Comparte esta noticia

28A y 26M: ¿qué opinan los partidos sobre las cuestiones clave del sector?

CARLOS ARGANDA  |    11.04.2019 - 17:21

La segunda jornada del Congreso Nacional de Relaciones Institucionales (CNRI) acogió un debate entre los principales grupos políticos para exponer las prioridades sanitarias de cada uno y abordar sus puntos de vista en relación con diferentes asuntos de interés para el sector farmacéutico.

En una mesa moderada por Justo Moreno, miembro del Comité Organizador del CNRI, todos coincidieron en valorar el Sistema Nacional de Salud, si bien señalaron algunas prioridades en cuanto a las transformaciones a abordar en la próxima legislatura.

Elvira Velasco, representante del PP

La representante del PP, Elvira Velasco aseguró que podemos estar “orgullosos” por lo conseguido en el SNS en los últimos 40 años. Además, reclamó apostar por “sinergias con pacientes, profesionales e industria como aliado estratégico y contando siempre con las comunidades autónomas”.

Para Marta Marbán, representante de Ciudadanos, casi 20 años después de las transferencias sanitarias es momento para “analizar qué ha pasado” igual que se hace en cualquier ámbito. Según indicó “son muchos los objetivos cumplidos, pero también hay carencias que evaluar”, explicó.

Menos optimista se mostró la representante de Unidas Podemos Conchita Palencia, quien se preguntó por lo que ocurrirá en el SNS después de las elecciones. La ex senadora señaló algunas propuestas de su formación política, entre las que destacan el “blindaje del derecho a la salud en la Constitución” así como desechar las privatizaciones y establecer “políticas farmacéuticas con el paciente en el centro”.

El representante del PSOE, José Martínez Olmos centró su intervención inicial en la redefinición del modelo de financiación autonómica que debería permitir incrementar los recursos sanitarios. Martínez Olmos también citó la necesidad de evaluar “correctamente” la medicina de precisión y personalizada así como el establecimiento de “nuevos derechos”.

Pacto por la Sanidad: imposible, mejor acuerdos puntuales

Uno de los asuntos abordados a lo largo del debate fue el Pacto por la Sanidad. A este respecto, el representante del PSOE se mostró pesimista. “Es una utopía ya que ni siquiera nos ponemos de acuerdo en qué abordar”, aseguró. Además, quiso rechazar un aspecto que casi siempre se nombra a la hora de hablar del pacto: la despolitización de la sanidad. Según él, se podrá quitar demagogia, pero no despolitizar.

José Martínez Olmos, representante del PSOE.

A pesar de esta posición general, Martínez Olmos abogó por “trabajar tema a tema”. Según él no es un drama que haya diferencias, pero se tienen que abordar asunto a asunto para que sea posible ofrecer soluciones.

Por su parte, la representante del PP ahondó en la idea de que “hay que hacer política sanitaria, pero no política con la sanidad”. Además, también se mostró partidaria de “buscar alianzas” en la próxima legislatura.

La representante de Ciudadanos coincidió con Martínez Olmos en que no será posible alcanzar “acuerdos grandilocuentes”, por lo que abogó por marcar temas concretos. En materia a acordar Marbán citó la necesidad de implantar el portal de transparencia, e incrementar la equidad.

En su intervención, Palencia se mostró muy crítica con la búsqueda del pacto, especialmente durante la pasada legislatura. Su partido no quiso participar en las conversaciones del mismo por la existencia de un “apartheid, una década de recortes del PSOE y PP”.

Reforma de la financiación sanitaria: imprescindible

Todos los partidos coincidieron en que es necesario acometer una reforma del modelo de financiación. A este respecto, Palencia cifró en el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) el objetivo de gasto sanitario a conseguir, así como un mínimo de dedicación a la Atención Primaria del 20% del gasto total.

Martínez Olmos quiso ser pragmático y dejar claro que “el modelo de financiación de las comunidades autónomas no se va a decidir desde el sector sanitario”. Lo que sí comentó es que sería relevante alcanzar un pacto de la Sanidad con el Estado para trasladar un compromiso con la eficiencia. También vio posible obtener el compromiso autonómico para que las comunidades incrementen el presupuesto hasta cubrir el déficit anual que tienen.

Cohesión y equidad: clave

La cohesión y la equidad fue otro de los asuntos acerca de los que los políticos se mostraron de acuerdo en la necesidad de asegurarla.

La portavoz de Ciudadanos señaló que ven “urgente” establecer una tarjeta sanitaria y una historia digital única que permita al paciente “circular de manera libre “y que la cartera sea también única. Además, Marbán reclamó que el portal de transparencia sirva para conocer los resultados de un hospital.

Conchita Palencia, representante de Unidas Podemos

Por su parte, Podemos criticó la existencia de diferencias no solo entre comunidades autónomas, sino también dentro de ellas. “Hay diferencias según el lugar y la familia en la que se nazca”, aseguró Palencia.

Para Martínez Olmos, esta cuestión es “central” ya que, si se quiere dotar de más recursos a la Sanidad, “la ciudadanía debe tener claro que hay equidad”, explicó. A este respecto, indicó que “merece la pena difundir las causas de la inequidad para poder influir sobre ellas”. Según el representante socialista, desigualdad siempre va a haber, pero el sistema debe “poner los medios para luchar contra ella”. En cualquier caso, Martínez Olmos aseguró que la Sanidad hoy “es mucho más equitativa que antes de las transferencias”.

Gestión de la innovación: propuestas diferentes

En lo que se refiere al reto de la incorporación de la innovación en medicamentos, la portavoz de Podemos afirmó que esta cuestión sí que es clave en materia de equidad. Palencia reclamó cambios en materia de patentes y una mayor transparencia para la fijación de precios. Según ella es necesario también invertir en investigación y patentes públicas para revertir la “fuga de cerebros”. Igualmente incidió en que la formación de profesionales “no sea dependiente” de la industria farmacéutica.

Por su parte, Martínez Olmos quiso dejar claro que la innovación “es base fundamental para la calidad del SNS”. Eso sí, según dijo “hay que medirla bien” y se mostró convencido de que esta cuestión se mejore con el big data. En materia de precios pidió que estos se “perciban social y políticamente como precios justos” ya que, según indicó, “lo contrario no deja de ser un problema”. Como elemento de gestión a poner en marcha citó aprovechar el tamaño del mercado de la Unión Europea para negociar con la industria y aportar eficiencia.

Por su parte, la representante del PP quiso poner en valor los acuerdos con Farmaindustria y el Plan de abordaje de la hepatitis C. Además, reclamó abordar el reto con herramientas como los acuerdos de riesgo compartido.

Marta Marbán, representante de Ciudadanos

Para Marbán, una de las claves es disponer de “una agencia de evaluación nacional que luego distribuya sus informes a las comunidades autónomas”. Para la representante de Ciudadanos no se puede dejar que las autonomías hagan lo que consideren “porque se generan diferencias”.

Papel y gestión del CISNS: acuerdo en qué, divergencias cómo

En el turno de preguntas del público se preguntó por el papel del Consejo Interterritorial del SNS (CISNS). Todos los grupos coincidieron en la necesidad de fortalecer su papel, pero divergieron en cómo hacerlo.

Para la portavoz de Unidas Podemos, es un órgano “imprescindible” cuya actividad debe ser “mucho más ágil” de lo que ha sido hasta ahora. Además, Palencia reclamó una mayor coordinación en materia de recursos humanos o farmacia, entre otras.

Por su parte, Marbán consideró que el CISNS debe exigir resultados a las comunidades autónomas. Según ella debe avanzarse en acuerdos dentro del consejo.

Martínez Olmos entró de lleno en la polémica que ha rodeado al CISNS a lo largo de la pasada legislatura y en la que tienen una discrepancia importante con el PP: la consideración como Conferencia Sectorial y la consideración de sus decisiones como vinculantes. Para el representante del PSOE esto es “inconstitucional e inviable”. Según indicó, “habría que cambiar la Constitución” para que un órgano central puede obligar a un ejecutivo o un parlamento regional a aceptar una decisión contraria a la que quieren.

Mesa que debatió '¿Qué ocurrirá tras el 28A y el 26M?' celebrada en el V CNRI.

No obstante, Martínez Olmos consideró que si se introduce en la Constitución un artículo que cite la salud como derecho básico de la población “fortalecería la posición del Ministerio de Sanidad en su función de coordinación, jurídicamente hablando”.

Por su parte la representante del PP defendió el intento de modificación del reglamento del CISNS que daba un mayor papel de coordinación al Ministerio de Sanidad y los acuerdos alcanzados.

Finalmente, Velasco consideró que es necesario que se puedan definir de forma consensuada con las comunidades autónomas las líneas estratégicas en materia sanitaria.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz