Comparte esta noticia

Un manual para fomentar la cultura innovadora en los residentes de FH

Imagen del 'Manual de investigación e Innovación para residentes de Farmacia Hospitalaria' de la SEFH.

FRAN ROSA  |    17.05.2019 - 12:40

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SFEH) ha elaborado un 'Manual Investigación e Innovación para residentes en Farmacia Hospitalaria', del que se ha publicado recientemente su versión digital, con un objetivo muy claro: fomentar una cultura de la investigación y la innovación en los farmacéuticos en proceso de especialización, de modo que contribuyan a consolidar las fortalezas de la profesión, y también a desarrollar algunas más en el futuro.

Como explica José Manuel Martínez Sesmero, director de Investigación e Innovación de la SEFH y coodinador, junto con el presidente, Miguel Ángel Calleja, de esta obra, ésta combina "los atributos más clásicos de la investigación", es decir, aquellos que tienen que ver con cuestiones metodológicas (identificación y formulación de la pregunta de investigación, selección de la estrategia, detección de posibles sesgos, itinerario para el desarrollo e implementación de proyecto), así como éticas y legislativas, con otros más actuales. Cabe destacar, en este segundo grupo, los apartados dedicados a cuestiones como la investigación de resultados en salud, el registro, análisis y explotación de los resultados reportados por pacientes (PRO), el uso del Big Data, o la innovación abierta.

La génesis de este proyecto está en la misma agenda estratégica que elaboró Martínez Sesmero al acceder a la Dirección de este Departamento de la SEFH. La intención, aclara una vez que se ha materializado la idea, "es ofrecer una ayuda, unas recomendaciones, una hoja de ruta para que los residentes se formen en investigación y en innovación, para crear una cultura en torno a estas cuestiones", tomando como referencia la experiencia de otros compañeros (autores de los diferentes capítulos), con distinta trayectoria dentro de la profesión (-"los hay juniors y también seniors", matiza), y también fuera de ella. De esta forma, además, contribuyen a tapar un vacío, ya que no existía hasta la fecha ningún documento de estas características, más allá de los conocimientos que incorpora el programa formativo de la especialidad y los que se puedan ofrecer a los residentes en los hospitales acreditados, lo que implica cierta heterogeneidad. Por eso en la SEFH lo vieron claro. 

La labor investigadora es, para Martínez Sesmero, "fundamental para el avance de cualquier profesión, ya que es la única manera de mejorar el servicio con rigor, siguiendo el método científico". Por eso es importante cuidarla, y contribuir a que los residentes tengan claros los conceptos y se sientan motivados para emprender el camino de la innovación y ayuden a posicionar a la farmacia hospitalaria "como un elemento de valor dentro de la arquitectura sanitaria".

La investigación, actividad habitual de los residentes

Recuerda, no obstante, que esta actividad ya es parte habitual de la labor que realizan los residentes en los servicios de Farmacia. "Forma parte del periodo formativo. Las comunicaciones a congresos, en su gran mayoría, nacen del trabajo de los residentes, que están tutorizados, eso sí. Pero ellos son los que empujan con la recogida de datos, van aprendiendo a trabajar con bases de datos, aprenden a interpretarlos", detalla, a la vez que reconoce que la acumulación de tareas hace de barrera para que puedan desarrollar más estas competencias durante la residencia.

Y es que, apunta, el residente combina en su día a día el trabajo y el estudio para la adquisición de habilidades para ser clínicos, con el cultivo de su vertiente docente e investigadora, lo que les obliga a tener que estar siempre priorizando. En este sentido, el manual puede contribuir, opina su coordinador, "a que no se pierda de vista que en esta etapa hay que priorizar la investigación y la innovación, porque eso luego revierte además en una mejor asistencia". Considera que puede ser especialmente útil en hospitales de menor tamaño y no vinculados a la universidad, ayudando a que los residentes puedan "aproximarse" a estas actividades y hacerlas más viables". Para ello, en el manual cuentan además con la inspiración, como se decía, de algunos compañeros que están empezando también y ya se han lanzado a investigar, y que cuentan en primera persona, a través de vídeos explicativos, cómo han vivido el proceso.  

Si se consigue el propósito con el que nace este manual, se conseguirá impulsar la innovación en farmacia hospitalaria desde la base, lo que, en opinión del responsable de la SEFH, puede servir para mejorar en el futuro algunas de las cuestiones en las que todavía cojea la investigación que se hace en los servicios de Farmacia. "Los FH siempre hemos tenido vocación de recoger datos, analizarlos y aportar valor, pero es fundamental que aprendamos a abrir la mente a nuevas tecnologías, a compartir datos, a colaborar con otros centros y otras profesiones, ya que todo eso nos dará más valor. Eso y aprender a difundir nuestras investigaciones, aprender a comunicar lo que hacemos, es clave", concluye. 

Otro aspecto relevante para seguir alimentando ese talante innovador de la profesión está en los recursos disponibles, tanto económicos como humanos. "Hace falta una inyección", reconoce Martínez Sesmero, quien, "dado que España no se caracteriza por dedicar grandes fondos a la I+D+i", llama a explorar las múltiples vías existentes, como son la colaboración público privada, la financiación privada, y también las iniciativas que están poniendo a funcionar las sociedades científicas, como la propia SEFH a través de su Fundación, para poder materializar las ideas que los profesionales van poniendo encima de la mesa y que éstas no queden en el cajón.

lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz