Comparte esta noticia

Programa electoral del PSOE de Madrid en Sanidad para las elecciones autonómicas del 26 de mayo

DIARIOFARMA  |    26.05.2019 - 18:56

Extracto de Sanidad

PROGRAMA-COMPLETO-GABILONDO-PRESIDENTE[1]

1.2. SANIDAD. La desatención en nuestra comunidad a uno de los grandes logros de nuestro país en las últimas décadas, nuestra sanidad pública, no debe continuar. Es necesario dotar de más y mejores medios a nuestros hospitales públicos, pero sobre todo es imprescindible una firme apuesta por la atención primaria, creando una red de centros de salud que den respuesta a las necesidades de la ciudadanía con servicios eficaces y cercanos.

La salud pública y la equidad son lo primero Proteger y promover la salud pública será la gran prioridad del gobierno socialista en todas las políticas públicas responsabilidad de la Comunidad de Madrid. Porque los determinantes socioeconómicos y ambientales (el código postal) son los realmente decisivos para nuestra salud individual y colectiva (educación, vivienda, garantía de rentas, empleo, medio ambiente, servicios sociales, urbanismo, fiscalidad, etc.). En definitiva, cuidar la salud va mucho más allá de los servicios sanitarios, aunque estos son muy importantes. Junto a ello, nadie debe quedar atrás en salud y menos por barreras económicas.

Para todo ello:

  1. Nos comprometemos a buscar un gran Acuerdo Social por la Sanidad Pública Madrileña, para proteger y promover la salud en todas las políticas; para dotar al SERMAS de recursos adicionales, e impulsar las reformas e innovaciones necesarias. En el marco de ese acuerdo pondremos fin a la política de privatizaciones y revisaremos los contratos, conciertos y concesiones existentes con la vista puesta en garantizar el interés de los y las pacientes, el control público y la calidad del servicio. Del mismo modo, porque cuidar al personal sanitario es cuidar la sanidad pública, impulsaremos una nueva política de personal, basada en el respeto, que restaure la confianza y cree un clima laboral cooperativo, anclado en los valores de la profesionalidad, la ética de servicio público y la lealtad compartida con la misión del sistema público de salud.
  2. Desarrollaremos un Plan de Salud y de Políticas Saludables con objetivos cuantificados para “poner salud en todas las políticas”, involucrando en él a todas las consejerías e instituciones regionales. Este plan de salud incluirá un ambicioso programa de educación para la salud, promoverá el ejercicio físico y el envejecimiento saludable, impulsará la salud sexual y reproductiva, incluirá servicios contra el tabaquismo y las adicciones, luchará contra la obesidad infantil, e incorporará la eliminación de la hepatitis C y el logro del objetivo 90- 90-90 contra el SIDA de la OMS, todo ello con un enfoque de género y contando con los actuales observatorios regionales.
  3. En colaboración con todos los municipios de la Comunidad promoveremos el programa Ciudades Saludables de la OMS para que nuestros barrios, calles y hogares sean saludables.
  4. Crearemos un buen Servicio de Salud Escolar dotando a todas las escuelas, colegios e institutos de Enfermería Escolar en coordinación con los Centros de Salud y los Equipos de Atención Primaria.
  5. No dejaremos a nadie atrás en salud y servicios sanitarios. Desgraciadamente, es un hecho que siguen existiendo barreras económicas y de otro tipo para el acceso pleno y en igualdad de condiciones a todas las prestaciones de la sanidad pública, especialmente en materia de medicamentos y de salud bucodental. Dotaremos fondos especiales para subvencionar los medicamentos y la atención dental de las personas con necesidades sanitarias especiales cuya renta sea insuficiente, especialmente las víctimas de la violencia de género y las familias monoparentales. Un gran salto adelante en el buen servicio, la calidad y la calidez del Servicio Madrileño de Salud. Nos proponemos gobernar y gestionar la sanidad pensando en las necesidades, demandas y preferencias de los pacientes y sus familias. Para ello, nos comprometemos a impulsar una cultura de excelencia en el servicio, cuidando no solo lo importante sino también los detalles, con estas medidas, entre otras:
  6. Implementaremos un servicio “Salud-Madrid Responde” disponible 24 horas al día los 365 días del año que atienda y oriente a pacientes y a la ciudadanía en todo lo relacionado con la salud y los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid.
  7. Crearemos una biblioteca popular sanitaria, con un completo sistema de información y educación para la salud, a disposición de pacientes y ciudadanía para facilitar los conocimientos sobre salud, enfermedades, procedimientos médicos, y también sobre el Servicio Madrileño de Salud, para facilitar un buen uso de los servicios sanitarios, fomentando la autonomía y la responsabilidad sobre la propia salud, haciendo realidad la aspiración de “nada sobre mí sin mí”.
  8. Daremos respuesta pronta y efectiva a las quejas y reclamaciones. Si algo va mal, garantizaremos una primera respuesta en 48 horas y un sistema justo, rápido y transparente de tratamiento de las reclamaciones.
  9. Pondremos en marcha un nuevo sistema de citaciones para Consultas Externas y Pruebas Diagnósticas que permita a los pacientes salir del Centro de Salud con su cita, al menos para su hospital de referencia y los Centros de Especialidad dependientes del mismo, y que, si lo desean o precisan, cuenten con asistencia de personal administrativo para reducir desplazamientos y consumo de tiempo.
  10. Defenderemos el derecho a una segunda opinión médica. Facilitaremos el acceso en la sanidad pública madrileña, y en casos excepcionales dentro de todo el Sistema Nacional de Salud (SNS), a una segunda opinión médica, especialmente en relación con el cáncer y otras situaciones especiales.
  11. Crearemos nuevos servicios de podología para personas mayores con necesidades específicas como son las personas diabéticas.
  12. Fijaremos tiempos máximos de espera en cirugía, consultas externas, salud mental, pruebas diagnósticas y tratamientos. Contaremos con un sistema fiable y accesible por internet de información sobre los tiempos de espera para consultas, pruebas diagnósticas e 22 intervenciones quirúrgicas. Las Listas de Espera serán organizadas con criterios de prioridad según necesidad médica, transparentes para todos y en todo.
  13. Impulsaremos la coordinación entre el centro de salud, el hospital y los servicios de Urgencia, mediante el envío en tiempo real de los informes clínicos al centro de salud y de mensajes de alerta para garantizar la continuidad en la atención médica y la atención domiciliaria inmediata a personas enfermas convalecientes que la precisen.
  14. Generaremos una atención más ágil y resolutiva en consultas, pruebas diagnósticas y decisiones terapéuticas (como acceso directo a fisioterapia), minimizando la deambulación de los pacientes por los servicios de salud, fomentando una comunicación fluida entre Atención Primaria y el hospital.
  15. Prestaremos una atención integral a la salud de las mujeres. Garantizaremos una respuesta adecuada a las necesidades de salud de las mujeres en los distintos momentos de su ciclo vital, especialmente en todo lo relacionado con el embarazo, parto y postparto, incluyendo una gran mejora en los servicios de reproducción asistida del Servicio Madrileño de Salud.
  16. Daremos mejor atención al dolor. Impulsaremos la generalización de buenas prácticas profesionales de atención al dolor tanto en la Atención Primaria como en los Hospitales.
  17. Cuidados paliativos para una muerte digna. Desarrollaremos plenamente la letra y el espíritu de la Ley 4/2017 que hemos impulsado los y las socialistas, poniendo todos los medios necesarios para que el fin de la vida tenga una atención adecuada, garantizando las condiciones para una muerte digna, a ser posible en el domicilio, siempre de acuerdo con los deseos de pacientes y las capacidades familiares.
  18. Redactaremos una Carta de Derechos y Deberes de pacientes en la sanidad pública madrileña, actualizada y detallada, de cuyo cumplimiento daremos cuenta periódica a la Asamblea y a la ciudadanía.
  19. Daremos prioridad a la seguridad del paciente y la calidad asistencial en todos los niveles del SERMAS, desarrollando lo antes posible la normativa necesaria. Haremos también seguimiento activo de la experiencia de los pacientes (PREM-Patient Recorded Experience Measure) en el sistema sanitario, así como de los resultados de la atención (PROM-Patient Reported Outcome Measures).
  20. Crearemos un Plan de Atención Sanitaria Rural para los municipios pequeños y alejados de los grandes núcleos de población, en el que se potenciará la atención urgente de proximidad (Servicio de Urgencias Rural en Atención Primaria).
  21. Garantizaremos un circuito preferencial y efectivo de diagnóstico rápido para pacientes en los que se sospecha un posible tumor, y haremos seguimiento de los tiempos de atención.
  22. Pondremos en marcha una Red de Atención Oncológica del SERMAS de forma que todos los madrileños y madrileñas tengan acceso de 23 igual calidad al diagnóstico y tratamiento contra el cáncer, sea cual sea su hospital de referencia en la Comunidad de Madrid, con la mejor calidad en prevención, diagnóstico, tratamiento multidisciplinar y seguimiento a largo plazo.
  23. Garantizaremos un servicio de ambulancias con tiempos máximos de espera para diferentes tipos de transporte sanitario, con un sistema que informe puntualmente al paciente en el móvil sobre eventuales retrasos y las circunstancias extraordinarias que los motiven. Para una mejor atención a pacientes, vincularemos a cada hospital el Servicio Programado de Ambulancias que actualmente está centralizado.
  24. Para la sanidad privada garantizaremos igual protección para la seguridad y los derechos de pacientes que en la sanidad pública. Actualizaremos la normativa autonómica que regula los distintos sectores de actividad sanitaria privada, estableciendo estándares de calidad y monitorizando su cumplimiento.
  25. Reforzaremos las unidades de cuidados paliativos para garantizar el acceso a todas las personas que lo necesiten en un centro sanitario cercano a su domicilio. El centro de salud, la atención primaria y la enfermería comunitaria, ejes de la sanidad madrileña. La atención primaria y el centro de salud son la base de una sanidad bien organizada, de calidad y centrada en las personas. En ella trabajan los profesionales más importantes para cuidar nuestra salud. Por eso pondremos todos los medios para que la atención primaria sea de verdad el eje principal de la sanidad madrileña, entre otras medidas, con las siguientes:
  26. Pondremos en marcha un Plan Estratégico para la Atención Primaria de Madrid, que permita revitalizarla y reforzar sus servicios, planificando y dotando adecuadamente los recursos materiales y humanos que se precisan. Este Plan se desarrollará a lo largo de la legislatura y, entre otros componentes incluirá la dotación del personal médico necesario para que (1) el 80% de los pacientes puedan obtener una cita no-urgente a las 48h de haberla solicitado con el médico de Familia o pediatra, como máximo, y (2) hacer posible que cada paciente disponga del tiempo clínico real de atención en consulta que precise, según sus necesidades.
  27. Nuestro médico/a personal de cabecera en el Centro de Salud. Haremos todo lo necesario en medios, capacidad y autonomía organizativa para que el médico de familia y el pediatra puedan desarrollar plenamente su papel de “médico personal” de la población a su cargo, en relación con las citas con otros médicos, interconsultas, intervenciones quirúrgicas y pruebas para que puedan responder satisfactoriamente a las necesidades y demandas de sus pacientes, incluida la posibilidad de organizar con flexibilidad sus horarios de consulta y atención, de mantener sesiones educativas con grupos de pacientes y de comunicarse con ellos.
  28. Un gran impulso a la Enfermería Familiar-Comunitaria, para mejorar la atención domiciliaria, de modo que sus servicios lleguen a todos los hogares que lo necesiten todos los días del año, para atender 24 a pacientes crónicos, convalecientes, encamados, ancianos frágiles, postpartos y otras situaciones en coordinación con los cuidadores familiares, con los equipos de enfermería hospitalaria y con los Servicios Sociales.
  29. Abriremos 30 nuevos centros de salud y dignificaremos los actuales. En la Atención Primaria de Madrid hay un gran déficit de instalaciones y muchas están en mal estado. Nos comprometemos a realizar la inversión necesaria para mejorar los actuales centros y construir a lo largo de la Legislatura de más de 30 nuevos centros de salud, los cuales han sido incluidos en todas nuestras enmiendas a los presupuestos durante las Legislaturas pasadas, muchos de ellos reclamados desde hace años por profesionales, ayuntamientos y asociaciones de vecinos. De ese modo, se posibilitará que, de forma progresiva, cada profesional tenga su propio despacho, facilitando con ello horarios de consulta flexibles, manteniendo la accesibilidad horaria actual.
  30. Más y mejores Servicios de Urgencia en los Centros de Salud. La mayoría de las urgencias no precisan ser atendidas en el hospital; pueden resolverse en el Centro de Salud. Para ello, incrementaremos los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), contribuyendo así a un mejor servicio dentro y fuera del horario habitual del Centro de Salud. Habilitaremos un canal prioritario para pacientes que acudan a las Urgencias hospitalarias referidos por su médico/a de cabecera o por los servicios de urgencias de Atención Primaria.
  31. Una atención más accesible y cercana utilizando los medios de comunicación modernos. Abriremos opciones para mejorar la accesibilidad de pacientes a sus profesionales sanitarios de los Centros de Salud y Consultorios habilitando nuevos medios (teléfono y correo electrónico, entre otros) que sean sencillos, seguros y no intrusivos.
  32. Instrumentos para que los Médicos/as de Familia y Pediatras de los Equipos de Atención Primaria puedan resolver la inmensa mayoría de los problemas de salud de la población a su cargo, facilitando acceso a pruebas y a consultas con otros médicos/as, dotando las sustituciones y refuerzos necesarios, incluido apoyo administrativo y tecnológico, así como medidas para la desburocratización de las consultas. Hospitales en red para pacientes del siglo XXI. Nadie va al hospital por gusto. Pero cuando hay que ir, todo debe estar a punto y funcionar como un reloj, para salir pronto, curados o atendidos en su cronicidad, con la sensación de haber sido bien tratados, tanto en el aspecto clínico como en los demás detalles de un buen servicio. Queremos dar un gran impulso modernizador a nuestros hospitales: mejorando su mantenimiento; para que dispongan de la tecnología y el personal que precisan; en definitiva, para ofrecer una atención óptima a sus pacientes, sin esperas innecesarias o excesivas. Para ello, nos comprometemos a:
  33. Realizar un Plan General de Hospitales que incluya un programa de inversiones destinado a recapitalizar todos los hospitales del Servicio Madrileño de Salud a medio-largo plazo, más allá de la Legislatura 25 2019-2023. Este Plan incluirá, entre otros proyectos, remodelación y renovación con las tecnologías más punteras de tres grandes hospitales del Servicio Madrileño de Salud: 12 de Octubre, La Paz y Gregorio Marañón.
  34. Hacer que los hospitales extiendan su actividad programada por la tarde. Porque no es de recibo que la inversión pública más cara de la sociedad madrileña esté sin actividad o con un bajísimo rendimiento por la tarde, mientras tiene largas listas de espera y desvía actividad al sector privado.
  35. Dotar de más camas de media y larga estancia al Servicio Madrileño de Salud. Impulsaremos los cambios necesarios en la dotación de recursos, en la organización y en el funcionamiento del conjunto de los servicios para ofrecer una buena atención a las personas mayores, y a pacientes frágiles, con enfermedades crónicas y necesidades sanitarias complejas, priorizando la autonomía y la prevención de la dependencia. Nuestro compromiso incluye la apertura de hospitales de media y larga estancia en los antiguos edificios del Hospital Puerta de Hierro en Madrid-ciudad y de El Val en Alcalá de Henares y avanzar en la planificación de dispositivos asistenciales intermedios (unidades de media y larga estancia, centros de rehabilitación, hospitales de día, centros/unidades clínicas comunitarias, etc.) para responder a las necesidades que genera el envejecimiento de la población y el aumento progresivo de personas con necesidades asistenciales complejas.
  36. Urgencias hospitalarias que atiendan con urgencia. Adoptaremos el estándar internacional de atender en 4 horas como máximo al 90% de pacientes de las urgencias hospitalarias, poniendo los medios para ello, e informando de su cumplimiento.
  37. Un ‘médico de referencia’ para cada paciente en el hospital. Para una atención más personalizada, personas ingresadas en los hospitales madrileños tendrán asignado un ‘médico/a responsable’ que será su referente para mantenerlas informadas y coordinar su atención durante toda su estancia en el hospital.
  38. Auténtica libertad de elegir en la sanidad pública. Los socialistas estamos a favor de la libertad, también en la sanidad pública, incluida la libre elección de hospital de referencia dentro de la Comunidad de Madrid, con equiparación de condiciones para los hospitales de gestión directa que reciban pacientes de otras zonas. Especial atención a los servicios de salud mental. Uno de los criterios para juzgar el nivel de desarrollo humano de una sociedad es la calidad y el acceso a sus servicios de salud mental. Son servicios con un amplio rango de atención: desde pacientes jóvenes con enfermedades que a menudo quiebran su biografía y se cronifican -y a los que hay que acompañar y apoyar desde lo sanitario y lo social durante muchos años-, hasta pacientes menos graves pero muy frecuentes que sufren episodios aislados o de baja frecuencia, a quienes, en coordinación con la atención primaria, se les puede aliviar o curar, reduciendo así una gran cantidad de sufrimiento tanto a ellos como a sus familias. Para lograrlo: 26
  39. Daremos a los Servicios de Salud Mental la prioridad que estos tienen para pacientes y familias. La Salud Mental precisa y merece una verdadera reforma que potencie y coordine los dispositivos sanitarios y socio-sanitarios, asegurando su anclaje en el conjunto de la organización asistencial.
  40. Nos comprometemos a revisar y actualizar el Plan de Salud Mental en colaboración con los Servicios Sociales, con profesionales y asociaciones de familiares, y a estudiar un marco específico de organización y gestión del conjunto de los servicios de Salud Mental.
  41. Vamos a coordinar eficazmente los recursos de las redes de Salud Mental y de tratamiento de las adicciones con la red de Atención Social a personas con enfermedad mental con una visión integrada, de continuidad y equidad de la atención y de planificación territorial, de forma equitativa en toda la Comunidad de Madrid.
  42. Estableceremos en 30 días el tiempo máximo de demora para consulta de Salud Mental no urgente en el sistema público y a realizar el seguimiento de las demoras en citas para Salud Mental, publicando mensualmente la lista de espera para los distintos tipos de servicios, desagregando pacientes infanto-juveniles y adultos, al igual que se hace para las intervenciones quirúrgicas.
  43. Desarrollaremos los recursos necesarios para la intervención precoz, incluidos Centros de Día y la adopción de medidas preventivas coordinadas con los servicios de Salud Escolar, ante los problemas de salud mental infanto-juveniles.
  44. Impulsaremos redes de apoyo a las familias de las personas con trastorno mental, con actividades de formación, ayuda y soporte organizativo. Atención bucodental. El Programa de Atención Dental Infantil. Los escándalos de iDental y antes de FanyDent que han afectado a centenares de miles de personas, casi todas ellas en situación de necesidad médica y con bajo nivel de recursos, han de suponer un aldabonazo para abordar con rigor la situación de abandono de la salud bucodental en la Comunidad de Madrid. En el Programa Electoral de 2015 los socialistas incluimos el compromiso de desarrollar un sistema de asistencia dental de calidad para asegurar a todos los niños y niñas una atención periódica durante todo el periodo de erupción y maduración de su dentición permanente. También incluía atender a grupos con necesidades especiales -médicas y económicas-, a los que una sociedad decente no puede dejar olvidados. Pues bien, el 13 de diciembre de 2018, a iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista el Pleno de la Asamblea de Madrid aprobó la Ley 7/2018, de atención a la salud bucodental y de creación del Programa de Atención Dental Infantil-Comunidad de Madrid. 27 Nuestro compromiso es cumplirla en su plenitud. Ello implica poner en marcha por primera vez en la Comunidad de Madrid un Plan de Salud Bucodental el cual incluirá:
  45. Un Programa de Atención Dental Infantil (PADI) para Madrid, que garantizará a todos los menores madrileños entre los 7 y los 16 años atención dental completa y un dentista de cabecera, como responsable de su salud bucodental. Esta medida, además de mejorar la salud, reducirá las desigualdades sociales en salud bucodental, que refleja como ninguna otra patología las desigualdades socioeconómicas. Con el PADI los niños y niñas tendrán: a. Una revisión anual obligatoria. b. Los diagnósticos, medidas preventivas y tratamientos que se estimen necesarios. c. Asistencia dental cuantas veces lo necesiten para atención de cualquier urgencia dental. d. Tratamientos especiales a causa de malformaciones o de patologías en la dentición temporal que tengan repercusión en la dentición permanente, sin incluir tratamientos de ortodoncia.
  46. Garantía de servicios de atención dental a un nivel adecuado a los grupos de población con necesidades médicas o sociales especiales, como son las personas con discapacidad intelectual, ciertas enfermedades raras, los pacientes con anorexia y bulimia, embarazadas y madres lactantes, y los ancianos edéntulos sin recursos.
  47. Regularización y monitorización eficaces de las instalaciones y las actividades relacionadas con la salud bucodental en la Comunidad de Madrid, para garantizar la seguridad, la calidad, y una respuesta satisfactoria a las quejas y reclamaciones y, en general, los derechos de pacientes y ciudadanos en relación con los servicios dentales.
  48. La creación de la Unidad de Salud Dental Comunitaria en el SERMAS que vele por la salud bucodental de los madrileños y madrileñas, y por la calidad de los servicios, sean públicos o privados. Coordinación con los servicios sociales para atender bien a nuestros mayores y a cuantos lo necesitan. La sanidad, la atención a la dependencia y los servicios sociales precisan una estrecha coordinación a todos los niveles y especialmente en la base. Pacientes crónicos, personas con demencia, bastantes pacientes mentales, ancianos frágiles y convalecientes, entre otros, necesitan con frecuencia servicios sociales de proximidad.
  49. Para una atención integral y coordinada, crearemos un marco asistencial que impulse la cooperación entre la Enfermería FamiliarComunitaria y los Servicios Sociales, el cual hará posible la responsabilidad compartida y el apoyo a los cuidadores, incentivará las buenas prácticas profesionales y una atención de calidad orientada a las necesidades del paciente, de personas cuidadoras y de la familia. Para ello, impulsaremos también la evaluación de los 28 servicios, la participación comunitaria, la investigación y la formación continua del personal en este ámbito.
  50. En los primeros seis meses de gobierno presentaremos el documento que servirá de base para desarrollar la colaboración y coordinación entre la sanidad, especialmente la Enfermería Familiar-Comunitaria, y los Servicios Sociales de base, así como para reconocer y apoyar el papel de las personas cuidadoras.
  51. El Servicio Madrileño de Salud extenderá eficazmente sus servicios de Atención Primaria a las Residencias de Mayores de la Comunidad, tanto en atención médico-farmacéutica como en servicios de enfermería para ofrecer una buena atención a los residentes.

Un gran impulso a la investigación sanitaria. La medicina y los servicios sanitarios modernos son el resultado de avances e innovaciones terapéuticas, tecnológicas, diagnósticas, de las tecnologías de la información, etc.

Para cumplir su misión el Servicio Madrileño de Salud ha de ser capaz no solo de incorporar con racionalidad las innovaciones que llegan de fuera, sino también de innovar internamente en todos los ámbitos: servicios a los pacientes, formación y política de personal, participación y asesoramiento científico-profesional, gestión energética y medioambiental, compras y logística, investigación y utilización de datos, entre otros muchos campos.

La investigación es esencial para hacer bien las cosas en sanidad porque es fundamental para los avances de la medicina, y porque hace posible la buena práctica clínica, ayuda a tomar las medidas más efectivas de protección y promoción de la salud, y a dar eficiencia y calidad a los servicios sanitarios.

En las organizaciones sanitarias la formación continuada es un componente central de una buena política de personal por su contribución a la calidad en sus tres componentes: profesional-clínica, organizativa y de servicio. Además, la sanidad madrileña tiene una gran responsabilidad en la formación reglada, académica y profesional, de todas las profesiones sanitarias en todas sus etapas, tanto de pregrado como de especialización.

Desgraciadamente, en la sanidad madrileña la investigación, la formación y la innovación han sido temas abandonados en estos años de Gobierno del PP. Nos proponemos darles la prioridad que se necesita, aprendiendo de otras Comunidades Autónomas y de las Regiones Europeas pioneras. Para ello:

  1. Elaboraremos un Plan de Investigación Sanitaria que promueva la investigación bio-médica, de salud pública y servicios sanitarios en Madrid, no solo con nuevos instrumentos organizativos de gestión de la investigación, sino con una política científico-médica capaz de crear sinergias y encontrar oportunidades de desarrollo e innovación, coordinadas e integradas con los centros científicos nacionales, y con otras Comunidades, especialmente las más próximas.
  2. Pondremos en marcha un Plan de Formación en el Servicio Madrileño de Salud que contemple tanto la formación de entrada-acogida del personal nuevo, como la formación continuada, creando en todos los centros una Comisión de Formación con autonomía para organizar en un Plan Anual la formación de su personal en función de sus necesidades.
  3. Fortaleceremos la Formación Sanitaria Especializada (MIR, EIR, PIR, etc.) añadiendo valor a realizar la especialidad en la sanidad de la Comunidad de Madrid, creando una estructura para mejorar su organización y su calidad, entre otras medidas, incrementando la oferta de formación complementaria y ofreciendo alternativas de subespecialización post-residencia.
  4. Desarrollaremos una estructura formal y estable de asesoramiento científico-profesional a la Consejería de Sanidad, tanto a nivel de las especialidades de las distintas profesiones sanitarias como por temas de gran interés sanitario.
  5. Consolidaremos y potenciaremos la Biblioteca Virtual del Servicio Madrileño de Salud como nodo central de la red de las bibliotecas médicas de la Comunidad de Madrid que centralice las suscripciones, coordine las actividades para promover y facilitar el acceso a la información científico-médica de todos los profesionales sanitarios.
  6. Crearemos Registros Regionales de implantes y de ciertas enfermedades (Parkinson, Esclerosis Múltiple, ELA, entre otras), para mejorar la calidad y seguridad de la atención, posibilitando la investigación clínica y la evaluación.
  7. Valoraremos la restauración de la Agencia Laín Entralgo como organismo coordinador y gestor del conocimiento en la sanidad madrileña. Contribuir desde Madrid a reforzar el Sistema Nacional de Salud español y sus valores. Madrid está en el centro, pero no es una isla. Los madrileños somos de toda España y somos solidarios con la sanidad del resto de los españoles. Además, cooperar refuerza la competencia y la experiencia de nuestros servicios de alta especialización, de lo que nos beneficiamos todos, pero muy en especial los pacientes de Madrid. Por ello, colaboraremos activamente con los distintos Servicios Autonómicos de Salud para fortalecer la coordinación y colaboración dentro del Sistema Nacional de Salud.
  8. Defenderemos la libertad de movimiento de pacientes en todo el SNS. La sanidad pública de Madrid es parte del Sistema Nacional de Salud, por ello queremos que la ciudadanía madrileña reciba atención sanitaria en igualdad de condiciones cuando se desplace a otra comunidad.
  9. Haremos posible que los pacientes de otras Comunidades Autónomas puedan venir libremente a nuestros hospitales y que los madrileños que lo deseen o necesiten puedan ser atendidos fuera de la Comunidad. Por ello, propugnamos la libertad de movimiento de los pacientes en todo el SNS, contando con un sistema adecuado de compensación entre Comunidades Autónomas por los gastos originados.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz