Comparte esta noticia

El Gobierno prevé que el gasto en Salud sea del 6% del PIB hasta 2021

CARLOS ARGANDA  |    01.05.2019 - 18:09

El Gobierno prevé que el gasto en salud se mantenga en el 6% del Producto Interior Bruto hasta 2021, si bien, considera que se trata de una “evolución tendencial del gasto, que previsiblemente se incrementará como consecuencia de la reforma del sistema de financiación territorial”. Así se recoge en la actualización del Programa de Estabilidad 2019-2022 que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha remitido a la Comisión Europea este martes.

Aunque la cifra aportada por el Gobierno dista mucho de las promesas realizadas en campaña electoral por parte del PSOE y, además, podrán ser incrementadas ante una modificación del sistema de financiación autonómica, en comparación con el Programa de Estabilidad 2018-2021 que presentó el Partido Popular el pasado ejercicio, sí que se observa un incremento de la inversión estimada en salud. El PP había estimado una reducción paulatina hasta el 5,59% en 2021, si bien es cierto que la realidad siempre estuvo por encima de las previsiones realizadas año a año por Cristóbal Montoro. A modo de ejemplo: en 2014 se previa que el gasto público en salud de 2017 estuviera en el 5,3% del PIB, pero finalmente cerró en el 6,26%.

Entre las medidas planteadas en el Programa de Estabilidad y en el Plan Nacional de Reformas, cabe destacar que el Ejecutivo ve como “medidas de eficiencia con repercusión positiva en la sostenibilidad” el convenio con Farmaindustria y las comisiones bilaterales con comunidades autónomas puestas en marcha a través del Instrumento de Apoyo a la Sostenibilidad del Gasto Farmacéutico. La renovación de este instrumento se nombra por el Gobierno como una de las medidas continuistas en materia de política sanitaria y farmacéutica.

Medidas continuistas y novedosas

Otras medidas continuistas con las políticas planteadas en anteriores Programas de Estabilidad serían los precios de referencia, la aplicación de criterios de coste-efectividad en las decisiones de financiación pública de medicamentos; la gestión de los acuerdos de sostenibilidad adicionales a la financiación, con la aplicación de techos de gasto y coste máximo por paciente; o la aplicación del principio de eficiencia en la prescripción de medicamentos en el SNS y la mejora de los sistemas de información de la prestación farmacéutica.

Además, el Ejecutivo detalla otras medidas que han iniciado su puesta en marcha a partir del cambio de Gobierno en junio de 2018 y que se implementarán hasta 2021. Entre esas se encuentran, la revisión del sistema de aportación de los usuarios en la prestación farmacéutica ambulatoria; el desarrollo de medidas para promover la competencia en el sector farmacéutico como elemento clave de la eficiencia; el fomento de los medicamentos reguladores del mercado como son los medicamentos biosimilares y genéricos a través de un plan específico; la medición de resultados en salud del beneficio clínico de los medicamentos en la práctica clínica en el SNS (Valtermed); el desarrollo de modelos de financiación de medicamentos basados en el pago por resultados en salud; la introducción de método en la evaluación farmacoeconómica de los medicamentos así como su inclusión en los Informes de Posicionamiento Terapéuticos; la prescripción por principio activo; la modificación del sistema de precios de referencia; la realización de revisiones de oficio de los precios de los medicamentos de dispensación en oficinas de farmacia para el tratamiento de patologías crónicas que tienen un alto impacto en el SNS; y el aumento de la transparencia en la información en materia de gasto farmacéutico.

Estas son todas las medidas que el Gobierno Sánchez se compromete con Bruselas a poner en marcha hasta 2021. Además, indica que seguirá con la puesta en marcha de la Plataforma de Compras Centralizadas “que contribuirá a la mejora de las estrategias conjuntas de aprovisionamiento”, así como la introducción de medidas dirigidas a la promoción de la salud y a la prevención de la enfermedad.

Subastas y cambios en la CIPM

El Programa de Estabilidad también desvela algunas de las 19 recomendaciones que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha incluido en su informe Spending Review en materia de medicamentos dispensados a través de receta médica.

De acuerdo con la AIReF, la racionalización del gasto en medicamentos dispensados en oficinas pasa por “mejorar las iniciativas públicas sobre la oferta y la demanda de medicamentos”. A falta de conocer el informe completo, el Gobierno destaca de entre estas “la revisión de la estructura de la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y la generalización de una subasta a nivel nacional que permita que el sector público se beneficie de los descuentos que ahora reciben las farmacias”. Desde el punto de vista de la demanda, recomienda la “incorporación de las mejores prácticas a los actuales protocolos de tutela y control de la prescripción al observar que redundaría en un ahorro para las CCAA”.

Otras de las recomendaciones de la AIReF incorporadas en el Programa de Estabilidad son la implantación de protocolos de revisión y seguimiento farmacoterapéutico de las prescripciones realizadas; la implantación de sistemas de control periódico para mitigar desviaciones relevantes en el consumo de medicamentos sobre el gasto público de medicamentos en farmacias o la modificación de las deducciones que se aplican a los medicamentos establecidas en el Real Decreto-ley 8/2010. En este sentido, se recomienda la eliminación de la deducción del 15% a los medicamentos innovadores y la elevación de la deducción del 7,5% a los medicamentos sin patente con más de 10 años de comercialización en España.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz