueda liderar sectores como la producción de vehículos eléctricos, energías renovables, inteligencia artificial, y también el desarrollo de fármacos y la biotecnología. Se contemplan, en este marco, ayudas directas, que deberán superar ampliamente a los créditos financieros, los cuales deberían limitarse, dicen, "a aquellos cuya ejecución sea muy probable". También hablan de garantizar "que las subvenciones a empresas se dediquen realmente a I+D+i y no a actividades ya consolidadas".

Finalmente, han retomado uno de los grandes anhelos del grupo parlamentario en la última legislatura, relacionado con la salud mental, donde, dicen, se ha trasladado la responsabilidad de la atención y la prevención a las familias y
personas allegadas. "Es el momento de construir un verdadero sistema de atención a la salud mental, tal como diseñamos en nuestra proposición de ley en el Congreso, con un enfoque de género y derechos humanos, y con un protocolo especial para prevenir el suicidio entre los y las pacientes", apuntan. Proponen, además, incorporar el servicio de dentista gratuito a los servicios del sistema de salud y que este cubra servicios básicos no incluidos hasta ahora, como empastes, limpiezas, ortodoncias, endodoncias, prótesis y férulas.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz