Comparte esta noticia

El papel del farmacéutico ante el paciente oncológico, una actividad más importante de lo que se cree

OLGA VILANOVA  |    21.05.2019 - 14:02

La asistencia y cuidados al paciente oncológico por parte del farmacéutico centró una de las mesas que tuvieron lugar en el III Congreso de Profesionales de la Farmacia (Asprofa). El objetivo ha sido destacar el valor humano de este profesional, debido al contacto directo con el paciente. Así, el farmacéutico tiene la oportunidad de poder hacer llegar a la ciudadanía información clave para mejorar su salud y evitar graves secuelas en determinadas patologías.

La mesa, moderada por Tomás Muret, farmacéutico comunitario en Palma de Mallorca y Vocal Nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), ha contado con la participación de farmacéuticos expertos y conocidos dentro del sector por su implicación en el abordaje de estos pacientes y la puesta en marcha de proyectos e iniciativas relacionadas con el cáncer.

El vocal del Consejo explicó las acciones que está realizando actualmente la institución colegial respecto al paciente oncológico. Muret destacó el convenio de colaboración con la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), convenio que facilitará la puesta en marcha de acciones para promover el conocimiento de los cuidados de la piel en apoyo a las personas con cáncer, en el marco del programa que ha puesto en marcha la Fundación Stanpa “Ponte guapa y te sentirás mejor”.

Muret dejó claro en la presentación de los ponentes que “desde la oficina de farmacia se debe saber detectar al paciente oncológico, acompañarle durante el tratamiento y después del mismo”. Además, consideró que sería importante acercarse a las asociaciones de pacientes para conocerlos y, por último destacó la “importante” labor del farmacéutico en la parte psicológica de una enfermedad grave como es el cáncer.

Además, también adelantó un futuro acuerdo de colaboración con JuntosXelcancer para realizar acciones conjuntamente. En este sentido, el vocal Nacional de Demofarmacia recalcó que la visión del CGCOF, se encuentra en la misma línea de Asprofa es que “Juntos somos más, juntos sumamos más y mejor”, señaló.

Los hábitos dermosaludables una semana antes del tratamiento oncológico es clave para evitar o reducir las secuelas.

Virginia Barrau, farmacéutica comunitaria y vocal de dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, autora del blog Dermotips, señaló que el tema del paciente oncológico “es un camino muy largo que debemos abordar ya desde la farmacia”, ya que cada vez habrá más personas que estarán en tratamientos oncológicos que van a cronificar, “pero se están dando muchísimas secuelas. Y la principal secuela es la piel”, aseguró.

Evitar discontinuar el tratamiento

Barrau apuntó que los tratamientos oncológicos producen unos importantes efectos en la piel, “que se hacen insoportable en el día a día” y que pueden llegar a obligar a discontinuar el tratamiento.

Cuando a un paciente se le diagnostica un cáncer y se le propone un tratamiento, el cuidado de la piel pasa a un segundo plano, pero eso hace que se retrasen esos cuidados y se inicien demasiado tarde cuando el daño ya está hecho y es difícil de evitar secuelas. Barrau explicó que “la personas no saben lo sencillo que es que todos estos efectos y consecuencias no pasen”. En este sentido, quiso dejar claro que “los hábitos dermosaludables deben iniciarse una semana antes de someterte al tratamiento oncológico” de este modo, se preserva la la función de la piel como barrera “y las secuelas pueden no llegar aparecer o disminuir considerablemente”.

Por ello, Barrau se planteó que “algo estamos haciendo mal, una cosa tan sencilla y la gente no lo sabe”. Tenemos que cambiar la percepción e intentar llegar a la población en general y a los médicos, no solamente al paciente, para que la búsqueda de cuidado de la piel se inicie cuanto antes.

Como pautas generales del cuidado dermatológico del paciente oncológico Barrau señaló que es importante iniciar el tratamiento una semana antes del tratamiento oncológico y que se deben utilizar jabón Syndet, crema emolienta, protección solar adecuada y el maquillaje correctivo. Destacó, dentro de la protección solar, que los protectores solares no solamente tienen que tener calidad, sino también deben ser efectivos.

Por último, Barrau señaló que el tema de la estética “solo se ve como algo banal”, en este sentido, aseguró que encontrarse bien es fundamental. Tal y como define la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la salud no es la ausencia de enfermedad sino el buen estado físico y psíquico”.

Los farmacéuticos deben ofrecer su ayuda al paciente oncológico

Por su parte, Ishoo Budhrani, farmacéutico comunitario, creador de JuntosXtusalud y que ha puesto en marcha JuntosXporelcáncer, proyecto que recibió el primer premio a la mejor iniciativa de profesionales de la farmacia otorgado por Asprofa, dejó muy claro que el paciente oncológico cuando llega a una farmacia “necesita que le pregunten”. Según este farmacéutico, además de escuchar al paciente, es muy importante preguntarle qué le ocurre y conocer de primera mano que le pasa.

Budhrani explicó en su intervención los motivos de impulsar la iniciativa #JuntosXporelcancer, y de forma muy emotiva explicó a los asistentes su vivencia personal como hijo de una paciente de cáncer. En este sentido, aseguró que “por lo que sufrió, como cuidador, no quiere que lo sufra ningún hijo, ni ninguna persona” y, por ello, pidió encarecidamente que “todos los farmacéuticos ayuden a todos los pacientes y sus cuidadores”.

Este farmacéutico resaltó que además “de lo que sufre un paciente con un tratamiento de quimioterapia”, el cuidador del paciente también necesita ayuda y los farmacéuticos tienen “una oportunidad única y deben ayudar e informar”. A este respecto, Budhrani explicó que ellos pueden dedicar más tiempo que los médicos a hablar con los pacientes y a explicarles distintas aspectos de su enfermedad y su tratamiento.

Por último, Budhrani destacó la importancia de que los pacientes “deben recibir el mismo mensaje” desde todas las ramas sanitarias. Y además, esta información se debe dar tanto al paciente como al cuidador. “Es muy importante para que el paciente se sienta seguro”, recalcó.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz