Comparte esta noticia

Airef cambia su propuesta de CIPM y ajusta el impacto del copago pero no toca sus subastas ni el SPR por ATC-4

CARLOS ARGANDA  |    06.06.2019 - 21:00

Este jueves ha visto la luz, de forma oficial, el informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) sobre el gasto en medicamentos a través de receta, conocido como Spending Review I (acceda al documento completo).

Tras un análisis realizado por Diariofarma, entre la versión oficial publicada y la versión a la que tuvo acceso en exclusiva este periódico hace unas semanas, documento que había sido creado a finales de abril, cabe señalar que hay una serie de diferencias significativas en dos ámbitos de recomendación: la composición de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM) y los cálculos que realiza sobre el impacto por el copago. El resto de medidas, y en especial las más lesivas para el sector como las subastas o el sistema de precios de referencia por equivalentes terapéuticos, se mantienen sin modificaciones en el informe definitivo.

De los cambios observados, el más llamativo es el referido al impacto esperado por el cambio a un sistema de copago por renta. Si en el documento al que tuvo acceso Diariofarma se estimaban unos ahorros que oscilarían entre 136,9 y 64,4 millones de euros. Ahora, según el informe final, un cambio de copago hacia un sistema por renta, lejos de ahorrar al sistema podría llegar a suponer un coste para el SNS de 1.100 millones, o un ahorro de 127.

La diferencia es tan enorme que no es posible de explicar sin que la intervención política justifique realizar una serie de simulaciones entre las que se encuentra la estimación de un sistema de copago lineal del 10% para todos los tramos de renta inferiores a los 100.000 millones de euros, cuando en la actualidad se alcanza hasta el 50% de aportación. En realidad, la Airef ha realizado cálculos en base a escenarios ficticios que reducían los porcentajes de copago actuales en todos los tramos, lo que no tiene ningún sentido, pero lógicamente suponía un impacto sobre las cuentas del sector público.

Cambios en la CIPM

El otro gran cambio con respecto al documento borrador al que tuvo acceso Diariofarma se refiere a la composición de la CIPM. Si en el documento de hace un mes la Airef consideraba adecuado ofrecer el 100% de los votos a las comunidades autónomas, ahora mantiene un 33% en manos de la Administración General del Estado. En el primer documento se indicaba que “la Administración Central, MSCBS y MINHAP, deberían presidir la Comisión, con voz pero sin voto. Su función sería ejercer el arbitraje, facilitar los acuerdos y garantizar la equidad”. Ahora, en el documento publicado este jueves indica que “la Administración Central, MSCBS y MINHAP, deberían presidir la Comisión con, únicamente, un tercio de los votos. Su función como presidente sería ejercer el arbitraje, facilitar los acuerdos y garantizar la equidad”, mostrando un claro cambio de intención en la propuesta.


El resto de propuesta de cambios en el reparto de votos entre las comunidades autónomas o la creación de una Autoridad Independiente que hciera las veces de secretaría técnica de la CIPM se mantienen.

Acceda a los análisis realizados por Diariofarma acerca de distintos aspectos del Spending Review

Subastas, precios de referencia por grupos terapéuticos, cambios en la CIPM y las otras 15 medidas de Airef

Más allá, el documento oficinal contiene algunos otros cambios menores en las cifras de impacto de algunas de las propuestas, como es el incremento de ahorros estimados por la aplicación del sistema de precios de referencia por ATC-4 desde los 236 millones en 2022 a 270 o un incremento de ahorro por las subastas el segundo año de aplicación pasando de 197 a 225 millones de euros.

Elementos de mejora

En su análisis, la Airef ha detectado varios elementos de mejora. En relación con la gobernanza, la institución considera que la representación de las comunidades autónomas en la determinación de qué medicamentos se financian y a qué precio no es acorde al impacto que estas decisiones tienen en sus presupuestos, puesto que cargan con este gasto en sus cuentas.

En cuanto a las cuestiones procedimentales, la Airef constata una falta de sistemática para establecer el precio que el Sistema Nacional de Salud paga por los medicamentos. Además, considera que la evaluación coste-beneficio no se valora a la hora de determinar los precios y que la carencia de recursos humanos y tecnológicos necesarios para apoyar estas decisiones hace que el sistema se centre en la entrada y dedique menos esfuerzo a la revaluación de los medicamentos en cartera.

Por otro lado, la institución cree que los esquemas de reembolso diferentes permitirían conseguir niveles de gasto público en medicamentos menores, al superar algunos de los inconvenientes derivados de que nuestro país sea comúnmente incluido en las cestas que sirven de referencia internacional para la fijación de los precios de financiación pública de los medicamentos.

Desde el punto de vista de la eficiencia, la Airef considera que el sistema de precios de referencia no ofrece una visión global del precio de los tratamientos y terapias financiadas, ya que solo considera la equivalencia en términos de principio activo y no de indicación terapéutica. Además, detecta una falta de contraste en las prescripciones realizadas y gran hetereogeneidad entre las CCAA en sus pautas de prescripción.

Además, la Airef cree que la superposición de las actividades de evaluación de medicamentos en las CCAA no favorece resultados óptimos desde el punto de vista de la eficiencia: la dispersión de criterios dificulta la labor de los prescriptores y no favorece la racionalidad en el uso de los medicamentos.


Accede al documento Spending Review sobre medicamento de receta completo


banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz